Zafra. Qué ver (Badajoz)

Zafra, con aire andaluz

Nos habían dicho que Zafra «no tiene mucho que ver». Menos mal que no hicimos caso y allí fuimos.

La llamada «Sevilla Chica» es un pintoresco conjunto de casas encaladas, calles luminosas y rincones de aire andaluz.

En un primer contacto, intuyes un pasado esplendoroso. Algo que confirmas según vas recopilando información.

Hasta llegar a la conclusión de que Zafra debe su carácter y fisonomía a dos factores: la actividad mercantil y el desarrollo favorecido por la Casa de Feria.

Según nos contaron, uno de los pilares económicos más fuertes de Zafra es el comercio. Actividad que se viene desarrollando desde hace siglos, siendo una de las primeras ciudades europeas que celebró una feria internacional de ganado.

La Feria Internacional Ganadera de Zafra aparece a mediados del siglo XV y se lleva celebrando desde entonces.

Es también en el S. XV, cuando los Suarez de Figueroa adquieren el título de Condes de Feria. Son los promotores de obras como el alcázar (posteriormente palacio de los Duques de Feria) y el monasterio de las clarisas de Santa María del Valle, donde se ubicará el panteón familiar.

La casa de Feria continúo durante siglos con el desarrollo urbanístico. Esto favoreció tanto al aspecto monumental de la villa como el ascenso del linaje a la titularidad ducal.

Arcadas entre la plaza Chica y la plaza Grande

Qué ver en Zafra

1. Plaza Chica y Plaza Grande

En el siglo XVI, cuando la plaza principal queda pequeña para los mercados que en ella se celebran, surge la necesidad de levantar otra de mayor tamaño.

El lugar elegido será el solar adyacente a la plaza principal. Para su construcción, es necesario derribar la iglesia y trasladar el cementerio.

A partir de este momento, Zafra contará con dos plazas separadas por una arcada: la Chica y la Grande.

La plaza Grande queda configurada como un recinto rectangular, subdividido en dos espacios y parcialmente porticada.

Se comunica con la plaza Chica por uno de los soportales.

Plaza Chica es coqueta, cuadrada, con edificios blancos y soportales de ladrillo visto. Curiosa la decoración de algunos de los capiteles.

Plaza Grande de Zafra
Plaza Grande
Plaza Chica de Zafra
Plaza Chica

Edificios con arcos en la plaza Chica de Zafra

2. Palacio Duques de Feria

La construcción original fue un alcázar edificado en el siglo XV por orden del I Señor de Feria. Su idea era disponer de una residencia que a su vez reforzara los elementos defensivos de la villa.

Cuando los Feria alcanzan el rango ducal y la grandeza de España convierten el alcázar en palacio.

Siglos después, el edificio se verá afectado por el abandono y por los diferentes usos: cárcel, hospital, escuela…. Hasta que en el siglo XX, es reformado para adaptarlo a Parador de Turismo.

Las únicas salas que se pueden visitar son el patio central y las destinadas a cafetería y restaurante.

Palacio de Zafra
Palacio Duques de Feria

3. Convento de Santa Clara

El Monasterio de Santa María del Valle, popularmente llamada Convento de Santa Clara, es un sobrecogedor edificio religioso, que impone por conservar casi intacta su estructura original con seis siglos de antigüedad.

Fue mandado erigir por el primer Señor de Feria a principios del S. XV. Estaba destinado a panteón familiar.

Actualmente, acoge el Museo de Arte Sacro. Tan interesante es la exposición como el edificio. A destacar el relicario guardado en la iglesia.

 4. Iglesia de la Candelaria

La austeridad exterior de este templo no hace presagiar los tesoros que guarda; el Retablo Mayor (s.XVII), el retablo de Zurbarán y la capilla de la Virgen de Valvanera.

Nos preguntábamos cómo había llegado la patrona de la sierra de la Demanda (La Rioja) hasta aquí.

La respuesta estaba en los comerciantes que se instalaron en Zafra atraídos por el florecimiento mercantil de la ciudad. Entre ellos, había un grupo de riojanos que para sobrellevar la añoranza de su tierra y tradiciones dedicaron una capilla a su patrona.

Iglesia de la Candelaria en Zafra

5. Calle Ancha

Desde la iglesia de la Candelaria tomamos la calle Conde de la Corte hasta llegar a la calle Ancha. Por donde fuimos admirando palacetes y edificios singulares junto a citas literarias.

Destaca la Casa Azul, en cuya fachada se expone una reseña del libro «Cielos de Barro» de Dulce Chacón:

«¿ha visto usted la Casa Azul, una de la Calle Ancha que tiene todo el frente de baldosines? Una casa la mar de bonita […]»

Frente a esta vivienda se alza el Ayuntamiento de Zafra, un antiguo palacio que cuenta con claustro de columnas de mármol.

Calles blancas de Zafra
Calle Conde de la Corte
Casa azul de Zafra
Casa Azul
Ruta literaria por Zafra y cartel de Dulce Chacón
«Cielos de Barro» Dulce Chacón

Palacetes de la calle Ancha de Zafra

6. Puerta de Jerez y puerta de Badajoz

La muralla de Zafra tuvo 8 puertas. Actualmente, se conservan dos: puerta de Jerez y puerta de Badajoz.

La puerta de Jerez se abre a una de las calles más entrañables y fotogénicas de Zafra. Una calle empedrada, de blancas fachadas y floridos balcones. Con la torre de la Iglesia de la Candelaria de fondo.

Puerta de Jerez de Zafra
Puerta de Jerez

Calle con flores en la Puerta de Jerez de Zafra

Nuestro viaje por el sur de la provincia de Badajoz continúo por Enlace al viaje por el sur de Badajoz