Gran Canaria

«Qué sueño el de la vida, sobre aquel abismo pétreo»

Miguel de Unamuno. Gran Canaria

Gran Canaria, muestrario de paisajes

Dice el refranero que para muestra vale un botón. Gran Canaria es claro ejemplo de ello, pues con su forma de botón, es todo un muestrario de paisajes y clima.

Diferentes formas paisajísticas y microclimas, que en otros lugares pueden abarcar todo un continente, aquí han quedado reducidas al tamaño de una isla. Como dicen, Gran Canaria es un continente en miniatura.

Calderas volcánicas, desierto, bufaderos, piscinas naturales, bosques de pinos autóctonos, barrancos, flora exótica, playas de arena dorada y playas de arena negra, acantilados… Componen este afortunado lugar.

Dunas de Maspalomas

Qué ver en Gran Canaria en 7 días

1. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Es una ciudad acogedora, marinera y cosmopolita. Bañada por el Atlántico y muelle de desembarco de diferentes culturas.

Su historia se fraguó en los barrios de Vegueta y Triana. Su carácter llegó en carabelas y navíos, procedentes de otros continentes. Así, queda latente el exotismo africano, la tradición andaluza y la singularidad de las colonias americanas.

Las Palmas de Gran Canaria ha sido cuna de destacados personajes de las letras, el arte, la política y la música: Benito Pérez Galdós, Alfredo Kraus, Juan Negrín…

Qué ver en Las Palmas

Barrio de Vegueta. Origen de la ciudad. En él se ubican: la Casa de Colón, el Museo Canario, la catedral de Santa Ana y la Casa-Museo de Benito Pérez Galdós.

Barrio de Triana. Excelente muestrario de fachadas en estilo modernista.

Barrio Ciudad Jardín. Con uno de los pulmones de la ciudad: el parque Doramas.

Castillo de la Luz. La fortaleza más antigua del archipielago.

Castillo de la Mata. Hoy convertido en Museo de la Ciudad y el Mar.

Playa de Las Canteras. Considerada una de las mejores playas urbanas del mundo.

Leer más…

Barrio de Vegueta
Barrio de Vegueta
Museo de Colón. Las Palmas
Fachada Casa de Colón
Catedral de Santa Ana
Catedral de Santa Ana
Retrato de Benito Pérez Galdós. Obra de Sorolla
Retrato de Benito Pérez Galdós. Obra de Sorolla
Fachadas modernistas en el Barrio de Triana. Las Palmas
Fachadas modernistas en el barrio de Triana
Playa de las Canteras
Playa de las Canteras

2. ARUCAS

A 12 kilómetros de la capital se halla la ciudad de Arucas. Muestrario de interesantes obras arquitectónicas y poseedora de un evocador casco histórico que recuerda a… ¡¿A Cuba?! Pues sí. Por sus viviendas de dos plantas, con fachadas de  colores y grandes puertas. O quizá,, ¿por su ron?.

Sea por lo que sea, es grato pasear por las calles peatonales de esta animada ciudad. Admirar sus edificios, entre los que destaca la Casa de la Cultura, casa tradicional canaria del siglo XVII. Así como la iglesia, construida con piedra volcánica en estilo neogótico.

Cuenta también con un colorido parque donde crecen exóticas plantas. Y un mirador en la cima de un volcán, con unas vistas que alcanzan hasta la playa de las Canteras.

Museo del Ron

Arucas es conocida en el mundo por la elaboración de ron. Tradición que puede conocerse en la Destilería y Museo del Ron.

En la visita guiada, conocimos el proceso de elaboración del ron y la historia de esta destilería que en sus inicios fue fábrica de azúcar. También, nos explicaron la diferencia entre el ron sudamericano y el canario. Para terminar degustando los diferentes productos que elaboran.

Arucas y el drago
Arucas y el drago
Bodegas de ron en Arucas
Bodegas de ron
Mirador de Arucas
Vistas desde el mirador de Arucas

3. MOYA

Gran Canaria es un pequeño continente donde abundan los contrastes. Pudimos comprobarlo. Pues de un paisaje árido, pasamos a adentrarnos en un barranco de abundante vegetación,

Y en este barranco se encuentra Moya. Un pequeño y tranquilo municipio, decorado con hortensias en lugar de plantas crasas tan características de la isla. Lo que nos llevó a pensar que estábamos en una zona donde la lluvia escasea menos que en otros lugares.

Las viviendas en Moya son de dos plantas, con altas puertas. Algunas tienen balcones de madera.

Junto a la iglesia, hay un mirador con vistas al barranco de Moya.

Barranco de Moya
Barranco de Moya

4. FIRGAS

Ubicado en un barranco entre profundos cortados aparece Firgas. Sinónimo de fuente y agua, pues este entrañable municipio tiene muchos atractivos relacionados con dichos elementos:

Molino de Gofio

El molino de agua más antiguo de Gran Canaria. Se construyó a principio del s. XVI ante el crecimiento de población y la necesidad de alimentos. Era utilizado para moler diferentes tipos de granos y elaborar el tradicional gofio (alimento fundamental de la dieta canaria, ya consumido por los guanches).

La fuente del Paseo de Gran Canaria

Una cascada de 30 m. de largo que descienden aprovechando la pendiente natural de la calle. En uno de los laterales se exponen los escudos heráldicos de cada municipio de Gran Canaria. Unos bancos de azulejos amarillos y azules, al más puro estilo sevillano, realzan el atractivo de la fuente.

Fuente de Firgas

5. SANTA MARÍA DE GUÍA

Pasear por un lugar declarado Monumento Histórico-Artístico es agradable y enriquecedor.  Descubrimos en este paseo bonitas muestras de arquitectura canaria. Además:

La casa de los Quintana. Una vivienda que data del  S. XVII. Cuenta con un balcón canario-mudéjar de madera.

La iglesia de Sta. María de Guía. Construida al finalizar la conquista, en el siglo XV.  Su fachada es neoclásica. El interior es una mezcla de diferentes estilos. Destacan los retablos y las imágenes barrocas del escultor canario, José Luján.

  • Casa de los Quintana
      Casa de Quintana
Drago en Santa Maria de Guia
Drago en Sta. María de Guía

6. GÁLDAR

Una ciudad de aspecto colonial, pintoresca, impoluta y con detalles muy cuidados que embellecen todavía más.

Una delicia pasear por su casco antiguo, para descubrir su valioso patrimonio:

Iglesia Matriz de Santiago de los Caballeros. Bien de Interés Cultural. Punto de inicio del estilo neoclasico en Gran Canaria.

Plaza de Santiago. Espaciosa plaza delimitada por pilastras y columnas de piedra. Destacan los centenarios ejemplares de laureles de Indias, araucarias y jacarandas.

Las viviendas señoriales que nos hablan del importante pasado de Gáldar: Casas Consistoriales, Casino, Casa Verde de Aguilar…

Buen lugar para degustar el famoso queso Flor. Encontramos una tiendecita con productos locales y cervezas artesanas.

Iglesia de Santiago de los Caballeros. Gáldar
Iglesia de Santiago de los Caballeros
Gáldar al anochecer
Atardecer en Gáldar
Tienda de productos típicos en Gáldar
Tienda de productos típicos de Gran Canaria

7. AGAETE

Nos habían hablado maravillas de este lugar y de su buena gastronomía. Allá fuimos.

La visita se realizó en tres partes: Agaete (pueblo), Puerto de las Nieves, y finalizamos con la puesta de sol en las Salinas.

Agaete

Municipio tranquilo y con mucha autenticidad. En él se alzan casonas de fachada blanca y balcones de madera labrada, tan típicas de la arquitectura tradicional Canaria.

También es de fachada blanca la iglesia de Ntra. Sra. de La Concepción, que atesora un tríptico traído de Flandes en el s. XVI.

De su patrimonio histórico sobresale la Necrópolis de Maipés, una de las necrópolis tumulares más importante de la isla.

En cuanto a naturaleza, Agaete se encuentra en el Parque Natural de Tamabada, con el mayor pinar de Gran Canaria. El casco histórico, dispone de un jardín botánico: el Huerto de las Flores.

Iglesia de Agaete

Puerto de las Nieves

Entre los siglos XIX y principios del XX, Agaete fue uno de los municipios más prósperos de la isla. Destacaba por su actividad agrícola, industrial, pesquera e incluso turística. El Puerto de la Nieves tuvo un papel determinante en tan fructífero desarrollo económico.

El Puerto de las Nieves se compone de: muelle antiguo, muelle moderno, ermita, playa de cantos rodados y dos calles con casas blancas y azules. Un conjunto de pronunciado sabor marinero.

Queda el puerto protegido por el acantilado de Faneque, con mil metros de caída. Junto a él, emerge del mar el Roque Partido o Dedo de Dios, una formación rocosa cargada de simbolismo para los grancanarios. El viento y las mareas han erosionado la roca hasta tomar forma de un dedo indice señalando al cielo.

Bares y restaurantes no faltan. Ideal para degustar los productos del mar. Después de un baño en la Playa de las Nieves, por ejemplo.

Playa del Puerto de las Nieves
Puerto de las Nieves
Antiguo puerto del Puerto de las Nieves. Gran Canaria
Puerto antiguo
Restaurantes en el Puerto de la Nieves
Restaurante junto a la playa del Puerto de las Nieves

Puerto de las Nieves. Agaete
Casas del Puerto de las Nieves

Salinas de Agaete

Nuestra visita por Agaete finalizó en las Salinas. Donde roquedos de piedra volcánica labrados a golpe de mar y aire han creado un paisaje lunar, singular e impresionante.

Se  trata de un conjunto de tres piscinas naturales protegidas del mar abierto. Esto permite disfrutar del agua en calma en pleno mar. Como si fueran las piscinas de un barco crucero. Mejor todavía.

Están comunicadas unas con otras por tubos volcánicos. Con unas gafas de buceo, la diversión está asegurada

Un lugar con mucho encanto, ideal para despedir el día.

Salinas de Agaete Salinas de Agaete

8. Puerto de Mogán

Este antiguo poblado de pescadores se ha convertido en un atractivo centro turístico.

Es un lugar muy pintoresco, aunque tienes la sensación de estar en un escenario. En un decorado de papel-piedra por donde en cualquier momento puede salir un actor o sonar una claqueta.

Sus casas son dos plantas y fachada blanca. Todas guardan la misma fisonomía e idéntica construcción (o muy parecida). La única diferencia son los bordes de ventanas y puertas, pintados de distintos colores.

El puerto también parece formar parte de ese escenario, con sus barcos veleros que parece estar intencionadamente colocados.

Hasta el río Mogán está cuidado al detalle; canalizado y con sus coquetos puentes en hierro azul.

A pesar de ser un sitio muy turístico, pasamos una agradable tarde. En el kiosko de música de una pequeña plaza, tocaba un grupo de jazz que amenizó la visita.

Puerto de MogánPuerto de MogánPuerto de Mogán

9. Dunas de Maspalomas

En la admirable diversidad paisajística de Gran Canaria, no falta uno de los paisajes más excepcionales y asombrosos: las Dunas de Maspalomas.

Un espacio natural de 400 hectáreas, protegido como Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas por su singularidad y la variedad de ecosistemas que alberga. Se compone de un palmeral, una laguna salobre, una extensa playa y un conjunto de dunas de dos tipos: móviles y fijas.

Aunque tan magnífico escenario se puede contemplar desde el paseo-mirador de la Playa del Inglés, lo más interesante y divertido es adentrarse por el sendero que atraviesa las dunas hasta llegar a la playa de Maspalomas.

Caminar por este desierto, con oasis incluido, es toda una experiencia. que nos hará sentir cual Lawrence de Arabia entre colinas de arena.

Qué ver en Maspalomas

Una vez en la playa de Maspalomas, y después de un baño, nos acercamos a conocer:

El faro de Maspalomas. Levantado a finales del s. XIX, en una zona de marismas. Ha sido testigo del arrollador desarrollo turístico.

 La Charca. Laguna salobre vestigio de las antiguas marismas. Hábitat de diferentes especies de aves e invertebrados.

Dunas Maspalomas
Dunas Maspalomas

Sendero por las Dunas de Maspalomas
Sendero atravesando las dunas
Faro de Maspalomas
Faro de Maspalomas

Pisadas en las dunas de MaspalomasAndando por las dunas de Maspalomas

Dunas y playa de Maspalomas
Dunas y playa de Maspalomas

10. Agüimes

Entre los espacios interesantes que acoge Agüimes se encuentra el poblado rural declarado Caserio Canario Representativo.

Pero hay más. Si nos acercamos a la localidad costera de Arinaga podemos ver:

El museo de la Cal, donde conocer los restos de una antigua fabrica de cal, su historia y todo el proceso para la elaboración de dicho material.

El faro de Punta Arinaga. En una suave colina y aislados de población se alzan el antiguo faro, (construido a finales del siglo XIX) y el faro actual del año 1964.

Playa de Arinaga, en el núcleo urbano de Arinaga. Y la playa del Cabrón, entre el faro y un pequeño poblado de pescadores. Dos bonitas y familiares playas.

Playa del Cabrón
Playa del Cabrón
Faro de Arinaga
Faro de Arinaga
Hornos en el Museo de la Cal
Hornos de cal

11. Telde: Tufia y La Garita

El municipio de Telde guarda dos tesoros: Tufia y el bufadero de La Garita.

Tufia es una pintoresca localidad de pescadores con una encantadora y familiar playa de arena negra.

La Garita es otra pequeña localidad costera. Y aquí fuimos espectadores de una peculiar formación geológica llamada el Bufadero de la Garita.

* Bufadero es un término onomatopéyico utilizado para designar una especie de chimeneas marinas que conectan la superficie con el fondo marino. Cuando las olas golpean con fuerza, el agua entra por la «chimenea», para después ser expulsada a presión como si fuese un geiser. Esta acción emite un sonido parecido al bufido de una animal.

Tufia
Tufia
Bufadero La Garita
Bufadero La Garita
Bufadero de la Garita
Bufadero de la Garita

12.Teror

En la guías de turismo aparece como uno de los municipios más bonitos de Gran Canaria. Tengo que decir que yo también soy de esa opinión.

Teror cuenta con un entrañable casco urbano configurado en torno a la Basílica de Ntra. Sra. del Pino. Sus viviendas son de dos plantas. Están pintadas en diferentes colores y algunas cuentan con balcones de madera. Un buen muestrario de arquitectura típica canaria.

Una de las imágenes más fotogénicas es la de la calle principal, rematada por la portada de la basílica y con la montaña al fondo.

La Basílica de Ntra. Sra. del Pino es uno de los edificios religiosos más importantes de la isla. Se levantó a mediados del s. XVIII y está dedicada a la Patrona de la isla de Gran Canaria. De su construcción exterior, llama la atención la torre en estilo gótico portugués.

En su gastronomía destacan los famosos chorizos de Teror, por su textura y sabor tan especial.

Calle principal y basílica de Teror
Basílica de Teror

Casas de colores en Teror Balcones de madera en Teror

13. Tejeda

En el fondo de un cráter, rodeado de murallas de piedra negra con crestas que parecen almenas, se cobija Tejeda.

Municipio de viviendas blancas que descienden por las laderas de la montaña. Junto a albercas y terrazas con huertos y frutales.

Qué ver en Tejeda

Tan admirable son los paisajes que lo bordean, como el agraciado núcleo urbano. Entre los tesoros que guarda Tejeda, se encuentra:

Rincones pintoresco. Con bellas muestra de arquitectura canaria.

Museo de Plantas Medicinales. Pequeño pero muy interesante. Para conocer las propiedades de las plantas y su utilidad en la medicina actual. También para ver una clásica farmacia del S. XIX.

Aquí, conocimos otros datos muy curiosos, como que los dragos eran utilizados para curar las hernias de los niños.

Museo etnográfico. Con un recorrido por la historia de la isla.

Dulcería Nublo.  No podíamos visitar Tejeda sin llevarnos un dulce sabor de boca. En esta pastelería, con más de 70 años de tradición, elaboran los dulces típicos de la isla: mazapán (ojo, no es como el peninsular) y bienmesabes.

panorámicas de Tejeda
Tejeda al fondo del volcán. Roque de Bentayga

Casas blancas de Tejeda

Museo de las Plantas Medicinales en Tejeda
Botica S.XIX

Casas blancas de Tejeda

 14. Cruz de Tejeda

Tejeda también cuenta con un excelente mirador. Se trata del puerto de montaña Cruz de Tejeda, situado a más de 1500 m. s. n. m.. y marcando el centro geográfico de la isla.

Las vistas son inmejorables: Tejeda en el fondo del cráter, el mar, mares de nubes, el Roque de Nublo, el Roque Bentayga, los bosques de pino canario… E incluso, Tenerife y el Teide, si el día está despejado.

Una sencilla cruz de piedra da el nombre a este puerto, ruta de peregrinos del Camino de Santiago.

En este magnífico entorno, se ubica el Parador de Turismo.

Vistas  desde el Parador de Cruz de Tejeda
Vistas desde el Parador de Cruz de Tejeda
Mar de nubes en Cruz de Tejeda
Amanecer entre mares de nubes

15. Roque de Nublo

El lugar más mágico de Gran Canaria.

Se trata de un paisaje casi lunar con unas monumentales formaciones de piedra volcánica. Se originó tras una violenta y explosiva erupción (parecida a la que destruyó Pompeya) que acabó con la enorme montaña que se alzaba en el centro de la isla.

A las formaciones de piedra denominan «roques». Hay un roque con forma de fraile, otro de rana… Aunque es el Roque de Nublo, con sus 67 m. de altura, el más imponente.

Estos gigantes de piedra, que parecen tallados por alguna fuerza sobrenatural, fueron objeto de culto por parte de la población prehispánica. Por su posición y formas, pudieron marcar el calendario agrícola o cultural. Parece ser, que fue refugio del último reducto de guanches.

Las vistas desde este lugar son INCREÍBLES.

Roque de la Rana y roque de Nublo
Roque de la Rana y roque de Nublo
Roque del Fraile
Roque del Fraile
Roque de Nublo
Subida al Roque de Nublo
El Teide desde el Roque de Nublo
Vistas del Teide desde el Roque de Nublo

16. Artenara

«Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo ello una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego y agua más que de lava».

Miguel de Unamuno

Ésta era la descripción que Miguel de Unamuno hacia de los paisajes tormentosos del centro de la isla. Corría el año 1910 y en su viaje por Gran Canaria se detuvo en Artenara para contemplar y admirar el «abismo pétreo».

No es necesario dar más detalles ni explicaciones. Con la cita del ilustre escritor y unas imágenes, queda todo dicho.

Además de paisaje, Artenara tiene:

Mirador de Miguel Unamuno. Con vistas a la «tempestad petrifica», para dejarnos sorprender.

Museo Casas Cuevas. Un museo etnográfico que nos permite adentrarnos en el hábitat troglodita y conocer cómo era la vida en estos espacios.

El museo ocupa tres antiguas viviendas excavadas en la roca. Probablemente, utilizadas por lo pueblos indígenas.

Ermita Virgen de la Cuevita. Ermita del siglo XVIII, ubicada en una cueva.

Mirador de Miguel Unamuno
Mirador de Miguel de Unamuno
Vistas desde el mirador de Unamuno
Vistas desde el mirador de Unamuno
Casa cueva artenara
Casas-Cuevas de Artenara

Casa cuevas de Artenara

17. Caldera de los Marteles

El municipio de Valsequillo cuenta con un valioso espacio natural, protegido como Reserva Natural Especial de los Marteles.

En esta Reserva, se puede apreciar un estupendo cráter, originado por el hundimiento de la superficie, tras el vaciado volcánico. Es de planta circular, y queda enmarcado por montañas volcánicas, a modo de murallas.

Caldera de los Marteles

Gran Canaria a vista de carretera

La ruta en coche por Gran Canaria nos llevó a descubrir increíbles paisajes. Admiramos su belleza desde la carretera, con paradas en miradores, cuando era posible.

No sabría decir cual me sorprendió más.

Las vistas desde el puerto de montaña de Cruz de Tejeda, son un espectáculo de nubes, roques y la silueta del Teide.

La carretera que une S. Fernando de Maspalomas con S. Bartolomé de Tirajana se adentra por el paisaje protegido de Fataga. Un barranco de grandes dimensiones, con altos riscos y escarpadas laderas.

Si tenemos paciencia, tiempo y soportamos bien el tema curvas, la carretera de Artenara a Aldea de San Nicolás es una caja de sorpresas. Es una estrecha y sinuosa carretera que discurre por un profundo barranco siguiendo el trazo del río.

Y así, muchas más. Sólo hay que coger carretera y descubrir.

Barranco de Fataga. Gran Canaria
Atardecer en el barranco de Fataga
Barranco de Guayedra
Barranco de Guayedra
Barranco de los Marteles

Gastronomía

Con influencias de diversas culturas, la gastronomía de Gran Canaria es rica en matices.

Sus platos más típicos son:

Gofio. Es el alimento más tradicional del archipiélago canario. Ya era consumido por los pueblos indígenas. Con él se elaboran diferentes platos tanto dulces como salados.

Papas arrugas con mojo. Patata de pequeño tamaño, cocida con su piel y sal gorda. Acompañada de una salsa de pimiento verde o rojo (mojo).

Sancocho. Guiso de carne, tubérculos y verduras.

Puchero Canario. Un cocido tradicional pero con ingredientes autóctonos (maíz, papas, batata…)

El mar es un buen proveedor de pescado. Los más habituales en las cartas de los restaurantes son: el cherne, la vieja, atún en adobo y cazón.

Los quesos. Gran Canaria cuenta con un gran número de queserías donde se elaboran diferentes tipos de quesos. Sabores, texturas y olores muy distintos dependiendo de la materia prima (leche de cabra, vaca u oveja), la forma de elaboración, pero también del microclima donde maduran.

Postre de gofio
Postre de gofio
Gofio escaldado
Gofio escaldado
Mojo rojo y verde
Mojo rojo y verde
Cherne a la espalda
Cherne a la espalda
Queso Flor de Gran Canaria
Quesería