Qué ver en la bucólica región del Alentejo Central (Portugal)


«Por que soy del tamaño de lo que  veo, y no del tamaño de mi estatura»

Fernando Pessoa

Viaje por el centro del Alentejo

Auténtica, entrañable, fascinante y atractiva son algunos de los adjetivos que pueden definir el Alentejo (Portugal). Una región tan extensa como casi desconocida.

En ese afán nuestro por descubrir lugares no atestados por el turismo, donde patrimonio histórico, monumental y cultural armonice con riqueza natural, llegamos al Alentejo Central con intención de visitar lo más interesante de la región.

A las cuestiones: qué ver, qué hacer, dónde dormir, qué bodegas visitar, dónde ver las mejores puestas del sol, lo mejor del Alentejo.., responde este artículo.

Características de la ruta en coche por el Alentejo Central

1. Variedad de paisajes. Desde el verde infinito de dehesas de alcornoques, encinas y olivos, hasta los extensos campos de vides.

2. Ciudades fortificadas. Dos de ellas Patrimonio de la Humanidad: Évora y Elvas (aunque ésta última pertenece a la región del Alentejo Norte)

4. Atesora uno de los más importantes conjuntos megalíticos de Europa.

5. Experiencias en atractivas bodegas.

6. Gastronomía en edificios históricos.


Contenido de la entrada

Dónde esta el Alentejo

Imprescindibles del Alentejo Central. Qué ver 

Mapa ruta en coche por el Alentejo Centro


Dónde está el Alentejo

Esta inmensa región ocupa casi un tercio del territorio de Portugal Continental.

Se extiende por el sur del país. En concreto, entre el río Tajo y el Algarve.

Su etimología guarda relación con su ubicación, pues el término «Alentejo» significa en portugués «más allá del Tajo«.

La región se subdivide en: Alto Alentejo, Bajo Alentejo, Alentejo Litoral y Alentejo Central (al que se dedica este post).

 7 Imprescindibles del Alentejo Central. Qué ver

La ruta en coche/road trip de 4 días por el interior del Alentejo tuvo como punto de partida la ciudad de Badajoz.

  1. Elvas (Alentejo Norte)
  2. Estremoz
  3. Evoramonte
  4. Évora
  5. Crómlech los Almendros y Anta Grande de Zambujeiro
  6. Redondo. Visitar Bodega Herdade do Freixo
  7. Ruta pasarelas Serra d’Ossa y convento de Sao Paulo
  8. Mourao

ELVAS


Elvas es el guardián de Portugal. Tras su independencia en 1640, esta plaza jugó un papel importante en la defensa de la integridad del territorio portugués.

Estandarte de libertad e independencia de un pasado glorioso, marcaron su carácter castrense.

En el siglo XVII los enfrentamientos y amenazas por parte de España fueron constantes lo que llevó a construir un solido sistema defensivo basado en: fuertes, murallas, castillo, fortines.

Seña de identidad de Elvas, que es considerada la ciudad-cuartel más poderosa y mejor conservada de Portugal.

Aunque las extraordinarias dimensiones de su fortificación traspasa fronteras hasta presentarla como la muestra de arquitectura militar más compleja de Europa.

En el año 2012 Elvas fue declarada Patrimonio de la Humanidad, pues conserva el mayor sistema de murallas y fosos secos del mundo.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por Alentejo
Fachadas coloridas en Elvas

Qué ver en Elvas

La visita comenzó en el Forte de Nossa Senhora da Graça, a 1 kilómetro al norte de la población.

1. Forte Nossa Senhora da Graça

La imagen más sorprendente del fuerte de Nuestra Señora de Gracia se obtiene a vista de pájaro. Desde Google Maps, podemos admirar su diseño en forma de estrella.

Que ver Alentejo centro

Aunque tampoco dejan indiferente las primeras imágenes, las que se ven desde el coche según te aproximas. Pues se aprecian las formas geométricas perfectamente perfiladas del monte de Gracia.

En su interior se puede deambular por sus puntas estrelladas y observar su diseño curioso, perfecto y por supuesto estratégico.

El recinto contaba con todo tipo de dependencias: cocinas, lavanderías, hospital, polvorines, residencia para oficiales, para los soldados, iglesia…

Como si fuera un pequeño pueblo con forma de astro.

Fuerte de Gracia fue construido en el siglo XVIII, en el mismo lugar donde se ubicaba una ermita gótica.

Horario: de martes a domingo de 10:00 a 17:00. Lunes cerrado.

Ruta por el Alentejo Centro. Road trip

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por AlentejoQué ver en Alentejo. Portugal

2. Fuerte de Santa Lucía

Elvas no tenía una situación muy estratégica para ser ciudad fronteriza.

Por este motivo, en las colinas que la circundaban, levantaron fuertes. El de Santa Lucía fue uno de ellos, junto al mencionado de Gracia y otros cuatro más.

En este fuerte destacan sus murallas con forma de zigzag y el Museo Militar que alberga su interior.

Horario: Lunes cerrado. Martes de 13h00 a 17h00. De jueves a domingo de 10h00 a 17h00.

Forte da Santa Luzia. Qué ver en Elvas

3. Plaza de la República

Ya en el centro histórico de Elvas, la primera parada fue en la plaza principal, llamada Plaza de la República desde 1910.

Da la bienvenida al visitante el nombre de la ciudad en letras de gran tamaño. ¡¡¡La foto no se hace esperar!! Entre las letras rojas de Elvas, el pavimento geométrico del suelo y al fondo la iglesia de la Asunción, habremos captado la imagen más emblemática de este espacio.

Es una plaza animada, con bares, restaurantes, tiendas, la Oficina de Turismo y otros organismos públicos.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por el Alentejo

4. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Construida en el siglo XVI, en un estilo que aúna el barroco con el manuelino. Fue la catedral de Elvas hasta el siglo XIX.

De su exterior destaca la fachada principal y la armoniosa puerta lateral en estilo  manuelino.

Una vez en el interior, los ojos se van hacia la decoración de azulejos de los bajos de la nave. Son del siglo XVII y XVIII.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por el Alentejo
Detalle del arco lobulado de la entrada lateral

5. Iglesia de la Consolación

En dirección al castillo pasamos por el Largo de Santa Clara donde hicimos una parada imprevista para admirar la iglesia de la Dominicas también llamada de la Consolación. 

Formaba parte de un monasterio fundado en el siglo XVI y del que sólo se conserva esta iglesia.

Contrasta su aspecto exterior sobrio y robusto, con el interior rebosante de delicada decoración.

La planta interior es octogonal. Queda definida por 8 columnas toscanas, elegantes y decoradas con motivos vegetales. Sobre ellas se alza el magnífico cimborrio.

El conjunto de cúpula, bóveda y muros están cubiertos por azulejos decorados con motivos florales y lazos.

También destacan las tres capillas, la cúpula del Altar Mayor decorado con estucos y el púlpito de forja. Todo original del siglo XVII.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por el AlentejoIglesia de la Consolación en Elvas

6. Castillo

Coronando el centro histórico de Elvas, entre pintorescas callejuelas se encuentra el que fue el primer Monumento Nacional de Portugal.

Remontarse a sus orígenes es llegar a la fortificación islámica construida en el siglo XIII. Aunque el aspecto actual lo adquiere en el siglo XVI.

Fue la vivienda de los representantes de la ciudad y escenario de acontecimientos históricos con firmas de tratados de paz.

Al estar ubicado en el punto más elevado de la ciudad, las panorámicas son excelentes.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por el Alentejo
En dirección al castillo
Forte Nossa Senhora de Graça
Vistas del Forte de Graça desde el castillo

7. Murallas

Su construcción se inicia en el siglo XVII, tras la independencia de Portugal en 1640. Aunque sus reformas se dilatan hasta el siglo XIX.

Se componía de baluartes, medio baluartes, además de casetas, depósitos y polvorines.

8. Acueducto de Amoreira

Para finalizar la visita a Elvas, hicimos una parada junto al acueducto. Lo habíamos visto desde el Fuerte de Gracia y por uno de sus arcos habíamos entrado a la ciudad.

Pero merecía una parada en esta construcción hidráulica considerada uno de los acueductos más largos de la Península. Sus cifras son: de 8,5 km de longitud, una altura que llega a alcanzar los 31 metros de altura y un total de 843 arcadas superpuestas.

Una aclaración: el acueducto no es romano, ni árabe, como había escuchado. Las obras comenzaron a mediados del siglo XVI y finalizaron un siglo después, tras varias paradas por motivos económicos y técnicos.

Qué ver en Elvas. Ruta en coche por el Alentejo
Acueducto de Amoreira

ESTREMOZ


De Elvas, primera línea defensiva, pasamos a la segunda: Estremoz.

Aunque si por algo es conocida la ciudad es por sus canteras de mármol. Material que cubre calles, edificios históricos, plazas y hasta un lago artificial.

Una localidad donde lo sencillo y rústico contrasta con la elegancia y pomposidad del material noble tan presente en calles y edificios.

Estremoz se divide en dos partes:

  1. La parte Baja (nueva) dominada por la plaza Rossio y el lago artificial totalmente recubierto en mármol.
  2. Parte alta. Ciudad medieval y origen de Estremoz. Protegida por una doble fortificación y coronada por la torre del castillo.

Qué ver en el recinto fortificado de Estremoz

La visita comienza con la imagen de sus murallas del S. XIII. Al entrar por la puerta de Sataren, nos encontramos con el barrio de Santiago.

Un barrio sencillo y humilde, de calles empedradas y vivienda encaladas que contrasta con la elegancia de la zona del castillo, donde predomina el uso del mármol.

Más adelante, en torno a la pequeña plaza se concentra el patrimonio más monumental de Estremoz:

  1. Paço Real funciona como Pousada Castelo de Estremoz. Se puede visitar la torre en el horario de 9:00 a 19:00. Es gratuito.
  2. Iglesia de Santa María y capilla de la Reina Isabel (s. XIII)
  3. La estatua de la citada reina en el centro de la plaza.
  4. Paços del Concelho. Sede del ayuntamiento en la Edad Media. Sobresale la torre del reloj y a destacar la bonita galería con arcos sobre columnas pareadas y capiteles decorados.

Curiosidades de Estremoz

Para hablar del origen de Estremoz hay que buscar en el significado de su nombre relacionado con las estrellas.

Según la tradición, los primeros pobladores llegaron en el siglo XIII, tras ser desterrados por el rey de Castelo Branco, acusados de un crimen.

Se cobijaron alrededor  del castillo y durante muchos años vivieron y durmieron a la intemperie, bajo las estrellas.

Hasta que finalmente consiguieron el permiso real para fundar la población.

Paço Real Estremoz. Alentejo
Paço Real
Porta de Santarem. Estremoz
Porta de Santarem

EVORAMONTE


A 10 kilometros al oeste de Estremoz nos detuvimos en la aldea fortificada de Evoramonte. Pequeña pero con muchos encantos.

Para empezar, contar que llegamos por la tarde y estuvimos solos. Toda la aldea para nosotros.

Evoramonte es una freguesia del concejo de Estremoz. Se ubica en el punto más elevado de la Sierra de Ossa.

Conserva en muy buen estado las murallas y el castillo. Patrimonio que atestiguan un pasado glorioso.

Contrasta con el aspecto rural y humilde del resto de la aldea, lo que le aporta un atractivo singular.

Qué ver en Evoramonte

Evoramonte se divide en dos partes: 1. La zona nueva (en la parte baja junto a la carretera) y 2. el histórico recinto fortificado coronando la cumbre, donde se concentra todo el patrimonio monumental y cultural.

Se puede subir en coche pero hay que dejarlo en un pequeño aparcamiento a extramuros, junto a la ermita. A pocos metros de las excelentes murallas que cobijan la pequeña y entrañable aldea de casas de fachadas blancas con zócalo amarillo.

Sobre un montículo se alza una mole rectangular en piedra gris: es el castillo.

Esta fortaleza fue construida en el siglo XII, aunque el aspecto actual es el resultado de las reformas llevadas a cabo en el siglo XVI. Todo el protagonismo se centra en los cuatro torreones circulares y las cornisas con forma de cuerda que recorren el edificio. Motivo ornamental típico del estilo manuelino.

Una sola calle vertebra la pequeña aldea. Une las entradas norte y sur del recinto fortificado. En una de estas entradas se encuentra la iglesia, junto al cementerio. En la otra un banco con forma de corazón desde donde admirar los paisajes del Alentejo.

Las puestas de sol desde la ermita (del aparcamiento) o en el columpio (a pocos metros de la ermita) son otro de los atractivos de Evoramonte.

Curiosidades

A lo largo de la calle, en la puerta de cada vivienda, hay pequeña piedra pintada a mano. El dibujo representa una casa y el número correspondiente en la calle.

La artista es la propietaria de la tienda de productos artesanos y locales.
Castillo de Evoramonte Qué ver en EvoramonteBanco mirador con forma de corazón. Evoramonte


ÉVORA


La ciudad de Évora fue nuestra base de operaciones, por su situación en el centro del recorrido previsto y por que había leído que era la más viva y animada de la zona.

Lo confirmo. Para salir por la noche, a cenar, de copas… es un buen destino.

Y para pasar el día, su interesante y atractivo centro histórico declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, no deja indiferente.

Incluso encontramos un lugar para despedir al sol con unos excepcionales atardeceres entre molinos.

Ruta por el Alentejo. Qué ver en Évora

Qué ver en Évora

1. Acueducto da Agua da Prata

El primer monumento que pudimos admirar a nuestra llegada a Évora (entrando por el norte de la ciudad) fue el magnífico acueducto.

Su construcción se remonta al siglo XVI (no es romano, como hay quien afirma). En el siglo XVII fue reconstruido.

Las obras más recientes se acometieron para adaptar un recorrido ambiental de más de 8 km, entre el acueducto y los campos de alcornoques.

2. Muralla

Si dejamos el coche en alguno de los aparcamientos extramuros la visita pueden comenzar por recorrer parte de la muralla. Es un paseo agradable con bancos y jardines.

Siglos de historia laten en sus muros, sin apreciarse el paso del tiempo. Todas las culturas han dejado su impronta, desde la primera cerca romana del siglo III hasta el medievo.

La segunda muralla (cerca-nova) se levanta en el siglo XVI. Tienen una longitud de más de 3 km.

En 1922, las murallas fueron declaradas Monumento Nacional de Portugal. Forman parte del conjunto de Évora Patrimonio Mundial por la Unesco.

Qué ver en Évora. Ruta por el Alentejo

3. Plaza de Giraldo

Parece ser que todas las calles la ciudad conducen a la Plaza Giraldo, el corazón de Évora.

Es una plaza amplia, luminosa, empedrada, con soportales y muy animada a cualquier hora del día.

En ella se ubica la Oficina de Turismo.

4. Iglesia de San Antonio

El espacio abierto de la plaza de Giraldo es debido a la iglesia de Santo Antão. Pues los edificios delanteros fueron demolidos para dar visibilidad al templo.

Se construyó a mediados del siglo XVI en el solar que anteriormente ocupaba una ermita.

Si su aspecto exterior es sobrio. El interior es una delicia con paredes recubiertas de azulejería portuguesa.

5. Capilla de los Huesos

Pero si hay un templo en Évora que se lleva el protagonismo, esa es la Capela dos Ossos, un osario que forma parte de la iglesia de San Francisco. 

Los comentarios que pude escuchar durante la visita iban desde desagradable a macabro.

Yo me quedo con el mensajes que trasmite la reflexión escrita en el dintel de la entrada: «Nos ossos que aqui estamos, pelos vosso esperamos» (Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos). Que viene a recordarnos nuestro paso transitorio por la vida.

Las preguntas también surgen: ¿Quién fue el autor? ¿De dónde proceden los huesos?¿cuántos esqueletos fueron necesarios?

⇒A la primera cuestión, la respuesta es un fraile franciscano, allá por el siglo XVII. El lugar elegido fue la sala destinada a dormitorios y reflexión.

⇒En cuanto a la procedencia de los huesos, parece ser que en Évora había muchos cementerios y ocupaban mucho espacio. Los monjes decidieron suprimir algunos y desenterrar los cuerpos con los que cubrieron las paredes de la capilla.

⇒ El número de esqueletos oscila entre 5.000 y 8.000.

capilla de los huesos en Évora

6. Catedral

Parece ser que es una de las catedrales más grandes de Portugal.

La Basílica Sé de Nossa Senhora da Assunção se comenzó a construir en el siglo XII, poco después de la conquista cristiana. Durante siglos se fue ampliando y modificando, motivo de su riqueza de estilos: románico y gótico de origen, manuelino y barroco.

Dos torres medievales enmarcan la fachada, una de ellas campanario. Interesantes, también las esculturas de la portada principal.

Pero si hay algo que sobresale y es visible desde gran parte de la ciudad es el cimborrio.

El claustro gótico, las elevadas naves y las vistas desde la terraza son algunos de los elementos a destacar.

Catedral de Évora

7. Templo de Diana

Évora atesora monumentos de diferentes periodos y estilos.

Un ejemplo es el templo romano. También llamado templo de Diana, aunque en realidad fue erigido en homenaje al emperador Augusto, considerado como un dios.

Se levantó en el siglo I a.C, ocupado parte del foro. Siglos de historia, el paso de diferentes culturas, guerras y otros usos (desde caja de seguridad del castillo, hasta matadero) fueron desmantelando este santuario divino.

A nuestros días, ha llegado la parte norte de la base, con catorce columnas de mármol de Estremoz. Algunas conservan sus capiteles de orden corintio.

Qué ver en Évora. Ruta por el Alentejo

8. Palacio de Don Manuel y Ruinas fingidas

El romántico Jardim Publico de Évora fue diseñado en el siglo XIX.

Este parque público atesora varios atractivos:

  1. Por un lado el agradable jardín. Donde el diseño y la variada vegetación crean un remanso de paz.
  2. El Palacio de Don Manuel, uno de los edificios más bonitos de Évora. Data del siglo XV. La mezcla de estilos e influencias, quizá sea su mayor atractivo: gótico-tardío, mudéjar, manuelino. E incluso añadidos más actuales.
  3. Y por supuesto, las «Ruinas fingidas» un rincón nostálgico y encantador. Si no te dicen que fue construido con elementos arquitectónicos recuperados de ruinas de otros monumentos de la ciudad, piensas que son los restos de un palacio medieval en su ubicación original.
Falsas ruinas Évora. Qué ver en Évora
Ruinas fingidas

9. Alto de San Bento

La puesta de sol tiene un escenario magnífico en Évora, el lugar el Alto de San Bento. Donde se alzan cual gigantes quijotescos 5 molinos de viento restaurados.

Un proyecto que pretende conservar y dar a conocer este patrimonio cultural y económico alentejano.

Molinos en Alto de San Bento en Evora. Puesta de sol


CIRCUITO MEGALÍTICO


A pocos kilómetros de Évora podemos realizar un Circuito Megalítico donde admirar un asombroso conjunto megalítico, en perfecta simbiosis entre el misticismo de los monolitos y la energía de la naturaleza.

Antes de empezar el circuito conviene parar en el Centro de Interpretación Ebora Megalíthica en la localidad de Nossa Senhora de Guadalupe.

De ahí sale un camino, entre alcornoques y encinas, que lleva hasta el Cromlech y el Menhir de los Almendros.

Cromlech de los Almendros

Este monumento megalítico se compone de casi un centenar de monolitos dispuestos en círculo o elipse. En su mayoría con forma ovalada u fálica.

Algunos tienen grabados con motivos relacionados con el pastoreo y la agricultura.

En cuanto a su función, no está muy clara. Aunque los estudios lo asocian al fuerte vinculo que tenían a la tierra los pobladores del neolítico, cuya economía se basaba en la agricultura y pastoreo.

Los chamanes guiarían en el proceso de introducir las piedras en la tierra, como falos que penetran en el vientre de madre naturaleza, en un ritual para fertilizar la tierra.

El conjunto se erigió en dos periodos: la primera parte a finales del sexto milenio a. C y la segunda en el tercer milenio a. C.

Fue descubierto en 1964. En 2015 se declaró Monumento Nacional.

Está considerado uno de los más importantes conjuntos megalíticos de Europa y el mayor de la Península Ibérica.

Cromlech los Almendros

Menhir de los Almendros

El aura de misticismo continúo en el Menhir de los Almendros.

Aunque está aislado del cromlech de los Almendros, forma parte del conjunto. Pues entre ambos marcan la salida del sol durante el solsticio del verano.

El menhir de los Almendros es un monolito de grandes dimensiones con forma de ovoide. En la parte superior tiene grabado un báculo (bastón), claramente  relacionado con la economía de agricultura y pastoreo propia del neolítico.

Menhir los Almendros

Anta Grande do Zambujeiro

La siguiente parada del Circuito Megalítico fue en el dolmen más grande de Europa.

De medidas colosales, el dolmen se compone de 7 grandes piedras que alcanzan los 6 metros de altura. Sobre ellas se apoya una gran losa.

El interior se distribuye en pasillo de 15 metros de largo y una gran cámara.

En relación a su antigüedad, se calcula superior a los 5.000 años

No deja indiferente el paisaje bucólico que rodeado a este templo. La espiritualidad y serenidad invaden el enclave.

Conjunto megalítico Évora.


RUTA VINOS DE ALENTEJO. REDONDO


Imprescindible en el viaje al Alentejo visitar una bodega, contemplar los viñedos y apreciar sus vinos.

En nuestro caso elegimos la original bodega Herdade do Freixo, en el municipio de Redondo.

Atractivo tanto el diseño del edificio, como los ondulados campos de viñas que lo rodean. Sin obviar, la calidad de sus vinos.

Redondo es un municipio acordonado por campos de olivares y viñedos. La ruta Vinhos do Alentejo es una propuesta para conocer ésta y otras localidades de la región con el enoturismo como elemento en común.

Bodega del Alentejo Central

Bodega Herdade do Freixo


RUTA POR LAS PASARELAS DE SERRA D’OSSA 

y CONVENTO DE SAO PAULO


Sierra d’Ossa

En el triángulo que forman Estremoz, Évora y Redondo se encuadra el Parque Natural de Serra d’Ossa.

Nada mejor que una ruta de senderismo para penetrar en este espacio montañoso del Alentejo.

La ruta por las pasarelas de Serra d’Ossa puede ser una buena opción por varios motivos: un paisaje espectacular, un trayecto corto y de dificultad baja. Como recompensa disfrutar de la gastronomía alentejana en un precioso convento.

Detalles ruta

Inicio: En el pueblo de Aldeia da Serra.

Distancia: 6,8 km/ Tiempo: 2 horas (más el tiempo dedicado a comer).

Pasarelas Serra Ossa. Alentejo

Convento Sao Paulo

La ruta de las pasarelas llega hasta el bello convento de San Paulo, casi escondido entre la espesa vegetación.

El convento fue construido en el siglo XII, por la orden de los Monjes Ermitaños de Sao Paulo. Tras años de abandono fue recuperado para darle una nueva vida: hotel y restaurante.

Conserva todo el encanto de los edificios de la época. Se aprecia en las diferentes salas, claustro y jardines.

Atesora una extraordinaria azulejería en azul cobalto que decora los bajos de diferentes estancias.

También se conservan las fuentes florentinas originales que embellecen y refrescan el apacible convento.

Las panorámicas a la Serra d’Ossa es otro atractivo.

Convento Sao Paulo en Alentejo Convento Sao Paolo. Alentejo


MOURAO


Junto al embalse  de Alqueva (otro destino atractivo del Alentejo) se encuentra la localidad de Mourao.

Aunque no atesora un rico patrimonio monumental, sí presenta el tipismo de los pueblos alentejanos, por lo que la visita merece la pena.

Castillo de Mourao

El monumento más emblemático e interesante es el castillo. Ubicado en la zona más alta, junto al río Guadiana y con vistas a la campiña.

Estratégica situación de su pasado fronterizo, que hoy nos permite disfrutar de unas magníficas vistas.

El estado de conservación del castillo no es muy bueno, pero se pueden apreciar los diferentes espacios: murallas, adarve, puertas, la casa del alcaide, el patio de armas…

Desentona con el buen mantenimiento de la iglesia anexa, lo que aporta un aspecto más solido al conjunto.

Sobre su historia y fecha de construcción, la información es confusa. Se atribuye al siglo XIV, bajo el reinado de Alfonso IV.

Siglos después, tuvo que ser fortificado para protegerse de los continuos ataques del país vecino.

Castillo de Mourao

Castillo Mourao. Vistas embalse Alqueva

Mapa ruta en coche por el Alentejo Central-Norte

Aquí finaliza el viaje por el Alentejo Central.

¡¡¡ HASTA PRONTO!!!