Qué ver en Baeza en un día (Jaén)

 «Sobre el olivar,
se vio la lechuza
volar y volar.
A Santa María
un ramito verde
volando traía.
¡ Campo de Baeza,
soñaré contigo
cuando no te vea!»
Antonio Machado

Baeza, la de los verdes lunares

Baeza no deja indiferente a ningún visitante. Si además eres de los que siente admiración por los vestigios de nuestro pasado, te fascinará.
En esta pequeña ciudad, alfombrada de olivares, es posible admirar muestras de diferentes estilos que afloraron en nuestro país. Dar sentido a estas construcciones en el momento histórico en el que se levantaron y desgranar las obras de arte, hasta encontrar esos detalles que hacen que Baeza sea tan especial.
Se dibuja Baeza con una excepcional pincelada de románico andaluz; de un gótico isabelino que ya anunciaba cambios en la sociedad; y, por supuesto, de reminiscencias de los clásicos en obras renacentistas.
Históricos monumentos que han contribuido en su declaración como Patrimonio de la Humanidad en el año 2003.

Olivares de Baeza

Qué ver en Baeza

1. Plaza del Pópulo

Nuestra visita comenzó por una de las plazas con más encanto de Baeza.
En ella se ubican bellos edificios civiles de estilo renacentistas que en su tiempo hicieron que esta plaza fuese una de las más importantes de la ciudad.En el centro de la plaza está la Fuente de los Leones, con la escultura más antigua de Baeza. Se trata de una estatua íbero-romana que representa a Imilce, princesa íbera y esposa de Aníbal.

Estatua Ibero romana en Baeza
Estatua ibero romana. Plaza del Pópulo (Baeza)

Los edificios que se levantan en la Plaza del Pópulo son:

2. La Antigua Carnicería

Construida en el año 1548, ha tenido varios usos: desde su origen como matadero y secadero de pieles  hasta archivo histórico, museo…

Muestra una fachada sencilla. Destacando una fila de rosetas entre molduras y en el centro un gran escudo de Carlos I.

Antigua carnicería de Baeza-Jaén
La Antigua Carnicería

3. La Casa del Pópulo 

También conocido como la Antigua Audiencia Civil y Escribanías Públicas. Actualmente, funciona como oficina de turismo.

Es un bello edificio renacentista que se levantó sobre la muralla musulmana.

Motivos florales, frontones, medallones, escudos heráldicos, figuras de animales, ángeles… decoran la fachada. Detalles muy propios del estilo plateresco.

No debemos pasar por alto los detalles del coqueto balcón, donde Carlos I dio una misa el día de S. Andrés.

Balcón de la Casa del Populo en Baeza
Detalles del balcón de la Casa del Pópulo.

4. Puerta de Jaén y Arco de Villalar

La Puerta de Jaén era una de las puertas del recinto amurallado.
En 1526, con motivo de los esponsales de Carlos I con Isabel de Portugal, se embellece con dos torrecillas a los lados, almenas y tres escudos.
El Arco de Villalar fue construido en memoria de la batalla de Villalar que supuso la victoria de Carlos I contra los comuneros. Aunque Baeza fue una de las ciudades andaluzas que se levantó a favor de las comunidades.
Arco de Villar en Baeza
Arco de Villalar. Baeza

5. Iglesia de la Santa Cruz

Al salir de la Plaza del Pópulo, tomamos la calle Romanones y nos sorprendió la imagen de una iglesia románica al final de la calle.
Algo inusual encontrar en Andalucía arquitectura de este estilo; esto se debe a la pronta reconquista por Fernando III y la consiguiente repoblación cristiana.
Iglesia románica de Santa Cruz en Baeza
Calle Romanones, al fondo la iglesia de La Santa Cruz. Baeza
La iglesia de La Santa Cruz es otro de los monumentos que la bella ciudad de Baeza tiene para ir mirando con detalle y disfrutarlo.
Comenzando por su exterior realizado en mampostería y con dos portadas: una orientada al sur, que es original del templo, y otra al oeste, que procede de las ruinas de la iglesia románica de S. Juan Bautista.
A pesar de su distinta procedencia, las dos puertas son muy parecidas, formadas por arquivoltas abocinadas de medio punto sobre columnas.
Su interior es una maravilla con arcos apuntados sobre columnas románicas, pinturas de los siglos XV y XVI y un arco de herradura visigodo.
Iglesia de la Santa Cruz en Baeza, Portada de la iglesia de San Juan Bautista
Portada oeste original de la iglesia de S. Juan Bautista. Arquivoltas lisas y guardapolvos con punta de diamante
Portada de la iglesia de la Santa Cruz en Baeza
Portada sur. Canecillos con cabezas de animales y rostros humanos
Ábside con pinturas del s. XV en la iglesia de la Santa Cruz en Baeza
Ábside con restos de pinturas del S. XV

7. Palacio Jabalquinto

Frente a la iglesia de La Santa Cruz, tenemos un palacio que también hará las delicias a todos los que disfruten con el arte.
Fue mandado construir en el S. XV por el señor de Jabalquinto y es una de las obras más representativas del gótico isabelino o flamígero.
Detalles de este estilo decoran su espectacular fachada: puntas de diamantes, pináculos, escudos, florones, figurillas humanas, lazos… Queda enmarcada por dos contrafuertes que terminan en balcones.
El mirador, formado por cinco arcos, fue un añadido posterior, en pleno renacimiento.
Palacio Jabalquinto en Baeza
Puerta con un arco conopial por el que trepan  pequeñas figuras humanas.
Detalle de las ventanas gemelas bíforas decoradas con pináculos
Detalle de los escudos, yelmos, figuras humanas, animales, puntas de diamante y clavos de piña

8. Catedral de la Natividad

La majestuosa catedral de Baeza se erige sobre una antigua mezquita, que a su vez ocupó el solar de un templo romano.
Aunque es de estilo renacentista, se levanta sobre los pilares y bóvedas de una primera construcción que se derrumbo de estilo gótico. Es el prestigioso arquitecto Andrés de Vandelvira quien toma el mando de la reconstrucción a mediados del S. XVI.
Su exterior no guarda ninguna homogeneidad, pero si interesantes muestras de estilos:
1. Al norte, se sitúa la fachada principal en estilo renacentista.
2. La fachada oeste tiene la llamada Puerta de Luna, y un rosetón gótico-mudéjar.
3. La fachada sur se abre con una puerta gótica, llamada la Puerta del Perdón, formada por un arco carpanel y decorada con motivos vegetales.
Cubre esta puerta un alero muy curioso  formado por siete filas de ladrillos alternados en rojo y blanco y tres filas de tejas.
Fachada norte de la Catedral de la Natividad en Baeza
Fachada norte
Puerta de la Luna de la Catedral de Baeza
Puerta de la Luna. Catedral de la Natividad. Baeza
Torre campanario de la Catedral de Baeza, Imágenes de Baeza con niebla
La torre-campanario pertenece a la antigua mezquita
Puerta del Perdón de la catedral de Baeza
Puerta del Perdón
Alerón de ladrillos y tejas de la catedral de Baeza
Alerón de ladrillos y tejas

9. Fuente de Sta. María

En la plaza de Sta. María frente a la puerta principal de la catedral de La Natividad se erige la Fuente de Sta. María. Embellece la plaza esta obra con forma de arco triunfal que data del S. XVI
Fuente de Santa María en Baeza
Fuente de Sta. María

10. Casas Consistoriales Altas

Construcción de finales del S. XV, probablemente el palacio más antiguo de Baeza. Funcionó como sede del concejo de la ciudad hasta principios del XIX.
Una de las fachadas está decorada con el escudo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso y otra con el de Carlos I.
Está ubicado en la plaza de Sta. María, comparte medianería con la catedral.
Casas Consistoriales Altas en Baeza
Casa Consistoriales Altas

11. Antigua Universidad de Baeza

Los versos del poeta sevillano vienen a la cabeza cuando cruzas la puerta de la Antigua Universidad.
Pues, entre los años 1912 y 1919, en este bello edificio renacentista, Antonio Machado impartió clases de gramática francesa a los alumnos de bachillerato.
La primera universidad que tuvo Baeza estaba en un inmueble a intramuros hoy convertido en el Museo de Baeza.
Es en 1595, cuando la universidad se traslada a este edificio. Funcionará impartiendo estudios universitarios hasta el año 1824, cuando son suprimidos por Fernando VII. Pasando entonces a centro de enseñanza secundaria.
Del exterior del edifico de la Antigua Universidad destaca la portada de acceso al claustro.
Y del interior se puede visitar su claustro de doble arcada, el Paraninfo con artesonado y graderío de madera y el aula utilizado por Antonio Machado para dar sus clases de francés.
Aula de Antonio Machado en la Universidad de Baeza
Aula Antonio Machado
Claustro de la antigua universidad de Baeza
Claustro Antigua Universidad

12. Torre de Aliatares

De las pocas piezas que se conserva del recinto amurallado musulmán del S. XII, derribado por mandato de Isabel la Católica.
Curioso el  detalle de las almenas, de principios del S. XX, imitando a las del Arco de Villalar
Torre de Aliatares en Baeza

13. La Alhóndiga

Fue construida en el S. XVI, en la Plaza de Abajo o del Mercado. Estaba destinada a la compra-venta y contratación de grano.
Es un edificio de tres plantas, con fachada de arquerías: la primera con arcos de medio punto sobre columnas toscanas, la segunda con arcos rebajados y la tercera, del S. XX, con zapatas de madera.
La Alhondiga de Baeza-Jaén

14. Plaza de la Cruz Verde

La Inquisición colocaba una cruz verde en las plazas donde se llevaban a cabo las ejecuciones.
En Baeza el Santo Oficio tomó fuertes represalias contra los llamados «alumbrados» (profesores y alumnos de la Universidad que fueron acusados de herejía).
Plaza de la Cruz Verde de Baeza-Jaén

Enlace a Úbeda (Jaén)

Enlace a Jaén

Un poco de historia de Baeza

La historia de Baeza comienza como ciudad romana con el nombre de Biatia.

Convertida en capital del reino Taifa con los árabes, su escudo de armas la proclamaba como «nido real de Gavilanes».

Conquistada por Fernando III se convierte en la plaza desde la que partirán muchos caballeros hacia la Reconquista.

Durante los S. XIV  y XV la nobleza pretende convertir territorios de la ciudad en señoríos por lo que se producen enfrentamiento con los reyes.
Terminan a finales del S. XV con el sometimiento de los nobles. Esto hace posible que con las rentas de la ciudad se construyan edificios públicos y religiosos, en lugar de los suntuosos palacios que la nobleza se construía en otros lugares de España.
Es en el siglo XVI, cuando Baeza alcanza su máximo esplendor arquitectónico y cultural, con la fundación de la Universidad entre otros edificios públicos de interés.
El escritor Antonio Machado vivió en Baeza entre 1912 y 1919.
En 1996, Baeza fue declarada «Conjunto Histórico-Artístico». En 2003 es nombrada, junto con Úbeda, Patrimonio de la Humanidad.