Qué ver en la ciudad de Ibiza. Dalt Vila

«La isla de Eivissa es bonita, plantada de viñas y produce muchas pasas. Se destaca una pequeña ciudad agradable y bien poblada.»
El-Idrissi. (Geógrafo del siglo XII)

Dalt Vila, Patrimonio de la Humanidad

Ibiza es fiesta. Mucha fiesta. Pero Ibiza también es riqueza natural, monumental, histórica, y artística. En una superficie de poco más de 570 km2, la isla acoge nada más y nada menos que cuatro elementos declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Estos son: el Yacimiento fenicio de Sa Caleta, la Necrópolis de Puig des Molins, el Parque Natural de las Salinas y el casco histórico Dalt Vila

Este post está dedicado al casco antiguo Dalt Vila. En él vistaremos:

  1. Catedral
  2. Casa de la Cúria
  3. Centro de Interpretación de la Ibiza musulmana
  4. Castillo
  5. Recinto fortificado
  6. Museo-Casa Broner
  7. Barrios marineros
  8. Puerto
  9. Museo de Arte Contemporáneo
  10. Necrópolis Puig de Molins

Pero antes déjame que te cuente:

Motivos de la declaración de Patrimonio de la Humanidad

En el año 1999 Dalt Vila fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este reconocimiento internacional estima el valor histórico, cultural y arquitectónico de la acrópolis; un testimonio excepcional de urbanización y vida social de las colonias fenicias.

Considera que la Dalt Vila es una de las fortalezas costeras mejor conservadas del Mediterráneo.

Su valor histórico transciende hasta su origen en el siglo VII a.C., cuando es fundada por los fenicios procedentes de Sa Caleta. Se convirtió después en una ciudad púnica y romana. Posteriormente fue la ciudad islámica de Madina Yabisa. En el siglo XII es conquistada por los cristianos e incorporada a la Corona de Aragón.

Cabe destacar su riqueza cultural, legado del cruce de civilizaciones. Así como su patrimonio arquitectónico visible en su admirable acropolis, con callejuelas y placitas protegidas por la extraordinaria muralla.

Dalt Vila

Qué ver en la Dalt Vila. IbizaQué ver en la Dalt VilaCalles con escaleras de la Dalt Vila de IbizaCalles blancas y azules de la Dalt VilaQué ver en Ibiza

Qué ver en la ciudad de Ibiza:

La Dalt Villa y los barrios marineros

Son muchos los detalles que hacen de la ciudad de Ibiza un lugar atractivo, interesante, además de singular y ecléctico.

La primera imagen es una postal de viviendas blancas escalonadas, con la muralla protegiendo el conjunto y la catedral coronando.

Ya en el interior, nos dejaremos llevar por las estrechas y empinadas callejuelas de la Dalt Vila y los antiguos barrios marineros. Embriagados por la luz mediterránea y los contrastes de la ciudad.

1. Catedral de Ntra. Sra. de las Nieves

El monumento más emblemático de Ibiza, se alza en la zona más elevada de la Dalt Vila. En el mismo lugar donde hubo un templo romano, sustituido después por una mezquita. Y que probablemente, también fue el lugar elegido por fenicios y púnicos para orar a sus dioses.

Este templo se levantó en el s. XIII, tras la conquista cristiana.

Su exterior es sobrio y austero. Los contrafuertes y la torre campanario, de planta triangular, le confieren un aspecto compacto.

En el ábside se abren unas bonitas ventanas con arcos apuntados y vidrieras. El interior está decorado con detalles de estilo barroco, contrastando con la sencillez del exterior.

Cuenta con un pequeño museo diocesano que ocupa la sala capitular y la sacristía. Expone pinturas, tallas, objetos litúrgicos y un interesante muestrario de joyas ibicencas recopiladas de las iglesias de la isla.

Iglesia de Ibiza

Murallas e iglesia de Ibiza
Iglesia y murallas

Interior de la catedral de la Dalt Vila de Ibiza

2. Casa de la Cúria

En la misma plaza de la catedral se alza este edificio que albergó la sede de los Tribunales de Justicia de la isla.
Se levantó en el siglo XV aprovechando las paredes de la muralla andalusí.

Actualmente, funciona como Oficina de Turismo y como centro de interpretación de la Ibiza musulmana.

Son interesantes los detalles góticos del exterior: la puerta de entrada a la oficina de turismo (antiguamente era una ventana), el escudo y las ventanas geminadas.

Casa la Cúria de Ibiza

Ventanas geminadas de la Casa la Curia Ibiza

3. Centro de Interpretación de la Ibiza musulmana

Un espacio imprescindible para conocer como fue la llegada de los musulmanes a la isla, que aportaron a la agricultura, comercio, urbanismo…

Una forma de recuperar las huellas de la cultura musulmana en la isla.

Centro de Interpretación de la cultura musulmana en Ibiza

4. Castillo de la Dalt Vila

Aunque no se puede visitar, pues se está restaurando para convertirlo en Parador Nacional, si se pueden apreciarse los edificios levantados entre los siglos XVI y XVIII: el castillo, la torre del Homenaje y la Casa del Gobernador.

En este mismo espacio también estuvo la acrópolis de púnicos y romanos, después la almudaina y el cuartel militar de los árabes.

Desde este lugar las vistas son extraordinarias. Alcanzan el puerto, la playa D’en Bossa, las salinas e incluso Formentera en días despejados.

Muralla y casa del Gobernador de Ibiza
Muralla y Casa del Gobernador
Castillo de Ibiza
Amanecer desde el castillo

5. Recinto fortificado de Dalt Vila

Todo el conjunto de la Dalt Vila queda protegido por los 1.800 mts. de muralla levantada en el siglo XVI, reinando Felipe II.

Está considerado como uno de los recintos fortificados mejor conservados de todo el Mediterráneo.

Mantiene los siete baluartes y las cinco puertas, también el patio de armas y el polvorín.

El baluarte de San Pedro es uno de los más complejos por el desnivel del terreno. Cuenta con una unidad museográfica que informa sobre la construcción de la muralla y el uso de la artillería. La visita continúa en el baluarte de San Jaime.

Murallas de Ibiza

Portal de ses Taules. Dalt Vila de Ibiza
Portal de ses Taules

Murallas de la Dalt Vila de Ibiza

6. Museo-Casa Broner

Un espacio poco conocido de la isla y que me encantó. No lo descartes si visitas la ciudad.

Erwin Broner fue un arquitecto y pintor alemán de origen judío. Se instaló definitivamente en la isla en el año 1959. Aunque la primera vez que llegó a Ibiza fue en 1933 huyendo del nazismo.

Tuvo un papel destacado en el desarrollo de la arquitectura racionalista de la isla. Proyecta unas cincuenta obras, de las que se construyen treinta.

Las obras de Broner se encuentran en distintos enclaves de la ciudad, principalmente en el puerto y los barrios marineros, pero también en Figueretas, Santa Eulalia… e incluso en Formentera,

En 1960 Broner adquiere un solar en el barrio marinero de Sa Penya y allí construye su casa, hoy convertida en museo. Conserva la estructura y mobiliario original. Todo diseñado por él.

Declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.

La Casa Broner está abierta al público de martes a viernes de 10 a 16.30 horas. Sábados y domingos de 10 a 14 horas.

Casa Broner en Ibiza

Museo Casa Broner en Ibiza

7. Barrios marineros

Y dejando la Dalt Vila, nuestra visita continúo por los barrios marineros que crecieron a la sombra de las murallas: La Marina y Sa Penya.

De la fisonomía de entonces queda poco, pues  las calles del barrio de la Marina se han llenado de bares, tiendas de ropa, puestos de artesanía, galerías de arte, restaurantes… y también del bullicio de artistas callejeros, gogós, animadores de discotecas y turistas.

Barrio de San Penya en Ibiza
Sa Penya

Barrio de San Penya en Ibiza

Barrio de la Marina en Ibiza
Barrio de la Marina

Barrio de la Marina en Ibiza

8. Puerto

Bien merece una visita de día para completar nuestra visita cultural e histórica por la Dalt Vila, pues este puerto natural tiene una larga historia.

Hay que remontarse al año 650 a. C. cuando los cartagieneses escogen Ibiza como enclave estratégico para sus operaciones por el Mediterráneo. El puerto se convirtió en una importante base naval de su armada.

Todas las civilizaciones que pasan por la isla mantuvieron activo este puerto. Las actuales construcciones datan del siglo XX.

 Imprescindible también una visita en las noches de verano para disfrutar del animado ambiente nocturno.

Barcos del puerto de IbizaMonumento al corsario del puerto de IbizaVistas del Puerto de Ibiza desde la Dalt Vila

9. Museo de Arte Contemporaneo de Ibiza

Se ubica en el baluarte de Sant Joan. Ocupa la antigua Sala de Armas de la Real Fuerza de Ibiza, una construcción militar del siglo XVIII.

Durante el proceso de rehabilitación, se encontró un interesante hallazgo arqueológico: un conjunto de viviendas púnicas del siglo IV a.C.

El Museu d’Art Contemporani d’Eivissa (MACE) compagina exposiciones temporales de pintura y escultura con la colección permanente, además de los restos arqueológicos.

Escultura de un torso en el Museo de Arte contemporáneo de Ibiza

10. Necrópolis de Puig des Molins

La necrópolis más extensa y mejor conservada de todo el Mediterráneo occidental: una verdadera joya arqueológica.

Fue el cementerio de la ciudad de Ibiza durante toda la antigüedad; desde la fundación de Ibosim por los fenicios (S. VII a.C.) hasta la época romana.

Se calcula que son más de 4.000 hipogeos (galerias excavadas con fines funerarios) los que componen esta necrópolis. Sólo son visibles 340, la mayoría de origen púnico. Se pueden visitar los denominados Hipogeos de la Mula, descubiertos por casualidad cuando una mula cayó en una de las galerías funerarias.

El museo de la Necrópolis expone miles de objetos, aunque es tan solo un 3% de todo lo encontrado en el yacimiento. El resto está pendiente de estudio.

Otro lugar imprescindible si visitas la ciudad con ganas de conocer su riqueza cultural, histórica y monumental.

La Necrópolis de Puig des Molins fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

   Busto de la Diosa Tanit Huevos de avestruz en la necrópolis Puig des Molins