Catedral de la Almudena (Madrid)

Almudena, una virgen entre el trigo

La talla de la Virgen de la Almudena está unida a los orígenes de la Villa de Madrid y a la construcción del templo a ella dedicado.

Entre la realidad de los hechos históricos y detalles de la imaginación en leyendas y tradiciones, ha llegado hasta nuestros días un capítulo más de la Historia de Madrid. Dice así:

Origen de la catedral de la Almudena

Estamos en el año 714, en la pequeña aldea visigoda que era Madrid.
Cuando sus habitantes advierten el inminente ataque de los musulmanes, deciden esconder en uno de los torreones de la muralla su bien más preciado: la talla de la Virgen de Sta. María la Mayor, regalo de un discípulo del Apóstol Santiago.
Tal como preveían, los musulmanes invaden la aldea y levantan una pequeña medina a la que llamaron Mayrit (haciendo referencia al agua de la zona).
La talla de la Virgen se mantuvo escondida durante siglos.
En el año 1085 Alfonso VI reconquista la medina y después de expulsar a los árabes a extramuros se propone encontrar la talla.La búsqueda no da buenos resultados, por lo que un 9 de noviembre el pueblo sale en procesión rogando con plegarias que aparezca la imagen.

Al pasar por la Cuesta de la Vega se abrió una grieta en el torreón donde los musulmanes guardaban el trigo llamado «Almudith» y allí estaba la Virgen de Sta. María la Mayor con dos velas que permanecían encendidas después de tres siglos (las leyendas tienen esa magia).

Desde entonces, el pueblo de Madrid venera a la Virgen de la Almudena.

Muralla árabe en Madrid
Restos de muralla árabe en la Cuesta la Vega

Iglesia de la Almudena

Tras la recuperación de la talla se levanta una iglesia en honor a  la Virgen María de la Almudena (emplazada a pocos metros de la actual catedral).
Con la progresiva importancia que va adquiriendo la ciudad, la iglesia de Sta. María de la Almudena se fue quedando pequeña por lo que se proyecta construir un templo de mayores dimensiones.
Lo intentaron los reyes Carlos V, Felipe II y Felipe III pero siempre encontraban la oposición de la  diócesis toledana.
Por fin, en 1883, Alfonso XII pone la primera piedra de la que sería la catedral de Madrid.

Catedral de la Almudena

La catedral de la Almudena, se construye entre los siglos XIX y XX.
Es un edificio ecléctico en el que se mezclan elementos de diferentes estilo y épocas. Así, el exterior será neoclásico, el interior neogótico y la cripta o iglesia subterránea neorrománica.
Uno de los detalles que más destaca del edificio es su cúpula, forrada de pizarra y con las esculturas de los doce Apóstoles.
En el interior, la girola está dedicada a S. Isidro Labrador y a su esposa Sta. María de la Cabeza. Acoge el arca funeraria del S. XIII que contuvo los restos incorruptos del santo (en la actualidad se encuentran en la Colegiata de S. Isidro).
La catedral de la Almudena es una de esas obras que en cuestión de gustos no tiene término medio, o gusta mucho o no gusta nada.

Catedral de la Almudena en Madrid

Fachada de la catedral de la Almudena
Catedral de la Almudena
Interior de la catedral de la Almudena
Interior catedral de la Almudena
Bóveda de la catedral de la Almudena
Bóveda
Sárcofago de San Isidro Labrador en la Catedral de la Almudena
Sarcófago de S. Isidro Labrador