Viaje por las Landas de Armagnac. Qué ver y hacer

«Tan rápido es el vuelo de los sueños sobre las alas de la imaginación»

Alexandre Dumas


Ruta en coche por las Landas de Armagnac

El viaje por el departamento de las Landes/les Landes se realizó en tres etapas.

  • La primera etapa se desarrolló por el sur de las Landas, entre la Côte d’Argent, estanques, pintorescos pueblos y singulares abadías. (Enlace al post Sur de las Landas).
  • Continúo el recorrido por las Landas Atlánticas, donde el protagonismo lo tomaron los espacios naturales.  Los grandes lagos landeses, el inmenso bosque de pino marítimo, la Reserva Natural Courant d’Huchet. Y por supuesto la sorprendente Duna de Pilat (departamento de la Gironde). (Enlace al post Costa Atlántica de las Landas).
  • En la tercera y última etapa de este road trip por las Landas, nos adentramos en las Landas de Armagnac. Un entrañable paisaje de riachuelos, viñedos y campos de maíz. Salpicados de localidades donde el tiempo se detuvo para guardar su particular historia y esencia.

Contenido

Dónde están las Landas

Origen de las Landas

Qué ver en las Landas de Armagnac


Qué ver y hacer en las Landas
Pique-Nique del viaje por Les Landes

 

Dónde está las Landas

El departamento de Landes se encuentra en la región de la Nueva Aquitania, al suroeste de Francia.

Origen de las Landas

Para empezar, conviene saber el significado de la palabra «Landes«, tierra pantanosa donde sólo crecen matorrales.

De esta manera, la etimología nos llevará al origen de este territorio. Puesto que así era Las Landas; un lugar inhóspito y despoblado, antes de convertirse en el excepcional ecosistema actual.

Este cambio radical se inicia en el siglo XVIII, cuando se plantan pinos marítimos con el fin de secar los humedales, favorecer la repoblación e impulsar la economía.

Como resultado, el impresionante bosque Landés que abarca tres departamentos franceses: Las Landas, Gironda y parte de Lot-et-Garone.

Aunque al tratarse de un bosque cuyo origen no es natural, tiene un impacto ecológico negativo y está más expuesto a los desastres naturales.

Qué ver en las Landas de Armagnac/Les Landes d’Armagnac

1. Roquefort

Esta antigua localidad fortificada podría considerarse la puerta de entrada a la región de Armagnac.

Como su propio nombre indica Roquefort (el fuerte sobre la roca) se alza sobre un promontorio rocoso en las confluencias de dos ríos.

Esta estratégica situación fue determinante para que, a principios del siglo XII, el vizconde de Marsan ordenará la construcción de una fortaleza y cediera terrenos para la fundación de un priorato benedictino.

Roquefort se convierte en hito en la ruta de peregrinación a Santiago de Compostela por lo que se levanta la iglesia de Santa María de Roquefort (Notre Dame de Roquefort), una de las joyas de la localidad.

Dicha iglesia fue construida en el siglo XII, en estilo románico y reconstruida en el siglo XIV en estilo gótico. Ya en el siglo XVI, las continuas guerras religiosas, llevan a transformarla en una iglesia-fortaleza.

La portada en gótico flamiguero y la colorida decoración del interior son algunos de los elementos a destacar.

Junto a la iglesia, unas escaleras descienden a la ribera del río Estampon. Un buen lugar para contemplar el puente y los muros del antiguo recinto fortificado.

Imprescindible callejear hasta la histórica plaza des Cagots, para ir descubriendo los atractivos de la villa: el antiguo presbiterio, el castillo de Foix y el Puente Viejo,

Qué ver en las Landas de Armagnac Interior Notre Dame de Roquefort Interior de la iglesia de Roquefort Les LandesPortada gótico flamiguero iglesia de Roquefort

2. Bastide de Saint-Justin

En Saint-Justin disfrutamos de tranquilos paseos por sus entrañables calles que evocan siglos de historia.

También de la gastronomía, degustando recetas típicas en el restaurante del hotel donde nos alojábamos, Le Cadet de Gascogne.

Entre los platos típicos de la zona están: el pato de granja laqué, la tourtière o croustade landesa (tarta de manzana con un hojaldre muy fino) y el licor L’Armagnac (aguardiente obtenido de cuatro cepas diferentes de uva blanca).

Recorriendo el coqueto pueblo, conocimos su fascinante origen y la historia de las denominadas «bastides».

La bastide de Saint-Justin nace en el siglo XIII, como un recinto defensivo rodeado de murallas.

Durante su larga vida conoce los estragos de guerras y batallas. Es tomada por los ingleses en 1359, Sufre los avatares de los enfrentamientos entre cristianos y protestantes, además de la destrucción en tiempos de la Fronde.

La plaza des Tilleuls, el antiguo convento, iglesia de Saint-André, le Manoir y los restos de murallas son algunas de sus construcciones con sabor a antaño.


Qué es una bastide

Fue un tipo de desarrollo urbanístico en medio rurales, cuyos fines eran defensivos y económicos.

Surgieron en el siglo XIII, en el suroeste de Francia (en las actuales regiones de  Nueva Aquitania y Occitania).

Era una época de crecimiento demográfico y se llegaron a fundar alrededor de 300 bastidas.

Se fundaban en zonas desocupadas y situadas en lugares estratégicos, como ríos navegables o rutas del Camino de Santiago. Y generalmente con algún asentamiento previo.

Los artifices fueron los Condes de Toulousse, los monarcas de Inglaterra, Francia y Navarra, junto con la nobleza y las abadías del lugar.

La carta puebla de cada bastide ofrecía protección y terrenos a los colonos. 


Plaza de la bastide Saint JustinQué ver en la Bastide de Saint --Justin de ArmagnacQué ver en la bastide de ArmagnacQué ver en la bastide de Saint-Justin

3. Castillo de Fondat

Imprescindible en la visita a las Landas de Armagnac son les châteaux.

El château de Fondat se encuentra en un bonito entorno de bosques. No pudimos entrar en su interior, pues las visitas guiadas por el propietario son los sábados. Pero disfrutamos de un agradable paseo por los alrededores, con la calidad luz del atardecer. 

Fue reconstruido en el siglo XVII. El estilo actual neo-renacentista corresponde a una reforma acometida en el siglo XIX.

Está catalogado como Monumento Histórico.

Castillo de Fondat

4. Castillo de Ravignan

Teníamos un listado con cuatro castillos para visitar pero no hubo tiempo.

Optamos por le Domaine de Ravignan pues de mayo a septiembre está abierto al público todos los días. Además, permite conocer una de las históricas bodegas del Armagnac (aguardiente típico de la zona).

El castillo es una mansión construida en 1663, en estilo Luis XIII. Está rodeada de un amplio jardín con grandes árboles y setos con formas geométricas.

El interior atesora muebles, objetos de decoración, dibujos y grabados con siglos de antigüedad y gran valor.

La finca (le domaine) cuenta también con una capilla, un cementerio y las bodegas donde se elabora, desde hace más de tres siglos, del famoso aguardiente Armagnac.

Castillo de Ravignan en las Landas

5. Labastide d’Armagnac

Degustar el buen envejecer y el ambiente de nostalgia heredado de siglos de historia es posible en Labastide d’Armagnac.

Paseando por sus entrañables callejuelas donde se alzan viviendas de piedra y madera, adornadas con flores de colores, tendremos la sensación de que hay lugares donde el paso del tiempo dignifica y embellece.

Labastide d’Armagnac fue fundada a finales del siglo XIII por el conde Bernard VI, con el fin de frenar los ataques del vizconde de Marsan.

Pasear y descubrir bellas fachadas, pintorescos rincones, talleres de artesanos, exposiciones de arte, jardines es la actividad más recomendable.

Y por supuesto despacio, tranquilos, sin prisas. pues de hecho Labstide d’Armagnac luce el distintivo de calidad Citte-slow desde el año 2011.

A destacar la encantadora Plaza Royale con sus vistosas arcadas. Por lo visto el rey Enrique IV se inspiró en ella para la construcción de la plaza des Vosges en París.

Al frente de la plaza se encuentra la iglesia de Notre Dame, decorada con extraordinarios trampantojos.

Labastide d'ArmagnacQué ver en Labastide d'Armagnac Viaje por las Landas Qué ver en las Landas Labastide d'Armagnac Qué ver Labastide d'Armagnac Labastide d'Armagnac Casa típica de Labastide d'ArmagnacIglesia de Labastide d'Armagnac

5. Lagangre

Hasta Lagangre llegamos con idea de ver el lago y avistar aves.

Lo que no esperábamos encontrar en este valle tan bucólico, de verdes praderas y soledad, era la iglesia más antigua de las Landas.

La iglesia de Saint Pierre de Juliac fue construida en el año 1092. Después de la Guerra de los 100 años se erigió la torre-campanario fortificada.

En el siglo XIX, las dependencias adjuntas albergaron el ayuntamiento y el colegio.

El ábside plano con sus canecillos decorados y el taqueado jaqués, propio del estilo románico, son los elementos más sorprendentes del templo.

Iglesia de Lagrange

Canecillos de la iglesia de Saint Pierre de Juliac en Lagrange

7. Mont-de-Marsan

El recorrido por las Landas finalizó en la capital, Mont-de-Marsan.

Realmente fue un buen colofón del viaje, pues la ciudad además de agradable para pasear, es un auténtico museo al aire libre.

Su situación geográfica ya es admirable. Ubicada entre el Atlántico, el Parque Natural de Les Landes de Gascogne y los Pirineos.

Además, la ciudad de los tres ríos, cuenta con el extraordinario museo Despiau-Wlérick, dedicado a la escultura figurativa entre los años 1880 y 2000, en torno a las obras de los dos escultores monts: Charles Despiau y Robert Wlérick.

El museo cuenta con un jardín de esculturas a orillas del Midou. También con edificios históricos como la capilla románica, viviendas fortifcadas, la torre fortaleza y las murallas.

Imprescindible en Mont-de-Marsan es dar un paseo, descubriendo bellos edificios, plazas, puentes, el ayuntamiento, el parque junto al río…

Y por supuestos las esculturas repartidas por los puntos más significativos de la ciudad.

Qué ver en Mont-de-MarsanMuseo escultura Mont-de-Marsanmuseo Despiau-Wlérick,Esculturas Mont-de-MarsanEsculturas en Mont-de-Marsan Qué ver en las Landas, ruta en coche


El viaje puede continuar por el País Vasco Francés

Ruta en coche por el País Vasco francés