Qué ver en Mérida y alrededores. Embalses romanos. Guía y mapa (Badajoz)

«La ruina es un regalo. La ruina es el camino hacia la transformación”.

Elizabeth Gilbert.

Ruta por el patrimonio de Mérida (Augusta Emerita) y los embalses romanos

Mérida atesora un extraordinario legado: Augusta Emerita, considerado uno de los conjuntos arqueológicos romanos más extensos e importantes de España. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1993.

Con estos antecedentes, es fácil imaginar que visitar Mérida es vivir una fascinante aventura en un escenario clásico.

La cultura romana está tan presente en la ciudad que embriaga hasta el punto de sentirse en otra época, en otro lugar.

Estas sensaciones se perciben desde el primer momento que se pisa su centro histórico.

Pero si además de estas primeras apreciaciones se quiere profundizar en el patrimonio histórico y monumental de Augusta Emerita, propongo el siguiente recorrido por Mérida y alrededores. 

Qué ver en Mérida y los embalses romanos

De esta manera, conoceremos todos los monumentos de la urbe romana Augusta Emérita.

Además, a pocos kilómetros, en un excelente entorno de dehesas, podremos admirar las presas de origen romano: Proserpina y Cornalvo. Los embalses más antiguos de Europa.

Esta visita a Mérida romana se puede ajustar a un día, un fin de semana,.. Tres días es el tiempo ideal para apreciar con calma y disfrutar de tan excepcional legado.


Contenido

Mapa patrimonio Mérida y embalses romanos

20 Imprescindibles de Mérida y alrededores

Breve historia de Mérida 

Mapa patrimonio Mérida y embalses romanos

20 Imprescindibles de Mérida y alrededores

1. Teatro

El teatro romano es el edificio más emblemático de Mérida. Razones no faltan.

Su construcción se sitúa entre los años 16 y 15 a.C., Se ubicó junto al anfiteatro, alejado de la urbe y cerca de las murallas.

Aprovecharon la ladera de un cerro para situar las gradas, con el fin de economizar esfuerzo y materiales.​

Estas gradas podían acoger hasta seis mil espectadores. Se distribuían en tres sectores: caveas summa, media e ima, separadas por pasillos. El espectador ocupaba un sector u otro según su rango social.

En el siglo IV d. C. el teatro es abandonado pues la religión cristiana consideraba indecorosas las artes escénicas. Fue demolido parcialmente y cubierto de tierra.

Durante siglos, el teatro estuvo enterrado. Impresiona ver las fotos antiguas en las que se aprecia la summa cavea, la única parte que quedó sin cubrir por la tierra.

A principios del siglo XX dieron comienzo las excavaciones arqueológicas.

Desde el verano de 1933, en el teatro romano de Mérida se desarrolla el Festival de Teatro Clásico.

Otro edificio interesante dentro de este mismo recinto es la Casa del Teatro o casa Basílica, con pinturas murales a tamaño natural, así como las zonas ajardinadas.

Teatro romano de Mérida Detalles capiteles del Teatro romano de MéridaColumnas teatro romano de Mérida

Casa del Teatro Mérida
Casa del Teatro
Teatro romano de Mérida
Jardines

2. Anfiteatro

Junto al teatro se levantó otro edificio muy significativo en Augusta Emerita y dedicado a espectáculos más populares: el anfiteatro.

Fue inaugurado en el año 8 a.C., y utilizado como escenario de los juegos de gladiadores, lucha de animales salvajes, lucha entre animales y hombres, cacerías de fieras…

También se aprovechó la colina (como en el teatro) para construir las gradas.

Impresionan sus dimensiones y más pensar que en sus gradas se llegaban a acomodar entre quince y dieciséis mil espectadores.

Si miramos al centro de la arena veremos un foso. Parece ser que estaba cubierto por unos pilares de madera y bajo ellos se ocultaban los animales y los mecanismos utilizados para desarrollar espectáculos más complejos.

El público accedía a las gradas por dos largas galerías. También eran la entrada de los gladiadores.

No se descarta que en estas galerías hubiese algún habitáculo de culto religioso dedicado a Némesis, diosa protectora de los gladiadores.

Guía con mapa para recorrer Mérida romana

Anfiteatro de Mérida

3. Casa del Anfiteatro

Cerca de estos edificios públicos podemos admirar una vivienda romana con unos espectaculares mosaicos, es la denominada Casa del Anfiteatro. 

En realidad, se trata de un conjunto arqueológico compuesto por varias construcciones interesantes. Estas son:

  1. Lo primero que veremos será un pequeño habitáculo rectangular. Aquí se filtraba el agua que llegaba por el acueducto de San Lázaro.
  2. Conducción hidráulica de San Lázaro. Con el arco por donde pasaba el arroyo decorado con una cabeza de león.
  3. Cimientos de la Casa de la Torre del Agua.
  4. Casa del Anfiteatro, un complejo doméstico de grandes dimensiones. Se compone de un patio central porticado con pozo y fuente; dormitorios y salones decorados con hermosos mosaicos; cocina y termas.
  5. Mausoleo de Cayo Julio Successianus (siglo II). Donde se encontró el famoso dintel con representación humanizada de los ríos de la ciudad: el Anas (Guadiana) y el Baraecca (Albarregas).

Todo este conjunto se ubicaba fuera de las murallas de Augusta Emérita, en una zona destinada a viviendas, necrópolis e industrias.

Las viviendas datan de finales del s I d.C.. y parece ser que pervivieron hasta el siglo III.

Mosaico casa del Anfiteatro de Mérida
Mosaico con escena de elaboración del vino
Casa Torre del Agua en Mérida
Casa Torre del Agua
Casa del anfiteatro de Mérida
Casa del Anfiteatro

Mosaicos casa del Anfiteatro

Ruta por los monumentos romanos en Mérida
Dintel de los ríos

4. Museo Nacional de Arte Romano

Antes de abandonar esta zona del teatro y anfiteatro es conveniente visitar el Museo Nacional de Arte Romano donde dejarse deslumbrar por los tesoros que acoge.

La admiración puede iniciarse con el edificio donde se ubica el museo, obra del arquitecto Rafael Moneo.

Pero hay más. Mucho más. Pues el interior atesora una valiosa colección de objetos hallados en los yacimientos emeritenses.

La colección abarca: restos de arquitectura, esculturas, mosaicos, pinturas, inscripciones, objetos de uso cotidiano, joyas, monedas… Sin olvidar la cripta y  los restos de la calzada romana.

Un espacio para admirar con tiempo. Nosotros hemos estado en tres ocasiones y siempre nos sorprende algún objeto o detalle.

Museo romano de Mérida

Calzada romana en l museo romano de Mérida
Calzada romana bajo el museo

Ruta por los monumentos romanos en Mérida Estatua romana en el Museo de Mérida estatua romana museo de Mérida Museo romano de Mérida Teatro y anfiteatro de Mérida desde el cielo Ruta por los monumentos romanos en Mérida

Júpiter Amón
Júpiter Amón
Ruta por los monumentos romanos en Mérida
Medusa
Estatuas del foro en el Museo Nacional de Arte romano de Mérida
Figuras togadas que decoraban el Foro. En el Museo Nacional de

Mosaico en el museo romano de Mérida Dintel ríos Annas y Barraeca Museo romano de Mérida Estatua hombre rodeado por serpiente museo romano de Mérida

5. Templo de Diana

Otro edificio admirable de Mérida romana es el llamado Templo de Diana. Denominación popular desde el siglo XVII, aunque parece ser que no estuvo consagrado a la diosa sino al culto imperial.

Es una visita imprescindible pues se trata de uno de los pocos edificios de carácter religioso de Mérida que se conserva en estado satisfactorio. Estar incorporado al palacio renacentista del conde de los Corbos fue lo que contribuyó a su excelente conservación.

Su interior alberga una interesante exposición sobre la construcción y trayectoria del templo, así como breves datos históricos de Augusta Emérita y del periodo de dominación romana en la Península.

La fecha de construcción del Templo de Diana se sitúa en el siglo I d.C.

El templo presidía y articulaba el Foro municipal de la ciudad. Y se mantuvo como tal durante todo el periodo de dominación romana (desde el siglo 25 a.C. hasta principios del siglo V).

Ruta por los monumentos romanos en Mérida

Templo de Diana Templo de Diana en Mérida Templo de Diana en Mérida

6. Pórtico del Foro

Muy cerca del Templo de Diana se ubica este monumento erigido en el siglo I, siguiendo el mismo  modelo del Foro de Augusto en Roma.

Su restauración se ejecutó el siglo pasado y muchos de los hallazgos recuperados se exponen en el Museo Nacional de Arte Romano.

Se trata de la esquina de un pórtico monumental. Formaba parte del antiguo Foro Municipal de Augusta Emerita.

Estaba revestido íntegramente en mármol. Se sostenía sobre altas columnas corintias.

En su decoración se utilizaron medallones con las cabezas de Júpiter Amón y de Medusa, cariátides, figuras togadas de la familia imperial y esculturas de dioses. (Algunos de estos originales se encuentran en el Museo Nacional de Arte Romano).

Foro romano de Mérida

Ruta por los monumentos romanos en Mérida
Júpiter Amón y Medusa

7. Puente romano de Mérida

Después de admirar edificios públicos, privados y religiosos, era el momento de apreciar una obra de ingeniería: el monumental puente que cruza el río Guadiana.

Interesante también conocer la etimología del río, pues hace referencia a dos culturas diferentes: romana y árabe. En época romana, el nombre del río era Anas. El prefijo Guad  (que significa río) fue añadido por los árabes.

El puente, uno de los más largos de la antigüedad con 790 m, se levantó a finales del siglo I a. C. al mismo tiempo que se fundaba la colonia.

Evidentemente, con el paso del tiempo, el uso y las guerras ha precisado de diferentes reformas, pero los pilares son los originales.

Otro detalle curioso es su construcción original. El puente estaba dividido en dos partes y se unían en la isla, en un enorme tajamar que partía el curso del río en dos corrientes.

Puente romano de MeridaPuente romano de  Mérida

8. Alcazaba Árabe

Aunque es una ruta por el patrimonio romano de Augusta Emerita, no se puede pasar por alto esta impresionante fortaleza considerada la más antigua de la Península.

Fue erigida en el año 835 por el emir omeya Abderramán II. A imagen y semejanza de las fortalezas bizantinas.

Las funciones de este recinto eran servir como residencia del gobernador local, sede de las dependencias administrativas omeyas y entrada a la ciudad desde el puente romano.

Realmente, no nos alejamos mucho de las huellas de Augusta Emerita, pues en el centro de esta fortaleza árabe se encuentran los restos romanos de la calzada principal, la muralla y una puerta con dos vanos y dos torres.

Otro tesoro que acoge este recinto es el aljibe. Un elemento único de la arqueología peninsular. Conserva  piezas decorativas de origen tardoromano y visigodo.

Alcazaba árabe de Mérida

Qué ver en Mérida Guía con mapa

Qué ver en Mérida
Entrada aljibe

Aljibe de alcazaba de Mérida

Aljibe alcazaba de Mérida
Aljibe

Aljibe de Mérida

9. Área Arqueológica de la Morería

La convivencia entre la ciudad antigua y la actualidad queda expuesta en el Área Arqueológica de la Morería.

Sobre las huellas de la ciudad romana, visigoda, islámica y medieval se levanta un edificio contemporáneo de uso administrativo.

Los pilares que sustentan la vivienda, dejan la planta baja abierta para conservar el yacimiento y permitir su visita.

El Área Arqueológica de la Morería tiene una extensión de aproximadamente 12.000 metros cuadrados. Permite conocer la evolución urbanística desde época romana hasta la actualidad.

También acoge el centro de Interpretación de la Vía de la Plata.

Qué ver en Mérida
Cimientos de una vivienda

10. Arco de Trajano

El nombre hace presagiar un arco triunfal dedicado al emperador Trajano, pero no es tal. Parece ser que era una puerta de acceso al espacio sagrado de un templo de culto imperial.

Estuvo revestido de mármol y probablemente lucía placas con inscripciones y otros ricos detalles.

Aunque ha perdido esta decoración y adornos, el arco de sillería sigue impresionando. Ya sea por su altura (15 metros) o por su ubicación, rompiendo la línea de fachadas blancas.

En el interior del restaurante A de Arco se pueden ver los pilares de la arcada. (Y comer muy bien).

Arco de Trajano en Mérida

11. Acueducto de los Milagros

El recorrido por la ciudad romana de Mérida, nos llevó a conocer otra extraordinaria obra de ingeniería: el acueducto de los Milagros.

Esta conducción hidráulica llevaba el agua del embalse de Proserpina a la ciudad.

Sobre la fecha de su construcción he leído varias hipótesis. Parece ser que no está muy claro. Algunas teorías lo sitúan en fechas cercanas a la fundación de la colonia (año 25 a.C.)

Lo que si queda claro, además de visible es su monumentalidad. Una colosal construcción de la que se conservan más de 800 metros. Con algunos pilares que llegan a alcanzar los 27 metros de altura.

El acueducto se sitúa en una zona ajardinada junto al río, muy apropiada para pasear a la sombra de tan histórico monumento.

Acueducto de los Milagros en MéridaAcueducto de los Milagros Mérida

12. Basílica de Santa Eulalia

Está considerado como el primer templo cristiano construido en la Hispania, tras la autorización del culto cristiano por el emperador romano Constantino I.

La basílica de Santa Eulalia fue construida en el siglo IV, sobre el túmulo funerario de Eulalia, una niña emeritense martirizada durante las persecuciones cristianas, (años 303 y 305 d. C.) ordenadas por el emperador Diocleciano.

Los estudios arqueológicos han permitido distinguir las diferentes etapas por las que pasó el terreno donde se asienta la basilica. 1º. viviendas romanas (S. I a III d.C.)- 2º. necrópolis cristiana (S. IV)- 3º. templo dedicado a la mártir Eulalia (S. V a IX)- 4º. expolio y abandono con los árabe- 5º. la iglesia actual, construida en el siglo XIII.

Conjunto basílica de Santa Eulalia: iglesia, cripta y Hornito

La cripta es un interesante y singular muestrario con restos de toda la trayectoria histórica del solar donde se ubica el edificio. La exposición de la entrada a la cripta es muy apropiada para documentarnos previamente.

De la iglesia destacar los restos de la basílica paleocristiana y visigoda, la portada en estilo románico y el artesonado de sus bóvedas.

El denominado popularmente «Hornito», es una pequeña capilla gótica que rememora el horno donde fue inmolada la mártir.

En el siglo XVII, esta capilla se reforma con piezas de mármol extraídas del templo romano dedicado al Dios Marte (probablemente del s. II d.C.). Los relieves son impresionantes por la elegancia y minuciosidad con que fueron realizados.

Qué ver en Mérida y alrededores

El hornito de Mérida
Detalles del Hornito

Hornito de Mérida

Cripta Santa Eulalia en Mérida
Cripta

13. Acueducto de San Lázaro

Esta canalización conducía el agua de varios arroyos y manantiales situados al norte y noreste de la ciudad.

Contaba con una imponente arquería que salvaba el valle del río Albarregas, de la que solo se conservan tres pilares y unos arcos.

14. Circo

Parece ser que estamos ante uno de los circos romanos más grandes e importantes del Imperio. Además, es uno de los pocos que conservan visible toda su planta.

Las cifras lo corroboran: más de 400 metros de largo y en torno a los 100 metros de ancho. Con una capacidad para acoger hasta 30.000 espectadores.

Se edificó pocas décadas después de la fundación de la ciudad y, probablemente, estuvo en uso hasta el siglo VI. Aquí se celebraban las carreras de carros, diversión preferida del pueblo romano, así como otros espectáculos.

Una visita muy interesante tanto para conocer la magnitud de estos recintos destinados al entretenimiento como para hacerse una idea de la relevancia y prestigio que debía tener Augusta Emerita al contar con un circo de estas dimensiones.

Para la interpretación del recinto y conocer más detalles, el Circo cuenta con un Centro de Visitantes.

Qué ver monumentos romanos en Mérida

15. Termas públicas

Augusta Emerita contó con varios complejos termales. Hay catalogadas un total de seis termas públicas, 15 privadas.

La visitas recomendadas son:

Termas-pozo de Nieve (calle Reyes Huertas, 7) con distintos usos: termas, baptisterio, sede de alguna religión, fábrica de vidrio e, incluso, un complejo para el almacenaje y distribución de aguas.

Las termas de San Lázaro y las de Rambla de Santa Eulalia.

Termas públicas de Mérida romanas

16. Casa del Mitreo

Aquí podremos conocer como era una vivienda romana de una familia acomodada, la distribución de las dependencias y los diferentes usos.

Pero además, admirar uno de los mosaicos más atractivos e importantes encontrados en Augusta Emerita. Se trata del Mosaico Cosmológico, donde se personifica la concepción del mundo y las fuerzas de la naturaleza que lo gobiernan.

Casa del Mitreo (que debe su nombre por estar próximo a un posible templo dedicado a Mitra) se situaba a extramuros de la ciudad romana.

Se levantó a finales del s. I o principios del II, aunque algunas espacios y decoraciones pertenecen a remodelaciones posteriores. Fue abandonada en el siglo IV.

Sus dependencias se distribuyen en torno a dos peristilos y un atrio, lo que proporcionaba luz y ventilación.

La visita es interesante y muy amena, pues todo el recorrido de la vivienda está acompañado por carteles con explicaciones.

Fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de zona arqueológica, en el año 1990.

Casa del Mitreo Qué ver monumentos romanos en Mérida Qué ver monumentos romanos en Mérida Casa del Mitreo Mérida Qué ver monumentos romanos en Mérida

17. Centro de Interpretación de los Columbarios

En el mismo recinto de la Casa del Mitreo se ubica el Centro de Interpretación de los Columbarios.

Se trata de un recorrido al aire libre por el jardín funerario donde encontraremos paneles con información sobre los diferentes ritos y edificios funerarios usados desde la fundación de Agusta Emerita.

Dos edificaciones funerarias de época alto imperial, guardan los restos incinerados de dos familias de las que se conoce su nombre y condición social por los epígrafes que se conservan.

Los mausoleos fueron construidos en s. I d.C. pertenecían a la familias de los Julios y los Voconios.

Qué ver en Mérida romana

18. Presa romana de Proserpina

Nos alejamos de la urbe y a 5 km al noroeste de la ciudad tenemos el embalse romano de Proserpina.

Impresiona ver una obra de ingeniería que pudiera contarnos la historia de Agusta Emerita desde prácticamente su fundación.  Y para más admiración,  todavía está en uso.

Está considerada como uno de los diques más interesantes de la antigüedad. Sus dimensiones también son a tener en cuenta: 425 metros de largo por 21 de altura.

El embalse recoge el agua procedente de la lluvia y de dos arroyos: las Adelfas y las Pardillas.

Su construcción se dilató en varias fases. La más antigua y origen de la presa es del siglo I. Después, a lo largo de los siglos, han habido otros añadidos.

Llegar hasta aquí para contemplar esta obra es muy cómodo pues se puede ir en coche hasta prácticamente la misma presa.

Otra opción es realizar una ruta de senderismo bordeando el lago. Son 6 km de distancia, dificultad baja y duración de una hora y media, aproximadamente.

Qué ver en Mérida y alrededores embalse romano Proserpina Qué ver en Mérida. Embalse Proserpina

19. Presa romana de Cornalvo

La presa de Cornalvo se sitúa a 10 km de Mérida.

Impresiona al igual que la de Proserpina. Tanto por su antigüedad (finales del siglo I), como por sus medidas: 220m de longitud por 18m de altura. Así como por la forma de graderío del muro de contención.

Otro punto a destacar es que continúa en funcionamiento después de tantos siglos.

En 1912 fue declarada Monumento Nacional.

Pero hay más: el entorno. Pues esta presa se ubica en el Parque Natural de Cornalvo, entre encinas y alcornoques bañados por el río Alberregas.

Para admirarlo y disfrutarlo nada mejor que realizar la ruta de senderismo de 6 km que bordea el lago.

En el recorrido nos toparemos con el «Abuelo de Cornalvo» un majestuoso alcornoque de más de 400 años.

Embalse romano de Cornalvo Embalse romano de Cornalvo

Parque natural de Cornalvo Mérida

Puesta de sol embalse de Cornalvo

20. Dolmen de Lácara

Evidentemente no es de origen romano, pero merecía la pena incluirlo en este artículo.

A 25 kilómetros de la ciudad Mérida pudimos conocer el dolmen de Lácara, un auténtico tesoro arquitectónico.

Tan interesante es el monumento como atractiva la dehesa donde se ubica.

Además, el recorrido (desde el aparcamiento hasta el dolmen) cuenta con paneles informativos sobre el paisaje de dehesa, el megalitismo, el propio dolmen… que hacen muy didáctica la visita

Se trata de un monumento megalítico tipo sepulcro corredor. Dentro de esta categoría, es el de mayor tamaño que se conserva en España, (el de Évora es el mayor de la Península Ibérica).

Está formado por un corredor cubierto de 20 m de longitud y una cámara mortuoria. En su interior se encontraron ajuares funerarios, puntas de flechas, cuchillos y otros enseres.

Su origen se sitúa en el Calcolítico (3000-4000 años antes de Cristo).

Fue declarado Monumento Nacional en 1931.

Megalitismo es la denominación que reciben las construcciones de diversas morfologías y que abarca una cronología de más de dos milenios. 

Se supone una funcionalidad funeraria, para enterramientos colectivos, aunque también incluye otras construcciones interpretados como espacios sociales y religiosos.

Dolmen de Lácara cómo llegar Qué ver en Mérida y alrededores Dolmen de Lácara cómo llegar

Qué ver en Mérida y alrededores

Breve historia de Mérida romana

Augusta Emerita fue la capital de la provincia romana de Lusitanía. La segunda ciudad más importante después de Sevilla.

Fundada en el año 25 a.C. por Octavio Augusto como un lugar de retiro para los soldados veteranos (eméritos). De ahí el nombre de la colonia Augusta Emérita. 

El objetivo era que los soldados disfrutaran de un cómodo y plácido retiro. Para ese fin, diseñó una ciudad con todo tipo de servicios y edificaciones.

Con la invasión bárbara, siglo V, no pierde su protagonismo siendo una importante ciudad visigoda.

En el año 713 fue conquistada por los musulmanes,

Reconquistada en 1230 por el ejército a las ordenes de Alfonso XI de León.

Recupera su esplendor con la llegada al trono de los Reyes Católicos.

Durante la Guerra de la Independencia es saqueada por el ejercito francés.

Afortunadamente la gloria, relevancia y rico legado queda presente en Mérida, para nuestro aprecio y disfrute.