Viajar por el sur de Badajoz

«Las ciudades tienen su propia historia. Pero tienen también su historia ajena, pequeña y personal, una y múltiple, la historia que escriben los que la llevan en un rincón de la memoria.»

La voz dormida. Dulce Chacón

Sur de Badajoz, mosaico de paisajes

El sur de la provincia de Badajoz es un puzzle con piezas de lo más variopintas.

Un teatro romano, túneles por las entrañas de la tierra, una joya con forma de ermita, calles en blanco andaluz.

Campos rayados de olivos y vides, llanuras cerealistas, el verde en Sierra Morena, dormideros de grullas.

Jamón ibérico, aceite de oliva, queso, dulces y vino.

Historias de árabes, romanos y caballeros templarios. Y las huellas de grandes pintores, escritoras y escritores.

Todo y más, al sur de Badajoz.

Campiña Sur de Badajoz

Qué ver en la Campiña Sur de Badajoz

Jerez de los Caballeros y Zafra

El viaje por el sur de Badajoz tenía como destino la comarca de Llerena, también denominada Campiña Sur. Además, incluimos otros dos municipios que no podían quedar fuera de nuestra ruta: Jerez de los Caballeros y Zafra.

La comarca de Llerena se sitúa al sudeste de la provincia, limitando con las provincias  de Sevilla y Córdoba.

Tenía muchas ganas de conocer esta comarca. Los motivos eran varios. El principal, por ser la cuna de mis antepasados; mi bisabuela y abuela nacieron en Reina y mi bisabuelo en Fuente del Arco.

Otros propósitos eran visitar:

  • El Monumento Natural Mina la Jayona.
  • La ermita de la Virgen de Ara
  • El teatro romano de Regina

Ruta en coche por el sur de Badajoz

El recorrido fue el siguiente:

  1. Jerez de los Caballeros
  2. Zafra
  3. Llerena
  4. Reina
  5. Casas de Reina
  6. Fuente del Arco

1. JEREZ DE LOS CABALLEROS

También llamada Ciudad de las Torres, por la atractiva imagen de los campanarios descollando sobre el casco histórico.

Su fascinante historia queda latente entre sus blancas y luminosas calles.

Así, la huella del periodo de dominación árabe está presente en el alcázar. Obra ampliada y continuada por la Orden del Temple, que se instala en la Villa de Xerez tras la conquista cristiana por Alfonso IX.

Dentro del alcázar, la Torre Sangrienta traslada al trágico final de los últimos caballeros templarios.

Bellas construcciones delatan el crecimiento y esplendor que tuvo la ciudad con la llegada de los Caballeros de la Orden de Santiago. Hasta el nombre dejaron grabado para siempre, pues de Villa de Xerez pasó a denominarse Jerez de los Caballeros.

Continuamos el recorrido por la historia y llegamos al descubrimiento y colonización de América, con la visita a la casa-museo de Vasco Núñez de Balboa.

Desde el año 1966, Jerez de los Caballeros ostenta el título de Conjunto Histórico Artístico por su rico patrimonio histórico-artístico.

Torres de Jerez de los Caballeros

Calles blancas de Jerez de los CabellerosQué ver en Jerez de los Caballeros

Qué ver en Jerez de los Caballeros

Nada más llegar, lo primero que hicimos fue acercarnos a la Oficina de Turismo.

Aunque ya contaba con suficiente información de la zona, no podíamos dejar pasar la oportunidad de visitar el antiguo convento donde se ubica la Oficina y ver su bonito claustro en blanco y albero.

Junto al convento, hay un mirador con muy buenas vistas.

Oficina de turismo de Jerez de los Caballeros
Patio central del convento
Vistas de Jerez de los Caballeros
Mirador

 La Alcazaba

Fueron los musulmanes los que pusieron la primera piedra en esta fortaleza.

Es reconstruida en el siglo XIII, por la Orden del Temple, propietaria de la Villa. Posteriormente modificada por los Caballeros de la Orden de Santiago.

La torre del homenaje fue bautizada como Torre Sangrienta. Pues fue aquí donde se refugiaron los últimos caballeros templarios y donde fueron ejecutados.

La Orden del Temple fue disuelta por el Papa Clemente V en el año 1312, presionado por el rey de Francia, Felipe IV. Los templarios fueron acusados de herejía y malas prácticas, en una campaña de desprestigio organizada por el rey francés, con el fin de hacerse con las posesiones acumuladas por estos.

Otras torres del conjunto son la torre de Armas, la torre de la Casilla del Carbón y la torre de la Veleta.

La Alcazaba es un excelente mirador con vistas a la campiña.

Qué ver en Jerez de los Caballeros
Torre sangrienta
Qué ver en Jerez de los Caballeros
Vistas desde la alcazaba

Murallas y puertas

La villa estuvo protegida por una muralla con forma de almendra y de 1.500 m. de perímetro.

Contó con seis puertas, de las que se conservan cuatro. Destacando, por su buen estado, las puertas de la Villa y de Burgos.

Murallas de Jerez de los Caballeros
Murallas

Iglesia de San Bartolomé

Su torre nos llamó la atención desde que pusimos el pie en Jerez de los Caballeros. Nos preguntábamos si estaría abierta y si podríamos subir. Pues si, entramos y subimos.

La iglesia de San Bartolomé es una construcción de mediados del S. XV, ampliada en los siglos XVI y XVII. Por lo tanto, su estilo se mueve entre el gótico y barroco.

El interior guarda interesantes obras como el retablo Mayor, el órgano y la pila bautismal donde fue bautizado Núñez de Balboa.

La magnífica torre fue construida a mediados del s. XVIII. Está decorada con barro vidriado y yeso, al igual que la portada principal.

Se asciende al campanario por una rampa interior. Hay ventanas orientadas a los cuatro puntos cardinales, lo que permite una excelente panorámica de la ciudad. Tal como nos habían asegurado ¡Todas las torres de Jerez de los Caballeros se ven desde San Bartolomé!

Iglesia de San Bartolomé en Jeréz de los Caballeros
Torre y fachada principal

Fachada principal de la iglesia de San Bartolomé en Jerez de los Caballeros

Qué ver en Jerez de los Caballeros
Vistas desde la torre campanario

Vistas desde la torre de Jerez de los Caballeros

Otras iglesias, conventos y ermitas

La iglesia de Santa Catalina, construida a finales del s. XV y ampliada siglos después. La de San Miguel (S. XV-XVII), en el centro de la casco urbano; la iglesia de María de la Encarnación (S.XV); la ermita de los Santos Mártires (S.XV), el convento de Ntra. Sra. de Gracia

Son otras de las muchas construcciones religiosas que se alzan en Jerez de los Caballeros y que dan una idea de la relevancia que tuvo la villa entre los siglos XV y XVI.

Iglesias de Jerez de los Caballeros
Iglesia de Santa María de la Encarnación
Iglesia de San Miguel en Jerez de los Caballeros
Iglesia de San Miguel y puerta de la alcazaba
Torres de Jerez de los Caballeros
Iglesia de Santa Catalina

Casa-Museo Vasco Núñez de Balboa

La casa natal del jerezano Vasco Núñez de Balboa, descubridor del océano Pacífico, alberga una exposición muy amena para conocer vida, aventuras y desventuras del conquistador. 

Además, cumple funciones de centro de interpretación, por lo que es una visita imprescindible para tomar amplia información de la ciudad.

Casa-museo de Nuñez de Balboa en Jerez de los Caballeros
Casa-museo Núñez de Balboa

2. ZAFRA

Nos habían dicho que Zafra «no tiene mucho que ver». Menos mal que no hicimos caso y allí fuimos.

La llamada «Sevilla Chica» es un pintoresco conjunto de casas encaladas, calles luminosas y rincones de aire andaluz.

En un primer contacto, intuyes un pasado esplendoroso. Algo que confirmas según vas recopilando información.

Hasta llegar a la conclusión de que Zafra debe su carácter y fisonomía a dos factores: la actividad mercantil y el desarrollo favorecido por la Casa de Feria.

Según nos contaron, uno de los pilares económicos más fuertes de Zafra es el comercio. Actividad que se viene desarrollando desde hace siglos, siendo una de las primeras ciudades europeas que celebró una feria internacional de ganado.

La Feria Internacional Ganadera de Zafra aparece a mediados del siglo XV y se lleva celebrando desde entonces.

Es también en el S. XV, cuando los Suarez de Figueroa adquieren el título de Condes de Feria. Son los promotores de obras como el alcázar (posteriormente palacio de los Duques de Feria) y el monasterio de las clarisas de Santa María del Valle, donde se ubicará el panteón familiar.

La casa de Feria continúo durante siglos con el desarrollo urbanístico. Esto favoreció tanto al aspecto monumental de la villa como el ascenso del linaje a la titularidad ducal.

Arcadas entre la plaza Chica y la plaza Grande

Qué ver en Zafra

Plaza Chica y Plaza Grande

En el siglo XVI, cuando la plaza principal queda pequeña para los mercados que en ella se celebran, surge la necesidad de levantar otra de mayor tamaño.

El lugar elegido será el solar adyacente a la plaza principal. Para su construcción, es necesario derribar la iglesia y trasladar el cementerio.

A partir de este momento, Zafra contará con dos plazas separadas por una arcada: la Chica y la Grande.

La plaza Grande queda configurada como un recinto rectangular, subdividido en dos espacios y parcialmente porticada.

Se comunica con la plaza Chica por uno de los soportales.

Plaza Chica es coqueta, cuadrada, con edificios blancos y soportales de ladrillo visto. Curiosa la decoración de algunos de los capiteles.

Plaza Grande de Zafra
Plaza Grande
Plaza Chica de Zafra
Plaza Chica

Edificios con arcos en la plaza Chica de Zafra

 Palacio Duques de Feria

La construcción original fue un alcázar edificado en el siglo XV por orden del I Señor de Feria. Su idea era disponer de una residencia que a su vez reforzara los elementos defensivos de la villa.

Cuando los Feria alcanzan el rango ducal y la grandeza de España convierten el alcázar en palacio.

Siglos después, el edificio se verá afectado por el abandono y por los diferentes usos: cárcel, hospital, escuela…. Hasta que en el siglo XX, es reformado para adaptarlo a Parador de Turismo.

Las únicas salas que se pueden visitar son el patio central y las destinadas a cafetería y restaurante.

Palacio de Zafra
Palacio Duques de Feria

Convento de Santa Clara

El Monasterio de Santa María del Valle, popularmente llamada Convento de Santa Clara, es un sobrecogedor edificio religioso, que impone por conservar casi intacta su estructura original con seis siglos de antigüedad.

Fue mandado erigir por el primer Señor de Feria a principios del S. XV. Estaba destinado a panteón familiar.

Actualmente, acoge el Museo de Arte Sacro. Tan interesante es la exposición como el edificio. A destacar el relicario guardado en la iglesia.

 Iglesia de la Candelaria

La austeridad exterior de este templo no hace presagiar los tesoros que guarda; el Retablo Mayor (s.XVII), el retablo de Zurbarán y la capilla de la Virgen de Valvanera.

Nos preguntábamos cómo había llegado la patrona de la sierra de la Demanda (La Rioja) hasta aquí.

La respuesta estaba en los comerciantes que se instalaron en Zafra atraídos por el florecimiento mercantil de la ciudad. Entre ellos, había un grupo de riojanos que para sobrellevar la añoranza de su tierra y tradiciones dedicaron una capilla a su patrona.

Iglesia de la Candelaria en Zafra

Calle Ancha

Desde la iglesia de la Candelaria tomamos la calle Conde de la Corte hasta llegar a la calle Ancha. Por donde fuimos admirando palacetes y edificios singulares junto a citas literarias.

Destaca la Casa Azul, en cuya fachada se expone una reseña del libro «Cielos de Barro» de Dulce Chacón:

«¿ha visto usted la Casa Azul, una de la Calle Ancha que tiene todo el frente de baldosines? Una casa la mar de bonita […]»

Frente a esta vivienda se alza el Ayuntamiento de Zafra, un antiguo palacio que cuenta con claustro de columnas de mármol.

Calles blancas de Zafra
Calle Conde de la Corte
Casa azul de Zafra
Casa Azul
Ruta literaria por Zafra y cartel de Dulce Chacón
«Cielos de Barro» Dulce Chacón

Palacetes de la calle Ancha de ZafraPalacetes de la calle Ancha de Zafra

Puerta de Jerez y puerta de Badajoz

La muralla de Zafra tuvo 8 puertas. Actualmente, se conservan dos: puerta de Jerez y puerta de Badajoz.

La puerta de Jerez se abre a una de las calles más entrañables y fotogénicas de Zafra. Una calle empedrada, de blancas fachadas y floridos balcones. Con la torre de la Iglesia de la Candelaria de fondo.

Puerta de Jerez de Zafra
Puerta de Jerez

Calle con flores en la Puerta de Jerez de Zafra

3. LLERENA

Llerena, lugar nobilísimo, cabeza de la provincia de León en Extremadura, situada en las raíces de Sierra Morena, feliz de sitio, fértil de suelo, sano de cielo, soberbia de casas, agradable de calles, abundante de hermosas, llena de caballeros y letrados y de tan raros ingenios, que apenas necio podrá hallarse uno.”

Libro de Cetrería. Luis Zapata de Chaves

Aprovechamos para conocer Llerena con una visita guiada y teatralizada. No pudo ser mejor opción para descubrir la historia, monumentos, tradiciones, curiosidades, leyendas… de forma amena y divertida.

La visita comenzó con una pequeña reseña de su historia, importante para comprender el carácter y fisonomía de este municipio que llevo el sobrenombre de «la Atenas de Extremadura«.

Llerena fue un destacado centro político, administrativo y religioso desde el siglo XV, el más importante de todo el territorio. Durante los siglos XVI y XVII se convierte también en un centro artístico donde se establecieron importantes artistas de la escuela andaluza, como Francisco de Zurbarán.

Dos nombres estuvieron muy presentes a lo largo de la visita:

  • Los Maestres de la Orden de Santiago, a los que se debe el crecimiento y florecimiento de la villa.
  • El licenciado Luis Zapata (miembro del Consejo de los Reyes Católicos) quien establece en Llerena el mercado semanal y el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición.

Iglesia Mayor de Ntra, Señora de Granada en Llerena

Qué ver en Llerena

Plaza Mayor

Esta singular plaza fue mercado, coso taurino, y espacio donde se celebran las ejecuciones de la Santa Inquisición.

Queda cerrada por cuatro frentes, dos de ellos porticados en estilo mudéjar.

El orientado al norte tiene el nombre de la Casineta. Se alza sobre doce arcos de medio punto enmarcados por un alfiz. Antiguamente, en sus bajos se ubicaban los comercios y la cárcel.

Al este se halla el edificio del Ayuntamiento y el portal de los Morales, formado por nueve arcadas. Decora el espacio una fuente diseñada por Francisco de Zurbarán.

Pero la zona más llamativa es la de la iglesia Mayor de Nuestra Señora de Granada, cuya fachada blanca se compone de dos plantas de terrazas corridas.

Plaza Mayor de LlerenaPlaza de Llerena

Fuente de Francisco de Zurbarán en Llerena

Iglesia Mayor de Nuestra Señora de Granada

Su construcción abarca desde principios del siglo XIV hasta el siglo XVIII.

Destacan la fachada orientada a la plaza, con una portada en estilo barroco enmarcada por dos grandes columnas, así como la torre en estilo gótico mudéjar, que recuerda la Giralda.

El interior se distribuye en tres naves de altura muy similar y separadas por gruesas columnas de cantería.

Entre las diversas joyas decorativas que guarda, merece mención el Cristo Crucificado de Zurbarán.

Iglesia Mayor de Nuestra Señora de Granada en Llerena

Torre de la iglesia de Nuestra Señora de Granada en Llerena

Cristo crucificado de Zurbarán
Cristo crucificado de Zurbarán

Convento de Santa Clara

Llerena contó con ocho conventos. El único que conserva tanto su estructura como su función es el de Santa Clara.

Conserva su hermoso claustro porticado, la iglesia con pinturas al fresco del siglo XVI y la escultura de San Jerónimo Penitente, obra de Martínez Montañés.

Además, en este convento podemos adquirir los dulces elaborados por las monjas.

Iglesia de Santiago Apóstol

Se inicia su construcción en el siglo XV, por orden de Alonso de Cárdenas (último Gran Maestre de la Orden de Santiago) que deseaba ser enterrado en su interior.

Pero muere antes de finalizar las obras. Son continuadas por su yerno, quien modifica el proyecto original.

En su interior, la capilla Mayor se cubre de una bonita bóveda estrellada. Del exterior pudimos apreciar la flamante decoración de una de sus tres portadas.

Iglesia de Santiago Apóstol en LlerenaCruz de Santiago en la iglesia de Santiago Apóstol de Llerena

Hospital de San Juan de Dios

Me fascinan los antiguos edificios que ya no cumplen su función de origen pero se les da una nueva vida.

Es el caso del hospital San Juan de Dios en cuya iglesia se ha instalado la biblioteca pública de Llerena. Admirable.

El Hospital fue fundado en el siglo XVII por la Orden de San Juan de Dios. El objetivo era atender a las familias más necesitadas. Llegó a ser el más preciado de la comarca.

Conserva de su origen el claustro, el refectorio y la portada barroca.

Biblioteca municipal en el Hospital de San Juan de Dios en Llerena

Fachada del hospital de San Juan de Dios en Llerena

Murallas

Se construyeron en el siglo XIV y se conservan algunos de sus lienzos, unas torres y dos de sus puertas: la de Montemolín y la de Villagarcía.

Palacio de Doña Mariana

Encantadora construcción del siglo XIX en estilo romántico. Hoy alberga la Hospedería de Llerena, con hotel, restaurante y cafetería.

Se puede visitar el patio central a dos alturas con columnas y arcos de hierro. En la cafetería se exponen algunos de los planos de su construcción.

Pidiendo permiso en recepción, es posible acceder al ático y admirar las estupendas vistas a la plaza Mayor.

Palacio de Doña Mariana en Llerena
Patio central del palacio de Doña Mariana

Palacio de los Zapata

Construcción del siglo XVI por orden del licenciado Luis Zapata.

De residencia pasó a ser la sede del Tribunal de la Santa Inquisición. Actualmente alberga los Juzgados de Primera Instancia de la comarca.

Por lo visto cuenta con uno de los patios mudéjares más bellos de Extremadura, pero no fue posible admirarlo.

Si pudimos apreciar el artístico pórtico de entrada en estilo renacentista, compuesto de doble arcada de medio punto sobre columnas entorchadas.

También la portada principal del palacio con una rica decoración en estilo gótico y renacentista.

Arcos del palacio de los Zapata en Llerena
Doble arcada
Fachada del palacio de los Zapata en Llerena
Entrada principal

 Museo Histórico de Llerena

Se ubica en el antiguo Palacio Episcopal (siglo XV) del que destaca su claustro en estilo mudéjar y la portada adintelada.

Interesante para conocer historia y artesanía de la comarca.

Complejo Cultural La Merced

La visita guiada nos llevó hasta la Casa de la Cultura de Llerena.

Ocupa dos bellos edificios históricos: el antiguo edificio de recaudación de impuestos de la Mesa Maestral (s. XVI) y la iglesia del colegio de los Jesuitas (S.VII).

Complejo cultural La Merced en Llerena
Patio central del antiguo edificio de recaudación de impuestos

Embalse de Arroyo Conejo

Dejamos a un lado el patrimonio artístico-monumental y nos fuimos a disfrutar del patrimonio natural.

El lugar elegido fue el embalse Arroyo Conejo, dentro del término municipal de Llerena.

Nuestra intención era avistar aves, comer de picnic y visitar el Centro de Interpretación.

Las dos primeras expectativas se cumplieron. Pero la visita al Centro de Interpretación no fue posible, a pesar de estar previamente reservada. Será en otra ocasión.

Si tuvimos una fantástica comida, con sobremesa animada por rapaces, grullas, ánades, colirrojos…

***Para visitar el Centro de Interpretación es necesario contactar con Juanmi.  Tfno.: 664-24-15-19

Embalse Arroyo Conejo en Badajoz

Grullas en el embalse de Arroyo Conejo
Grullas llegando al dormidero
Colirrojo
Colirrojo
Centro de Interpretación del embalse Arroyo Conejo
Embalse y Centro de Interpretación


Panel informativo de aves en el embalse de Arroyo Conejo

Grullas en el embalse de Arroyo Conejo
Grullas
Puesta de sol en el embalse de Arroyo Conejo
Puesta de sol

4. REINA

Reina es un pequeño pueblo con varios atractivos:

  • Lo primero que llama la atención es su singular disposición; una calle principal vertebra la localidad que se extiende encajada por un estrecho y alargado valle. Se intuye que este planteamiento urbanístico vino de la necesidad de proteger la población en tiempos de conquistas y reconquistas.
  • Su ubicación, entre la llanura de la Campiña y los montes de Sierra Morena.
  • La alcazaba. Donde admirar los restos de una antigua fortaleza y el sugestivo paisaje que le rodea. Un excelente mirador de 360º con vistas de Reina encajada en el valle, las tierras llanas de la Campiña, la ciudad romana de Regina, los pueblos de Llerena, Berlanga, Casas de Reina… e incluso los picos de Sierra Morena.

Alcazaba de Reina

Antigua fortaleza de origen árabe.

No hay datos sobre la fecha de su construcción, aunque todo parece indicar que fue levantada tras la invasión musulmana, ante la necesidad de proteger la población conquistada.

Fue construida con adobe, arena y cal, además de sillares provenientes de la ciudad romana de Regina.

Contaba con 14 torres, dependencias militares, viviendas y varios aljibes.

En el s. XIII, el rey Fernando III de Castilla cedió la villa y la alcazaba a la Orden de Santiago.

Se abandonó entre los siglos XVII y XVIII.

Declarado Monumento Histórico-Artístico el 3 de junio de 1931.

Ermita de Nuestra Señora de las Nieves

Dentro de la alcazaba se alza la ermita dedicada a Nuestra Señora de las Nieves, patrona de Reina.

Su construcción data del siglo XV, aunque su origen pudiera remontarse a épocas anteriores.

El pueblo de Reina desde la alcazaba
Reina desde la Alcazaba
Ermita de Nuestra Señora de las Nieves en Reina
Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y restos de la alcazaba
Estribaciones de Sierra Morena en Badajoz
Vistas desde la alcazaba
Alcazaba de Reina
Alcazaba de Reina
Restos de la Alcazaba de Reina
Vistas desde la alcazaba

5. CASAS DE REINA

Este pequeño municipio cuenta con un gran monumento: el yacimiento de la antigua ciudad romana de Regina. Donde pudimos conocer un poco más de las urbes romanas: entramado, sistema de alcantarillado, disposición de las calles, edificios religiosos. Y admirar su estupendo teatro.

De la fundación de Regina no se tienen datos suficientes. Pero todo indica la existencia de un asentamiento romano ya en el siglo I d. C.

Fue elegido este enclave por encontrarse cerca la calzada que unía Augusta Emérita con Híspalis. También por las grandes extensiones de terreno adecuadas para la agricultura y ganadería, los bosques, el agua y las minas.

En Regina pudimos ver los restos del foro, el templo, el mercado, calles empedradas y cloacas…

Y por supuesto, la construcción mejor conservada del yacimiento: el impresionante teatro, con capacidad para 800 personas.

Nos fascinó. Tanto por los elementos arquitectónicos: cavea, orchestra, escenario… como por el entorno, un paisaje de llanuras que verdeaban en esta época.

Yacimiento romano de ReginaYacimiento romano de ReginaTeatro romano de ReginaCarteles del yacimiento romano de ReginaYacimiento romano de Regina

6. FUENTE DEL ARCO

De sorpresa en sorpresa.

Fuente del Arco, el pueblo donde nació mi bisabuelo, nos deparaba dos maravillas: la ermita de la Virgen del Ara y la mina de la Jayona.

Ermita Virgen del Ara

Mira que había visto fotos y llevaba una idea, pero la realidad supera las imágenes. Sorprendente, magnífica, la Capilla Sixtina extremeña.

Si ya la primera imagen es admirable, cuando la guía-interprete de la ermita empieza a contar historias, detalles, anécdotas… rebasa lo excepcional.

Su ubicación también aporta encanto; en una zona apartada de la población, a 7 kilómetros de Fuente del Arco, en las estribaciones de Sierra Morena. Envuelta por bosque mediterráneo y por vetustos olivos que en su día plantaron los monjes de Llerena.

La ermita es de estilo mudéjar, de una sola nave cubierta con bóveda de cañón.

Ostenta el titulo de Bien de Interés Cultural (B.I.C)

Origen, historia y detalles de la ermita de la Virgen del Ara

Esto fue lo que nos contaron:

⇒ Está dedicada a la Virgen del Ara (Ara=altar en latín)

Data su construcción de finales del siglo XIV o principios del XV. Probablemente sobre los restos de un templo precristiano anterior.

A mediados del siglo XV, la Orden de Santiago hace una reforma y añade algunos elementos como la sacristía, el camarín, el coro y la arquería mudéjar de la fachada.

⇒Los frescos de la bóveda son del siglo XVIII. Representan escenas del Génesis y tenían como finalidad educar al pueblo (analfabeto) en la cultura cristiana.

El paso del tiempo y el humo de la velas oscureció las pinturas por lo que hubo que retocarlas. A raíz de esta restauración, se descubre que es obra de seis pintores diferentes, posiblemente de la escuela de Francisco de Zurbarán en Llerena.

⇒Las pinturas del friso son de fecha anterior. Están realizadas con pigmentos minerales que pudieran proceder de la mina de la Jayona.

Su buena conservación se debe al encalado al que fue sometido durante siglos.

⇒El bajo coro también está decorado con pinturas del siglo XIX. En ellas aparecen cuatro figuras femeninas representando los puntos cardinales y cuatro continentes: Europa, África, Asia y América.

Otras obras de arte que atesora son: el retablo de Cristo crucificado y los trampantojos en los arcos de crucería.

⇒El antiguo templo contaba también con un patio, una pequeña vivienda, bodegas y un molino de aceite. Anexos hoy destinados a otras funciones.

Leyenda Virgen del Ara

Todo parece indicar que la Orden de Santiago, para impulsar el cristianismo entre los habitantes de la zona, propagó la leyenda de Jayón, rey musulmán, y su hija Erminda.

Cuenta que estaba la niña jugando cuando se le apareció la Virgen María. Erminda le pidió que devolviera la vista a su padre y la Virgen aceptó a cambio de que padre e hija se convirtieran al cristianismo.

Se convirtieron y Jayón recuperó la vista. Como agradecimiento, construyó la ermita de la Virgen del Ara.

Visita Ermita Virgen del Ara

Visita guiada.

Con reserva previa o adquiriendo allí el ticket (siempre que no se hayan agotado) Precio: 1€

Teléfono de Información : 674 312 099

Ermita Virgen del Ara. Fuente del Arco

Frescos ermita Virgen del Ara
Frescos bóveda
Trampantojos ermita Virgen del Ara
Crucería con trampantojos
Escenas del Génesis en la ermita de la Virgen del Ara
Detalle de las pinturas de la bóveda
Friso de la ermita de la Virgen del Ara
Pinturas del friso
Virgen del Ara con Jayón y su hija
Pintura representando el milagro de la Virgen del Ara
Frescos de la ermita de la Virgen del Ara
Detalles de la bóveda y el intradós

Frescos de la ermita de la Virgen del Ara

Mina de La Jayona

Intriga, silencio, juegos de sombra, murciélagos, una tenue luz entrando por la boca de la mina, misterio, perplejidad… con estas imágenes y sensaciones nos aventuramos a las entrañas de la tierra.

La mina de La Jayona, otra de las maravillas que atesora Fuente del Arco.

Además de estas primeras impresiones este Monumento Natural cuenta con varios puntos a destacar:

  1. Su ubicación, en las estribaciones de Sierra Morena, entre bosques y dehesas.
  2. El microclima del interior de la mina, causa de un particular ecosistema.
  3. Interés histórico-cultural en esta muestra de patrimonio industrial recuperado. Se trata de una antigua mina de principios del siglo XX. Fue explotada desde 1900 hasta 1921. Tras años de abandono y saqueos ha sido recuperada.
  4. El enmarañado de túneles a diferentes niveles y la sobrecogedora Sala de las columnas.
  5.  Y en especial, el interés geológico que le ha valido la denominación de Monumento Natural. Pues la Mina de la Jayona conserva una extraordinaria cicatriz de hace millones de años, cuando la Tierra tenía vida. Una plano de falla de más de 500 m2, único en España.

Visita guiada

Previa reserva (con bastante antelación pues es una visita muy solicitada y los grupos son reducidos). Gratuita.

Mina de la Jayona

Túneles de mina de la Jayona

Restos de la mina la Jayona
Restos de las instalaciones Mina de la Jayona

Túneles en la mina de la Jayona

Entorno de la Jayona
La Jayona y Sierra Morena
Vegetación en el interior de la Mina de La Jayona
Vegetación en el interior de la Mina de la Jayona
Plano de falla de la Mina la Jayona
Plano de falla
En las entrañas de la mina de la Jayona
En las entrañas de la Tierra

Finalizaron aquí nuestros pasos. Quedaron otros muchos pueblos por admirar, rutas por andar e historias por conocer. Habrá otra ocasión.

¡Mucho y buen viaje!

Ana