La ronca del gamo. Monte de El Pardo (Madrid)

«El amor por las criaturas vivientes es el atributo más noble del hombre»

Charles Darwin

Cuando ronca el Monte de El Pardo

Contemplo con fascinación escenas del mundo animal que difunden los medios de comunicación. Un león cazando en la selva africana, elefantes duchándose en un río de Asia, pingüinos anidando en el Polo Sur…,
Suelo pensar, que para participar de las maravillas de la fauna hay que viajar muy lejos. Que equivocada estoy.
¡¡Tenemos tanto que admirar cerca de casa!!
En estos días de otoño, he disfrutado de un paseo por un bosque mediterráneo. También he vivido la ronca de los gamos en celo.
Y para mayor de mis satisfacciones, he sido testigo de la provocación y pelea de dos machos gamos por hacerse con el grupo de las hembras.
Tan solo unos kilómetros de la Puerta del Sol de Madrid, en el Monte de El Pardo.
Gamo macho en el Monte de El Pardo
Gamo macho
Gamos hembras
Hembras
Gamo hembra y cria
Una hembra de gamo y su cría en el Monte de El Pardo
Gamo macho cuidando el harén
Gamo macho cuidando el harén
Pelea de gamos en celo
Otro macho llega para hacerse con el harén
Pelea de gamos por hacerse con el harén
…hay roncas y disputas entre los dos machos
Peleas de gamos en celo
Se preparan para el duelo…
Peleas de gamos machos por el harén de hembras
…el sonido de las cuernas golpeando impresiona.
Gamos machos en pelea. Ronca del gamo
El vencedor echa al perdedor de su territorio

Pelea de gamos machos en celo. Roca del gamo

Qué ver en el Monte de El Pardo

Otoño en el monte de El Pardo. Paseos de otoño. Hojas en el suelo
Otoño en el Monte de El Pardo
Las 16.000 hectáreas de bosque mediterráneo que compone el Monte de El Pardo forman parte del pulmón verde de la ciudad de Madrid.
Es considerado como uno de los bosques mediterráneos mejor conservados de Europa.
Sorprende que este monte tan próximo a la ciudad haya quedado al margen de la expansión urbanística de la capital.
El motivo por el que este espacio boscoso ha llegado hasta nuestros días en tan estupendo estado de conservación, ha sido por sus funciones como coto privado de caza para la realeza.
Los Austrias, los Borbones y hasta por Franco, que incluso estableció su residencia en el Palacio de El Pardo.

1. Patrimonio natural del Monte de El Pardo

Está integrado por 120 especies vegetales, destacando los encinares, alcornoques, quejigos, jaras y bosques de ribera.
En la fauna son las especies cinegéticas las que más abundan, tanto de caza mayor: ciervos, gamos, jabalíes, como de caza menor: conejos, perdices, palomas…
Urracas, búhos, buitres negros y hasta especies de gran interés ambiental como el águila imperial y el elanio azul componen el mundo animal del Monte del Pardo.

2. Patrimonio histórico-artístico del Monte de El Pardo

El Palacio de El Pardo

La construcción primitiva fue un pabellón de caza de Enrique III de Castilla.
Sobre ese edificio, Carlos I levanta el actual palacio que será reformado y ampliado en siglos posteriores.

El Convento del Cristo de El Pardo

El edificio se remonta al S. XVII. Su obra más preciada es una imagen yacente de Cristo en madera policromada (S. XVII).

Quinta de El Pardo

Casa de campo del S. XVIII que perteneció al Duque del Arco. Lo más interesante es su jardín con enormes ejemplares de sequoias, pinsapos y cipreses.

3. Senderos y miradores del Monte de El Pardo

El 95% de la superficie total del Monte de El Pardo se encuentra cercada y está prohibido el paso.
El porcentaje restante es la única superficie del monte que podemos visitar.
Éstos son los senderos y miradores por los que podremos descubrir una pequeña parte del Monte de El Pardo:

Paseo por la ribera del Manzanares

Es una paseo que sale desde el puente de los Capuchinos (en el pueblo de El Pardo) pudiendo optar por el camino losado del margen izquierdo del río o por el camino del margen derecho.
Éste último transcurre pegado a la valla metálica que separa el espacio protegido, (las fotos de los gamos de este post fueron tomadas desde este camino).

Mirador de Valpalomero

Tomando la M-605, sale una carretera que lleva hasta el Palacio de la Quinta de El Pardo.
Una vez en la Quinta, hay que dejar el coche y coger un camino inclinado para tomar la senda GR-124 hasta el mirador.
Desde aquí tendremos vistas al monte de El Pardo, a la sierra madrileña y a la ciudad de Madrid, además el mirador dispone de carteles informativos con los nombres de los puntos relevantes que podemos contemplar.

Mirador del Desaguadero

Por la M-612 se llega a la Portillera del Tambor, donde sale una camino ancho que nos conduce hasta este mirador.
Torres de la ciudad de Madrid desde el Monte de El Pardo
La ciudad de Madrid desde el Monte de El Pardo