Viaje a La Gomera. Qué ver

«La Gomera es redonda, igual, hermosa y de todas las islas la más agradable a la  vista, porque además de la benignidad y la alegría del cielo, está llena de suaves collados, valles con selvas espesísimas de árboles que gozando de un eterno verano nunca pierden sus hojas».

Leonardo Torriani

La Gomera, eterno paraíso

La cita de Leonardo Torriani me gustó, porque con pocas palabras describe muy bien lo fascinante que es La Gomera.

1. La isla es hermosa. Es un gran volcán dormido, cubierto de un manto verde. Manto confeccionado por los pájaros y el viento, que en el inhóspito terreno volcánico dejaron semillas de las que crecieron plantas y árboles.

2. Goza de un eterno verano. Un agradable clima, dulcemente suavizado por los vientos alisios.

3. La Gomera vive en una continua transformación. Erosionada por el agua de los arroyos y las corrientes de aire, que han creado un paisaje de suaves collados, valles y profundos barrancos. Viene a ser, como esa montaña de arena que de niños hacíamos en la playa, que cuando echábamos agua en su cima se abría en radiales cicatrices.

4. Atesora una espesísima selva, concentrada en uno de los bosques más antiguos del planeta: el bosque de laurisilva. Vegetación abundante y variada compuesta de: laureles, helechos, fayas, brezo, cardón, tabaida, tajinaste, helosilla, siempreviva… En las vegas y bancales se cultivan frutales tropicales, destacando las plataneras.

Las palmeras ponen la nota exótica. La Gomera es la isla del archipiélago con más palmeras. Y la singularidad aumenta si además se acompaña de niebla.

Palmeras y  niebla en La Gomera
Palmeras y niebla en La Gomera

Palmeras en la Gomera

Qué ver en La Gomera

  1. San Sebastián de la Gomera
  2. Hermigua
  3. Agulo
  4. Vallehermoso
  5. Alojera
  6. Parque Nacional de Garajonay
  7. Valle Gran Rey
  8. Alajeró
  9. Playa de Santiago
  10. Miradores

1. SAN SEBASTIÁN DE LA GOMERA

Fue la primera imagen que tuvimos de La Gomera. Pues llegamos a la isla en barco, procedentes de Tenerife. Este contacto inicial ya nos dio buenas vibraciones.

Y así fue. Porque a pesar de no contar con un gran patrimonio monumental y artístico es uno de esos lugares que gustan por su tranquilidad, tipismo y calidez de sus gentes.

Nos sentimos muy cómodos paseando por el pintoresco casco histórico. Por sus coloridas calles fuimos descubriendo su patrimonio y fascinante historia.

Historia de San Sebastián de La Gomera

Las impresiones y sensaciones que trasmite el municipio son variadas y agradables. No hay que pasar por alto su historia para entender muchas de las cosas que luego veremos tanto aquí, en San Sebastián de la Gomera, como en el resto de la isla.

Parece ser que fue fundada en las primeras décadas del s. XV.

Hacia el año 1440, Hernán de Peraza «el Viejo» se establece en este lugar haciendo un pacto con los gomeros para poder convivir. Es el «Pacto de Colactación». En estos años de pacífica convivencia se construye la Torre del Conde, la Iglesia de la Asunción y la Casa Señorial.

Esta paz se acaba con la muerte del conde. Toma el poder su hijo, Hernán de Peraza «el Joven», que junto a su mujer Beatriz de Bobadilla cometen las más atroces barbaries hacia los aborígenes, lo que da lugar a rebeliones.

El guerrero guanche Hautacuperche mata a Peraza «el Joven» y capitanea el asalto a la Torre del Conde, donde se habían refugiado la viuda del conde junto a otros señores de la isla. En este combate muere Hautacuperche.

La venganza de Beatriz es cruel. Engaña a los gomeros, prometiendo el perdón a todos los asistentes al funeral de su marido. A la salida de la iglesia son capturados y posteriormente ejecutados.

Cuentan las crónicas, que Cristóbal Colón hizo una parada en San Sebastián de la Gomera antes de cruzar el Atlántico, en el viaje que le llevaría a descubrir América. Por lo visto, repitió esta escala en otras ocasiones, pues parece ser estaba enamorado de Beatriz de Bobadila.

Qué ver en San Sebastián de la Gomera

S. Sebastián de La Gomera, también llamada «La Villa» es la capital de la isla. Además de pasear por su pintoresco casco histórico, con parada para comer o tomar un refresco en alguno de sus terrazas, visitamos:

Iglesia de la Asunción

En este templo, Beatriz de Bobadilla capturó a los aborígenes sublevados que después mandaría ejecutar.

Interesante el bello artesonado de madera y las pinturas que decoran las paredes. Entre ellas, destaca un fresco que representa la batalla de los aborígenes contra las tropas inglesas.

Torre del Conde

Levantada por Hernán de Peraza el Viejo. Aunque es una construcción defensiva, sus funciones eran de representación del poder señorial.

Aquí se refugiaron los señores de la isla durante la «Rebelión de los Gomeros».

Casa de Colón

No hay ningún documento que pruebe la estancia de Colón en esta vivienda. Pero así lo cuenta la tradición.

Su interior alberga una exposición de escultura precolombina.

Museo Arqueológico

Ubicado en una antigua vivienda del S. XVIII llamada Casa de los Echevarria. El museo expone la historia, forma de vida, cultura, organización, rituales… de los antiguos gomeros.

Playas

El término municipal de San Sebastián de La Gomera acoge playas para todos los gustos. Urbanas, salvajes, nudistas. Todas enmarcadas en unos impresionantes paisajes.

La playa del Águila, las salvajes playas de Chinguarime, las del Medio y Tapahuga, la playa nudista La Guancha… son algunas de ellas.

Playa de la Cueva

Cerca del casco histórico, junto al puerto de San Cristóbal de La Gomera, se encuentra la Playa de la Cueva.

Una tranquila playa urbana, resguardada por altos acantilados y con unas magnificas vistas al Teide.

A un extremo de la playa, se alza el monumento de la Antorcha Olímpica. En recuerdo al paso de la antorcha por la isla, camino de los Juegos Olímpicos celebrados en México en 1968.

Calles de San Sebastián de La Gomera

Museo arqueológico de San Sebastián de La Gomera
Museo arqueológico
Iglesia de la Asunción en San Sebastián de La Gomera
Iglesia de la Asunción
San Sebastián de La Gomera
Desde el mirador
Playa de la Cueva. San Sebastián de La Gomera
Playa de la Cueva

Calles del centro histórico de San Sebastián de La Gomera

2. HERMIGUA

La hermosa localidad de Hermigua queda encajada entre los barrancos de El Rejo y La Carbonera. En un fértil valle, tupido de plataneras que llegan hasta la misma orilla del mar.

Un municipio que tuvo un importante desarrollo agrícola con el cultivo del plátano, de lo que quedan grandes casonas que recuerdan tan floreciente pasado.

Hermigua cuenta con un amplio catálogo de alojamientos y restaurantes. Fue el lugar elegido como residencia en nuestro viaje a la isla.

Qué ver en Hermigua

Centro de Interpretación

Interesante visita para conocer Hermigua y La Gomera, en general.

Diferentes paneles informativos exponen datos sobre la historia de la isla; desde la llegada de los primeros pobladores hasta la actualidad, pasando por el momento de la conquista. También de la agricultura, ganadería, artesanía, cultura y tradiciones.

Pudimos ver algunos objetos tan exclusivos de La Gomera como la vara de madera o astia. Con ella, se practicaba el Salto del Pastor, que era la técnica utilizado por los gomeros en sus desplazamientos para sortear las dificultades del terreno.

Además de otras tradiciones como el silbo gomero, la alfarería, el proceso de extracción y elaboración del guarapo, otros aprovechamientos de las palmeras…

Como ya he dicho, una visita muy recomendable.

Playa de Santa Catalina

Donde el valle termina y comienza el mar se forma esta atractiva playa de grandes bolos. A su espalda, quedan las plataneras, casi alcanzando la costa.

Pescante

Un camino a la derecha de la playa de Santa Catalina lleva hasta un antiguo y curioso embarcadero denominado el Pescante.

Habíamos visto fotos antiguas y nos interesamos por este antiguo puerto de Hermigua.

Nos contaron fue construido a principios del siglo XX con el fin de facilitar el transporte por mar de los productos agrícolas de la zona, principalmente el plátano.

Pero no sólo transportó mercancías. También fue utilizado por pasajeros. La forma de acceder al barco era muy curiosa; en una especie de cesta que era elevada por una grúa y depositada en la cubierta del barco.

Piscinas naturales

Los muros, de lo que un día fue el embarcadero, se han adaptado para formar unas pequeñas piscinas de agua de mar.

Las piscinas (ese día sin bañistas), la niebla, las columnas del Pescante y los acantilados daban un aspecto un poco trágico al lugar. Pero con un atractivo especial. Lo disfrutamos.

Playa de la Caleta

Una de las playas que más me han gustado de La Gomera. 

Es de piedras negras y agua cristalina. Muy tranquila y acogedora. Queda enmarcada en un atractivo paisaje de altas paredes rocosas y con el Teide en el horizonte.

Y por si todo esto fuera poco, esta playa salvaje cuenta con algunos servicios como W.C, duchas, chiringuito (no estaba abierto el día que estuvimos).

En esta playa se ubicó un pequeño embarcadero destinado al transporte y comercio del azúcar.

Roques de Hermigua

Qué ver en Hermigua. La Gomera
Convento de Sto. Domingo y antiguas escuelas
Centro de Interpretación de Hermigua
Centro de Interpretación de Hermigua
Astía de La Gomera
Astía. Salto del Pastor
Plataneras en la Playa de Santa Catalina
Playa de Santa Catalina

El pescante de Hermigua
El Pescante de Hermigua
Valle de Hermigua con niebla
Valle de Hermigua
Carretera desierta y el Teide al fondo
Carretera hacia la playa de la Caleta con el Teide al fondo
Playa de la Caleta y el Teide al fondo
Playa de la Caleta
Playa de la Caleta en Hermigua
Playa de la Caleta

Las mejores vistas de La Gomera

3. AGULO

Coqueto y cuidado pueblo costero.

Se distinguen dos barrios:

  1. El barrio más próspero, donde vivían los vecinos más adinerados, enriquecidos con el comercio de azúcar. Configurado por amplias calles empedradas, viviendas a dos alturas, puertas y ventanas de madera con cuarterones…
  2. El barrio más humilde, con casas de una planta y fachadas más modestas.

Después de pasear por el interior de la población, nos fuimos a ver Agulo desde los miradores. Uno a la salida del municipio, en dirección Vallehermoso. Y el otro, el famoso mirador-restaurante de Abrante.

Agulo y el Teide
Vistas de Agulo con el Teide de fondo
Vistas de Agulo desde el mirador de Abrantes
Vistas de Agulo
Mirador de Abrante
Mirador de Abrante con Agulo a los pies

4. VALLEHERMOSO

Ya el nombre nos hacía pensar que algo bonito íbamos a encontrar.

La primera visión que tuvimos de Vallehermoso fue desde el mirador del Almendrillo, que nos ofreció unas atractivas imágenes del valle más amplio de la isla, cubierto de palmerales y sabinares.

Y es que, Vallehermoso y la isla de El Hierro, son los únicos lugares del archipiélago canario donde habitan sabinas.

Qué ver en Vallehermoso

Parque Marítimo

Altos acantilados, una playa de bolos y arena negra, unas piscinas artificiales y un antiguo embarcadero componen este espacio denominado Parque Marítimo.

Es un lugar tranquilo, solitario y con encanto.

Jardín Botánico

En la misma carretera que lleva al Parque Marítimo se encuentra este jardín, hábitat de diferentes especies: palmeras, dragos, cactus, plataneras…

El agradable olor a humedad y plantas no deja indiferente.

Chorros de la Epina

A pocos metros del caserío de Epina brotan estos famosos chorros.
Aunque se trata de una sencilla fuente de siete caños, merece la pena por el entorno donde se ubica y por los misterios y leyendas que protagoniza.
Además, permite participar del curioso ritual a la hora de beber. Pues cuenta la tradición que estas aguas poseen propiedades curativas y favorecen la fortuna y el amor. Incluso que tienen poderes para predecir el futuro.
Pero para que se cumplan, se debe beber de izquierda a derecha, los hombres de los chorros impares y las mujeres de los pares.
Playa de Vallehermoso
Parque Marítimo

Playa de Vallehermoso

Jardín Botánico de Vallehermoso
Palmeral en el Jardín Botánico

Jardín botánico de Vallehermoso en La Gomera Jardín Botánico de Vallehermoso

Chorros de la Epina en La Gomera
Chorros de la Epina

5. ALOJERA

Dentro del término municipal de Vallehermoso nos sorprendió esta pequeña población costera.

Tiene mucho encanto; los acantilados, el mar, las casas blancas descendiendo por el barranco hasta la misma orilla, la playa…

La playa es de bolos negros. Queda protegida por un pequeño malecón y por el acantilado en el que se pueden apreciar las capas de lavas endurecidas por las sucesivas erupciones volcánicas.

Buen lugar para degustar el pescado salvaje de la zona. También para contemplar las puestas de sol.

Qué ver en Alojera

Centro de Interpretación de la Miel de Palma

Se trata de un pequeño museo para conocer la importancia de la palmera canaria (Phoenix canariensis) en el desarrollo económico y social del pueblo gomero.

Así como para valorar el proceso de elaboración de la miel de Palma. Desde la extracción del guarapo (savia de la palmera) hasta los diferentes uso en la gastronomía de la isla.

En el año 2017, los guaraperos de La Gomera recibieron la Medalla de Oro de Canarias.

Alojera. La Gomera

Pescado a la plancha con salsa de mojo picón

6. PARQUE NACIONAL DE GARAJONAY

La Gomera tiene muchos tesoros. Quizá el más sobresaliente, la joya de la corona, es el Parque Nacional de Garajonay.

Los motivos son los siguientes:

  1. Garajonay se baña de riachuelos que configuran la red de corrientes de agua más importante de las islas Canarias.
  2.  Los vientos alisios acercan al Parque las nubes. Encargadas de nutrir al bosque de la humedad necesaria para  su  superviviencia.
  3. Normalmente, aparece envuelto en niebla. Lo que le confiere más encanto y misterio.
  4. Es escenario de la leyenda más representativa de la isla, la trágica historia de amor de Gara y Jonay.
  5. Aunque el máximo galardón se lo llevan los diferentes bosques que alfombran el Parque. Destacando el bosque de laurisilva, que ocupa una extensión de unas 4.000 hectáreas.

Qué es un bosque de laurisilva

Bosque de Laurisilva en La Gomera
Bosque de laurisilva en el Parque Nacional de Garajonay

El Bosque de Laurisilva es uno de los ecosistemas naturales que existen en el planeta. Es un bosque subtropical. Propio de lugares húmedos, cálidos y con pocas heladas.

El término proviene del latín: Laurus (laurel, lauráceas) y Silva (bosque). Por lo que se deduce que su vegetación se compone de árboles de la familia de los laureles, Pero no son los únicos. también habitan: brezos, sauces, fayas, naranjos salvajes, mocanes (árbol endémico de las islas Canarias y Madeira) y viñátigo. Junto a líquenes y helechos

Se trata de uno de los bosque más antiguos de la Tierra. Hace 20 millones de años, llegaron a cubrir gran parte del norte de África y el sur  de Europa. Actualmente, son una reliquia, prácticamente desaparecida.

En el año 1981, fue creado el Parque Nacional de Garajonay para proteger este valioso ecosistema. Años más tarde, en 1986, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Leyenda de Garajonay

El Parque Nacional de Garajonay debe su nombre a la leyenda de los amantes Gara, princesa gomera, y Jonay, de Tenerife. Quienes ante la desaprobación de su amor por sus familiares, decidieron clavarse una lanza de madera y tirarse desde el pico más alto de la isla.

Cómo visitar el Parque Nacional de Garajonay

1. Centro de Visitantes Juegos de Bolas

Primera e imprescindible visita para conocer el Parque.

Aquí, además de información sobre rutas, pudimos conocer los orígenes del archipiélago, la composición de las rocas, el  mundo animal y vegetal que habita en la isla, cultura, economía e historia.

2. Rutas Parque Nacional de Garajonay

En el Centro de Visitantes Juegos de Bolas nos indicaron diferentes senderos para recorrer, conocer y disfrutar del Parque.

Concertamos una ruta guiada e hicimos otras por nuestra cuenta.

Los caminos por donde se realizan son senderos históricos tejidos por los gomeros cuando era la única vía de comunicación.

Algunas de estas rutas son:

– Senda de las Creces

Discurre por un bosque de brezo y laurisilva. Conduce hasta el mirador de Vallehermoso.

– Cañada de Jorge

Por un precioso sendero entre hayas, brezos, acebiños, saucos…

– Arboreto Meriga

Mágico, misterioso, e incluso fantasmagórico por la imagen de los troncos de los árboles brotando del agua en el embalse de Meriga.

Es una ruta corta (1/2 hora más o menos) y discurre junto a un riachuelo, entre grandes enebros y fayas.

– Ruta de la Ermita

Atravesando un bosque de laurisilva, llegamos hasta el riachuelo del Cedro, el más caudaloso de la isla. Aquí se alza una pequeña ermita del principios del s. XX.

La ermita, el puente de madera, el arroyo, el musgo, la niebla… Parecía que estábamos en las ilustraciones de un cuento.

Riachuelo del Cedro en el Parque Nacional de Garajonay
Ruta de la Ermita

Ermita de Garajonay

Embalse de agua verde y troncos sobresaliendo en la Ruta arboreto Meriga
Ruta del Arboreto Meriga

Ruta por el embalse de Meriga en La Gomera

Árboles cubiertos de musgo en Garajonay
Imágenes del bosque de laurisilva

Parque Nacional de GarajonayBosque de laurisilva en el Parque Nacional de GarajonayBosques de laurisilva en el Parque Nacional de GarajonayBosque de laurislva en La Gomera Parque Nacional de Garajonay Parque Nacional de Garajonay

7. VALLE GRAN REY

De camino a Valle Gran Rey íbamos pensando que el nombre es merecido. Pues es uno de los valles más majestuosos de La Gomera.

El paisaje se configura con verticales paredes volcánicas de las que descienden fértiles bancales. Y palmeras, muchas palmeras.

Su casco urbano se divide en dos núcleos, Valle Alto y Valle Bajo.

A este último pertenece la población de La Calera, que cuenta con una larga playa de arena fina y negra. Muy tranquila, con poca gente, aunque no sé si será lo habitual.

Junto a la playa de la Calera está la playa de la Puntilla donde se alza la escultura del guerrero guanche Hautacuperche, guerrero aborigen al mando de la llamada «Rebelión de los Gomeros» en 1488. El valle debe su nombre a este «gran rey».

En estas playas disfrutamos de un bonito atardecer y puesta de sol.

Palmeras en el Valle de Gran ReyValle Gran Rey en La GomeraEscultura de Guatacuperche en La Gomera Playa de la Calera en La Gomera

8. ALAJERÓ

En tiempos pasados fue conocida como Tierra de pan y despensa de la isla. Queda claro después de contemplar las llanuras de cereales y los barrancos escalonados con terrazas de cultivo. No faltan las palmeras que ponen el toque exótico al paisaje.

El término municipal de Alajeró está formado por varios caseríos, con viviendas que conservan su arquitectura tradicional. De su patrimonio artístico destaca la iglesia del Salvador (S. XVII) y la ermita de San Lorenzo, una de las más antiguas de la isla, en el caserío de Arguayoda.

Entre las poblaciones de Imada y Alajeró, en el barranco de Tajonaje, crece el famoso Drago de Agalán. El más antiguo de La Gomera, envuelto en mitos y leyendas.

Barranco de Tajonaje en la Gomera
Barranco de Tajonaje

Drago de Agalán en La Gomera

9. PLAYA DE SANTIAGO

La población de Playa de Santiago se encuentra dentro del termino municipal de Alajeró.

Los bancales abandonados que fuimos viendo por la carretera nos hacían presagiar que los antiguos pilares de la economía, pesca y agricultura, habían tornado hacia el sector turismo.

Constatado quedó cuando llegamos al centro de la localidad. Donde se puede intuir su pasado como núcleo de pescadores, hoy sustituido por un aspecto más turístico, entre alojamientos y restaurantes.

La proximidad del aeropuerto tendrá algo que ver en esta trasformación.

A pesar de estas circunstancias, es un lugar agradable y tranquilo.

10. MIRADORES

Los excepcionales paisajes que componen La Gomera se pueden contemplar desde los muchos miradores (alrededor de 30) que se van encontrando por carreteras, caminos y senderos.

Fuimos parando en todos los miradores que pudimos. No decepcionó ninguno. Y no sabría decir cuál me impresionó más. Destacan:

Mirador Morro de Agando, mirador de los Roques, mirador Alto de Garajonay, Mirador de la lomada del Camello…

Miradores de la Gomera
Miradores de La Gomera
Roque de Agando
Mirador del Roque de Agando
Mirador de la Carbonera
Mirador de la Carbonera
Mirador La Orilla
Mirador la Orilla
Mirador de la Lomada del Camello
Mirador de la Lomada del Camello

Otros miradores:

Mirador de AgandoMiradores en La Gomera Miradores en La Gomera Miradores en La Gomera

Mirador de Abrante

Pasarela de cristal suspendida a 200 mts. de altura sobre la población de Agulo.

Forma parte de un restaurante. Según nos contaron, en sus inicios fue regentado por una familia de la isla y  ofrecía un buen servicio de restauración,. Ahora lo gestiona la empresa naviera Fred Olsen y por lo visto deja mucho que desear.

Mirador de Abrante

Gastronomía de La Gomera

Almagrote (pasta de queso curado, rallado con pimientón picante, ajo y aceite), miel de palma, plátanos, frutas tropicales, pescado salvaje, guisos de conejo o cerdo, la leche asada y los postres elaborados con gofio, son parte de la gastronomía gomera.

A la hora de elegir restaurante para comer o cenar, seguimos el consejo de los autóctonos de la isla.

Comimos muy bien en el «Chácara» de Hermigua. En «Roque Blanco» en la Cruz de Tierno, degustamos comida típica canaria mientras disfrutábamos con las magníficas vistas al valle.

Otro de los recomendados fue el restaurante «Los Mocanes» en Tamargada. Donde pedimos la tortilla sorpresa, tal y como nos habían aconsejado.

En Alojera fue en el «El Prisma», donde saboreamos el pescado salvaje del Atlántico.

Almagrote
Almagrote

Origen e historia de La Gomera

Conocimos el origen de la isla por Ricardo, uno de los guías del Parque Nacional de Garajonay con quien realizamos unas rutas por el parque.

Muy resumido lo que nos contó, queda así:

  • Hace 20 millones de años, los bloques de la corteza oceánica se elevaron y dieron lugar al archipiélago canario
  • La Gomera tiene una antigüedad de 12 millones de años.
  • No tiene actividad volcánica desde hace 2 millones de años, por lo que la erosión está transformando la isla constantemente.
  • De origen volcánico, fueron los pájaros y el viento los que trajeron las semillas de las que crecerían árboles y plantas. El hombre llevaría a los animales.
  • Los primeros pobladores llegan a la isla hace 2000 años.
  • En el s. XIX, se plantan plataneras, con el objetivo de crear grandes plantaciones uniendo los minifundios y poder comercializar. Se levantan terrazas y bancales destinados al cultivo.
  • También se construyen pescantes, (embarcaderos), para facilitar la importación.
  • Son unos años de esplendor gracias al comercio de plátanos, frutos tropicales y miel de palma. Que verá su fin con el bloqueo comercial durante la Guerra Civil

Enlaces a otras islas del archipiélago canario

Qué ver en Gran Canaria

Qué ver en Tenerife