Qué ver en el Delta del Ebro un fin de semana. Guía con mapa

«Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor».

Albert Einstein

Delta del Ebro, donde mirar la naturaleza

El Parque Natural del Delta del Ebro es un destino perfecto para toda persona que adore los espacios naturales con variedad de paisajes: río, mar, playas, dunas, lagunas, manantiales, bahías, bosques, islas fluviales, arrozales….

Que aprecie el silencio sólo interrumpido por la algarabía de los pájaros, disfrute con el avistamiento de aves,  las rutas en bicicleta con toda la calma del mundo o la gastronomía con productos locales: arroces, confit de pato y anguila en suc, entre otros.

En definitiva, el Delta del Ebro es el enclave ideal para los amantes de vivir despacio, mirando profundamente la naturaleza y aprendiendo de ella.

Aunque un fin de semana es un tiempo escaso para admirar todo lo que ofrece este espacio, desde mi punto de vista hay 10 imprescindibles que ver en el Delta del Ebro

Si por el contrario se dispone de más tiempo, invito a visitar el siguiente enlace:

Guía completa para visitar el Parque Natural del Delta del Ebro


Contenido 

Qué ver en el Delta del Ebro en un fin de semana. Imprescindibles.

Dónde está el Delta del Ebro.

Reconocimientos

Dónde está el Delta del Ebro

El Delta del Ebro se encuentra en la provincia de Tarragona. Es el humedal más importante de Cataluña. 

Qué ver en el Delta del Ebro en un fin de semana.

Imprescindibles Delta del Ebro

1. Gola de Migjorn. Isla de Buda

Gola de Migjorn es una de las antiguas desembocaduras del río Ebro. Va bordeando la isla de Buda y finaliza en la extensa playa de la Alfacada.
 
Desde el mirador se puede contemplar la playa, la laguna de la Alfacada y la isla de Buda. Y avistar garzas reales, garcetas, gaviotas y cormoranes.
Barco de pesca en Gola de Migjorn
Antigua desembocadura del Ebro. Gola de Migjorn

Aves en el Delta del Ebro

2. Laguna el Garxal. Mirador el Zigurat

Ésta es la laguna más joven. Se formó tras una riada que cambió el curso de la desembocadura.
 
Desde el mirador el Zigurat pudimos apreciar la actual y la antigua desembocadura, la isla de S. Antonio y la isla de Buda.
 
Después, continuamos una senda que nos llevó hasta un observatorio, adentrándonos en un ecosistema dunar con una rica vegetación compuesta de eneas, carrizo, jacintos marinos…
 
Ya en el mirador de la laguna vimos flamencos, garzas, moritos, cormoranes y ánades.
 
Desde el embarcadero de la urbanización Riumar salen barcos que recorren este último tramo de la desembocadura del Ebro.
 
 
Mirador el Zigurat. Delta del Ebro
Mirador el Zigurat

Delta del Ebro

3. Laguna Encanyissada. Casa de Fustas

Es la laguna más grande del Delta, con más de 1.000 hectáreas.

Aquí, pudimos disfrutar del avistamiento de colonias de flamencos que al atardecer y con la puestas de sol crean un sugerente espectáculo.

Desde el mirador de la Casa de Fustas contemplamos un bonito paisaje acompañado de la algarabía de diferentes aves.

La Casa de Fustas, es una antigua casa de madera que fue traída desde Canadá por un grupo de industriales barceloneses para utilizarla como refugio en las temporadas de caza. Hoy acoge una exposición sobre la formación de las lagunas y de las aves que habitan en el Parque.

Laguna Encanyssada

Casa de Fustas en el Delta del Ebro
Casa de Fustas

Dónde ver flamencos en el Delta del Ebro:

4. Laguna la Tancada. Ruta de las Lagunas

La segunda laguna más grande del Delta del Ebro, antiguamente unida a la Encanyssada. 
 
Se encuentra junto a las antiguas salinas de S. Antonio
 
Gran parte de las lagunas de la Encanyssada y la Tancada se pueden recorrer en coche, haciendo paradas en los diferentes miradores y observatorios.
 
Pero si lo que queremos es bordear todo el perímetro de la laguna, está la denominada Ruta de las Lagunas (para hacerla a pie o en bicicleta).
 
Esta laguna es otro de los lugares donde vimos a los esbeltos flamencos, además de bellos atardeceres.
 
 
 
Flamencos en la laguna de la Tancada
Flamencos en la laguna la Tancada
 
Flamencos en el Delta del Ebro
Anochecer en la Tancada
Anochece en la Tancada

5. Laguna de les Olles

Esta laguna, la más pequeña, era la antigua desembocadura del río Ebro antes de formarse el Delta.
 
Varios miradores y observatorios bordean su perímetro, para facilitar el avistamiento de colonias de jóvenes flamencos, patos colorados, cormoranes y ánades.
 
Aquí fuimos testigos de unas atractivas y solitarias puestas de sol entre mar, laguna y arrozales.
 
Laguna del Delta del Ebro
Laguna de les Olles
Observatorio de la laguna de les Olles
Flamencos jóvenes en la laguna de les Olles
Jóvenes flamencos
Flamenco joven en la laguna de les Olles
Joven flamenco
Laguna y mar desde el mirador de la laguna de les Olles
Laguna y  mar

Playas en el Delta del Ebro:

6. El Trabucador

Se trata de una larga franja de arena (6 km.) que une el Delta con la Península de la Banya. Divide el mar en dos quedando al oeste el mar abierto y al este la bahía de los Alfaques.

Atractivo lugar, tanto de día, para recorrerlo a pie y llegar hasta las Salinas de la Trinidad y el mirador, contemplando infinidad de aves. Como al atardecer para ver el sol esconderse tras la sierra de Montsiá.
 
 
Puesta de sol en el Trabucador
El sol desaparece tras la sierra de Montsiá
Puesta de sol en el Trabucador. Delta del Ebro
Últimos rayos del día en el Trabucador

7. Punta del Fangar

Esta península de 6km. de largo por 3 km. de ancho es otra de las maravillas naturales que guarda el Delta del Ebro.
 
Un espacio de dunas móviles con un alto valor ecológico por ser lugar de nidificación de aves y refugio de diferentes especies animales.
 
Sin más construcción que el emblemático faro del Fangar. Merece la pena pasear entre las sugerentes dunas (con algún que otro espejismo) hasta llegar al faro, y realizar el recorrido de vuelta por la playa.
 
Una ruta de aproximadamente 5km. que realizamos en unas 2 horas, mientras disfrutábamos de la soledad y el silencio sólo alterado por el aleteo de patos y gaviotas.
 
Dunas Punta del Fangar
Dunas Punta del Fangar
Faro del Fangar
Faro del Fangar
 

8. Amposta

 
Por un coqueto y llamativo puente colgante entramos en esta villa. Nuestra intención era conocer los restos del recinto fortificado levantado por orden de Ramón Berenguer III.
 
Realmente, visitar el recinto defensivo, fue un paseo por la historia. Pues conserva restos de diferentes épocas; desde sus orígenes ibéricos e islámicos hasta construcciones industriales del siglo XIX.
 
Carteles informativos nos facilitaron la visita, explicando las etapas de su construcción y su momento histórico.
 
Puente de Amposta
El emblemático puente  de Amposta
Recinto fortificado de Amposta
Restos del recinto fortificado de Amposta

9. Sant Carles de la Rapita

Aunque hubo asentamientos anteriores, la creación de este municipio se produce en el Siglo XVIII. Cuando Carlos III ordena la construción de un puerto con intención de que fuera el más importante del Mediterráneo. Así como de un núcleo urbano en el barrio pesquero de La Rápita.
 
Se llega a construir el canal de navegación que une Amposta con la Rápita y se inician las obras de otros edificios que quedan inacabados por la muerte del monarca.
 
La Glorieta y la iglesia Nueva son dos de los edificios proyectados por Carlos III y que quedaron incompletos.
 
Junto con la plaza Carlos III y la Torre de Guardiola coronada por una estatua del Sagrado Corazón (con unas bonitas panorámicas de la ciudad) son las construcciones más emblemáticas de San Carlos de la Rápita.

Interesante también conocer los viveros de mejillones y ostras en la Bahía de los Alfaques.

Vistas nocturnas de San Carlos de la Rápita

10. Ullals Baltasar

Este paraje recuperado tiene un encanto especial. La singularidad lo ponen las pequeñas lagunas circulares con agua transparente llamadas ullals (surgencias permanente de agua dulce procedente de los acuíferos de las cordilleras cercanas).
 
Una vegetación de juncos, carrizos, lirios, sauces blancos y eucaliptos, poniendo la nota exótica los nenúfares blancos.
 
Y también una variada fauna, con peces, anfibios, reptiles y numerosas aves. Pudimos ver garzas reales, garcetas, cigüeñuelas, abubillas, carriceros y al colorido martín pescador.
 
 
Ullals de Baltasar. Delta del Ebro
Ullals de Baltasar

Reconocimientos del Parque Natural del Delta del Ebro

El Parque Natural del Delta del Ebro es el hábitat acuático más importante de la Europa mediterránea, tras La Camarga (Francia), y el segundo de España, después de Doñana.

Fue declarado Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y está incluida en la lista de Humedales de importancia Internacional (Ramsar).