Qué ver en Toledo, a través de su historia


«Nos deleitamos en la belleza de la mariposa, pero rara vez admitimos los cambios que ha pasado para lograr su belleza.»

Maya Angelou.

Toledo, histórica belleza

Toledo es una perseverante y excepcional obra de arte. Una joya tallada lentamente, día a día, año a año, siglo a siglo.

Una armoniosa miscelánea de estilos, presentes en arquitectura, pintura y escultura. Pero va más allá porque sus calles, callejones, plazas y recovecos, llevan al alma la poesía.

Pasear por el casco histórico de Toledo es un recorrido por fascinantes capítulos de la historia, entre la rica herencia de culturas que impregna de embrujo cada rincón de la ciudad.

Qué ver en Toledo a través de su historia

Si disponemos de tiempo para profundizar en el alma de Toledo, es interesante hacerlo a través de su historia.

25 imprescindibles de Toledo

Visita cronológica por Toledo

  1. Primeros pobladores  
  2. Toletum romano 
  3. Toledo Visigodo
  4. Talaytula, el Toledo Árabe
  5. Toledo y las tres culturas
  6. Toledo contemporáneo

LOS PRIMEROS POBLADORES DE TOLEDO


1. Cerro del Bu

Para recorrer Toledo a través de su historia, tenemos que empezar por los orígenes.
Estos se encuentran en el monte del Bú. Donde quedan las huellas de los primeros pobladores de la edad del Bronce.
En el cerro del Bú veremos las ruinas de un castro amurallado (2000 a.C), uno de los primeros asentamientos fijos de la ciudad de Toledo, y de una fortificación del s. X , construida y utilizada por tropas musulmanas.
El Cerro del Bú también nos ofrece unas atractivas vistas del meandro del Tajo y la ciudad.

Leyenda de Bú

Las leyendas toledanas cuentan que en este cerro vivía un pueblo muy cruel. Adoraban a un dios demoníaco llamado Baal-cebú, que exigía a los sacerdotes el sacrificio de mujeres vírgenes.
Un sacerdote se enamoró de la joven preparada para sacrificar y huyó con ella.
Baal-cebú, encolerizado, maldijo el cerro. Desde ese momento, las parejas que en el cerro se besaran, terminarían odiándose.
Leyendas…
Qué ver en el cerro del Bú. Toledo
Ruinas de las primeras poblaciones de Toledo
Vistas desde el Cerro del Bú
Vistas desde el Cerro del Bú
Vistas desde el Cerro del Bú

TOLETUM ROMANO


La población carpetana de Toletum fue conquistada por las legiones romanas en el año 192 a.C..
El asentamiento primitivo va creciendo y desarrollándose urbanísticamente hasta convertirse en una de las principales urbes romanas de la Península.
Toletum estaba dentro de la vía que unía Caesaraugusta (Zaragoza) con Emérita Augusta (Mérida). Y hasta llegó a acuñar su propia moneda.
Los más de seis siglos de ocupación romana quedan latentes en los restos que conserva la ciudad.

2. Circo romano

Fue construido en el S. I y por sus dimensiones (422mts. de largo por 122mts. de ancho) se deduce la importancia de Toletum en la cultura romana.
Es uno de los mayores circos que se conocen de la Hispania Romana.
Estaba situado fuera del recinto amurallado y se utilizaba para carreras de carros y otros espectáculos.
Con la llegada del cristianismo pierde sus funciones originales y se destinará a otros usos: cementerio, mercado…
Actualmente, forma parte de un parque.
Circo romano de Toledo
Circo romano. Arcos del graderío, donde se situaba el público

3. Termas romanas Amador de Ríos

Se construyeron entre los s. I y II con la distribución habitual que tenían los baños públicos: sala fría, sala templada, sala caliente, hipocausto…
Junto a las termas, podemos apreciar unas bóvedas pertenecientes a las cisternas de la red de distribución de agua de la Toletum romana.
Todo el conjunto es un admirable ejemplo de los conocimientos avanzados y precisos de los ingenieros y arquitectos romanos.
Termas romana Amador de Ríos

4. Cuevas de Hércules

En este lugar, lleno de misterios y leyendas, hubo un depósito de agua que formaba parte de la red hidráulica de Toletum.
Posteriormente, ya en época visigoda, parece que sobre el depósito de agua se levantó un templo.
Después una mezquita. Más tarde, probablemente en el siglo XII, un nuevo templo dedicado a San Ginés.
Cuevas de Hércules. Toledo romano
Cuevas de Hércules

5. Puente de Alcantara

De origen romano. Aunque debido a las guerras, conquistas, reconquistas y al trasiego de gentes y carruajes (ya que durante siglos fue la entrada principal a la ciudad) sufrió muchos desperfectos, por lo que tuvo que ser reconstruido en varias ocasiones.
En la reconstrucción del siglo X, el tercer arco del puente queda reducido a un portillo con arco de herradura.
Junto a este puente quedan los restos del acueducto romano.
Ruta histórica por Toledo
Qué ver en Toledo. Puentes de Toledo
Puente de Alcántara

6. Calzada romana

Unas excavaciones realizadas en la mezquita del Cristo de la Luz, permitieron descubrir los restos de una importante calzada romana de 6 metros de ancho.
Bajo ella discurre una cloaca de la misma época.
Calzada romana de Toledo2
Calzada romana

TOLEDO VISIGODO


En el año 576 los visigodos establecen su capital en Toledo. Darán el nombre de Reino de Toledo a todos los territorios dominados por ellos en la Península Ibérica.

Aquí, vivirán los reyes hasta el año 711, cuando son expulsados por los árabes.
De esta etapa quedan pocas huellas en Toledo:
  • Parte de la muralla (en concreto el trozo desde la puerta de Alcántara hasta la de los Doce Cantos).
  • La iglesia de San Román.
  • Los restos de la Basílica de Santa Leocadia (lugar donde se celebraron los Concilios).

7. Iglesia de San Román

Siguiendo con la visita propuesta, «Qué ver en Toledo a través de su historia», llegamos a uno de los templos más sorprendentes.
De estilo mudéjar guarda restos romanos, visigodos y bellas pinturas románicas en sus paredes. Además, acoge el Museo de los Concilios de Toledo y de la Cultura Visigoda.
La colección de cultura visigoda se compone de restos arqueológicos de los siglos VI, VII y VIII, un ajuar funerario, orfebrería, joyas… y una reproducción de las coronas votivas y cruces del tesoro de Guarrazar.
Una visita imprescindible tanto para admirar la belleza del templo como para conocer la cultura visigótica en Toledo y el desarrollo de los Concilios.
Pero además, si subimos a la parte alta de la torre, tendremos unas excelentes panorámicas de la ciudad monumental.

El tesoro de Guarrazar es un conjunto de coronas y cruces visigodas que fue enterrado en la localidad de Guardamur ante el inminente ataque del ejército árabe. Actualmente las piezas originales están repartidas entre el Museo Cluny de Paris, la armería del Palacio Real y el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid.

Iglesia de San Román. Toledo
Frescos de estilo románico. Iglesia de S. Román
Iglesia de San Román en Toledo
Arcos de herradura bellamente decorados

Museo de los Concilios Toledo8. Ermita del Cristo de la Vega o Basílica de Sta. Leocadia

En la Vega Baja de Toledo se encuentra esta iglesia que según cuenta la tradición fue donde los cristianos enterraron a la joven Leocadia después de ser martirizada.
Siglos después los visigodos construyeron una suntuosa basílica en donde se celebrarían los Concilios de Toledo.

El templo visigodo es reedificado en el siglo XII, en estilo mudéjar con ladrillos de era. De esta etapa se conserva el bello ábside decorado con arquerías ciegas.

Junto a la ermita del Cristo de la Vega se alza el monumento al Corazón de Jesús en estilo neomudéjar.
Ermita del Cristo de la Vega
Ermita del Cristo de la Vega
Corazón de Jesús en la ermita Cristo de la Vega
Corazón de Jesús

TOLEDO MUSULMÁN


Los musulmanes toman Toledo por capitulación y pasa a formar parte del Califato de Córdoba con el nombre de Talaytula.

Se levantan mezquitas, zocos y baños, aunque quizás el legado más interesante y trascendente de los trescientos cincuenta años de presencia árabe en Toledo es la fisonomía urbanística.
Calles estrechas y tortuosas, viviendas de exteriores sobrios pero de interiores ricamente decorados, con sus agradables patios como protagonistas. Es la huella inconfundible del pasado musulmán de Toledo.
El uso de materiales concretos como argamasa, ladrillo, mampuestos de piedra, cerámica y madera tallada también son característicos de este periodo.
Barrio musulmán de Toledo. Arco de herradura
Arco de herradura en el barrio musulmán
Callejuelas del barrio musulmán de Toledo
Callejuelas estrechas
Patios de Toledo
Patios toledanos de origen árabe

9. Mezquita del Cristo de la Luz

El edificio árabe más bello de Toledo y el único que se conserva de fecha anterior a la reconquista cristiana.
Se construye en el S. X como un avance de lo que será el arte mudéjar en la ciudad destacando el uso de ladrillo junto a mampostería.
Tras la reconquista, el mirab desaparece y se le añade la cabecera, donde se fusiona arte cristiano y mudéjar. El interior del ábside es decorado con frescos de estilo románico.
En la explanada norte del Cristo de la Luz, se ha descubierto un tramo de calzada romana, construida con grandes losas de granito.

Qué ver en la ciudad de Toledo
Mezquita Cristo de la Luz en Toledo
Cabecera
Pantocrator de la mezquita del Cristo de la Luz en Toledo
Pantocrátor románico en el ábside

10. Mezquita de Tornerías

De la segunda mitad del S. XI y con cierta similitud con la mezquita del Cristo de la Luz.
Mantuvo su uso religioso hasta principios del siglo XVI. Luego tuvo diferentes funciones: mesón, pequeñas fábricas, comercios y viviendas.
Asentada sobre cimientos romanos, en la planta baja quedan un deposito de agua y arcos de esa época, junto con otros detalles visigodos.
Mezquita de las Tornerías enToledo
Fachada Mezquita de las Tornerias

11. Baños del Ángel o de Zeid

La ciudad de Toledo tuvo muchos hammams, aunque hasta nuestro días solo han llegado ocho. Entre ellos, los Baños del Ángel, en un excelente estado de conservación.
Los baños árabes del Ángel se encuentran en el barrio de la judería.
Se accede a ellos por la calle del Ángel. Aunque la entrada original estuvo en la sinagoga de Santa María la Blanca, pues también daban servicio de purificación a los sefardíes, antes de los actos religiosos.
Este dato es un ejemplo de la pacífica convivencia que parece ser que hubo entre judíos y musulmanes en la ciudad de Toledo.
Qué ver en Toledo
Baños del Ángel

Leer más en el siguiente enlace:

Baños del Ángel


TOLEDO Y LAS TRES CULTURAS


 Reconquista cristiana de Toledo

El 25 de mayo de 1085, Toledo se incorpora al Reino de Castilla. El rey Alfonso VI se compromete a respetar a los musulmanes.
Los judíos, que ya estaban establecidos en Toledo desde época visigoda, se habían convertido en una comunidad próspera, gracias al respeto y tolerancia que durante siglos de convivencia habían practicado hacia ellos los musulmanes.
Para los cristianos esta nueva situación fue próspera, pues quienes ayudaron al rey en la reconquista recibieron como recompensa viviendas y terrenos.
Lo mismo para las órdenes religiosas, que fueron beneficiarias de dotes para la construcción de iglesias y conventos.

Toledo, ciudad de las tres culturas

De esta forma, Toledo se convierte en la ciudad de las tres culturas y de la tolerancia. Convivieron judíos, cristianos y musulmanes dando lugar a un interesante intercambio cultural.

Toledo y el fin como ciudad de la tolerancia

Pero en el s. XIV, el ambiente de tolerancia que ha reinado durante siglos se va desvaneciendo. La convivencia se complica, pues la población culpa a los judíos de la crisis económica y social.

Se agudiza cuando en 1485 se establece en Toledo el Tribunal de Inquisición. Finalizando los siglos de tolerancia y mezcla cultural con el Decreto de Expulsión de los judíos.

Calles de la judería de Toledo
Judería de Toledo

12. Monasterio de Santo Domingo de Silos (el Antiguo)

La visita objeto de este post «Qué ver en Toledo, a través de su historia«, nos lleva el monasterio de Santo Domingo de Silos, construido en el siglo VI y reconstruido tras la conquista de la ciudad por el rey Alfonso VI, cumpliendo una promesa que había hecho.
En el siglo XVI se levanta la nueva iglesia bajo la dirección de Juan de Herrera.
Algunos de los tesoros que acoge son:
1. Las pinturas de El Greco, decorando el retablo Mayor y los altares laterales.
2. Los contratos originales firmados por el pintor, asi como la cripta con sus restos.
3. En el coro y en el antecoro se ubica un pequeño museo, con un bonita talla del siglo XVI, representado a la Virgen y el Niño.
Qué ver en Toledo. Santo Domingo de Silos
Fachada principal Sto. Domingo de Silos

13. Sinagoga Sta. María la Blanca

Se construyó en el S. XII. A principios del S. XV es consagrada como iglesia por la Orden de Calatrava.
Es la sinagoga más antigua y grande de las ocho originales que tuvo la ciudad. Y de una belleza extraordinaria.
Radica su atractivo en las cinco naves separadas por arcos de herradura blancos, delicadamente decorados por yeserías con forma de nido de avispa.
Otra de sus joyas, es el retablo plateresco de la Capilla Mayor.

Qué ver en Toledo. Sinagoga Santa María la Blanca

Sinagoga de Santa María la Blanca

14. Sinagoga del Tránsito

Tras una sobria fachada se guarda uno de los interiores más deslumbrantes de Toledo; arte islámico, hebreo y gótico decoran el templo de forma exquisita.
Cuenta también con unas salas dedicadas a museo de la historia sefardí, con objetos sagrados de culto, manuscritos, trajes de bodas… Muy interesante.

La sinagoga del Tránsito se construyó en 1366 por iniciativa de Samuel Ha-Levi, tesorero de Pedro el Cruel.

Sinagoga del Tránsito. Ruta histórica por Toledo

Sinagoga del Tránsito. Toledo

Sinagoga del Tránsito. Toledo

15. Iglesia del Salvador

En esta iglesia, levantada sobre una mezquita, quedan muestras romanas y visigóticas aprovechadas de otras antiguas construcciones.
Destaca la pilastra visigoda con escenas de la vida de Jesucristo (aunque el rostro fue desfigurado por los musulmanes).
Un aljibe, unas esbeltas columnas con arcos de herradura y unas tumbas de piedra configuran este templo tan ecléctico.
La torre-campanario es el único elemento que se conserva de la construcción original, corresponde al mirab de la mezquita.

Iglesia del Salvador en Toledo Iglesia del Salvador en Toledo

Iglesia del Salvador en Toledo

16. Iglesia de Santiago del Arrabal (s. XIII)

Como su nombre indica, esta iglesia se construyó a las afueras de la ciudad (arrabal), en un antiguo barrio musulmán.

Probablemente se levantó sobre una antigua mezquita, cuyo minarete se correspondería con la actual torre exenta.

Es una de las mejores muestras de arte mudéjar toledano, destacando:

1. El triple ábside con arcos de diferentes tipos.

2. La portada oeste con puerta de arco de herradura bajo arcos polilobulados, todo en ladrillo.

3. Los arcos apuntados del interior sobre columnas también de ladrillo.

Qué ver en Toledo. Ruta histórica
Fachada oeste iglesia Santiago del Arrabal

17. Catedral Primada de Toledo

La joya más sublime de la ciudad es su catedral, donde se conjuga una fascinante historia y bellas expresiones artísticas.
Los elementos a admirar son muchos. Entre mis preferidos están:
1. Torre con la famosa Campana Gorda.
2. Capilla Mozárabe.
3. El «Transparente» que da luz al retablo.
4. Claustro bajo y el claustro alto.
5. Sala Capitular.
6. Sacristía, una auténtica pinacoteca con la llamada «Capilla sixtina toledana» y con obras del Greco, Goya, Tiziano, Caravaggio…
Recorrer el exterior es preciso para tener una imagen de esta obra de arte desde todos los ángulos y en su entorno de plazas y callejuelas.

Su historia

El lugar donde se asienta siempre fue el centro religioso de la ciudad. En el S. IV hubo un templo visigodo que se convertiría en mezquita (la Gran Mezquita) tras la invasión árabe.
Cuando el rey Alfonso VI toma Toledo, alcanza un pacto con los musulmanes por el que se compromete a respetar su culto y a no convertir este templo en iglesia cristiana.
Pero dos años después, la esposa de Alfonso VI y el arzobispo de Toledo, aprovechando la ausencia del rey, lo consagran por la fuerza.
En 1226 se inician las obras de una de las catedrales más grandes de Castilla y la sexta en el mundo católico.
Finalizan en 1493, con un estilo que va desde el gótico puro al isabelino con influencias francesas.

Catedral de Toledo

El Trasparente de la catedral de Toledo
El Transparente
Ruta histórica por Toledo
La llamada Capilla Sixtina de la catedral
El Expolio del Greco
Obras del Greco

Catedral de Toledo. Siguiendo los pasos de Vicente Blasco Ibáñez

18. Iglesia de Sto. Tomé

Paseando por la calle El Ángel, en el barrio de la judería, llama la atención una bella torre mudéjar construida en ladrillo y mampostería, con un friso de arcos ciegos polilobulados. Estamos ante iglesia de Sto. Tomé (s. XIV).

Es imprescindible pararse a conocer tanto su historia como las joyas que acoge: la Virgen de la Sonrisa, el arco polilobulado del primer edificio mudéjar…

Y por supuesto, la obra culmen del Greco «El Entierro del Señor de Orgaz». Considerada una de las principales pinturas del arte mundial.

Iglesia de Santo Tomé. Toledo

Entierro del Señor de Orgaz

19. Monasterio de S. Juan de los Reyes

Sin salir del barrio de la judería admiraremos uno de los edificios más hermosos construido en tiempos de los Reyes Católicos.

El Monasterio de San Juan de los Reyes se levantó por orden de Isabel la Católica para conmemorar la batalla de Toro y con el fin de ser el Panteón Real donde descansarían sus restos. Pero la conquista de Granada les hizo cambiar de opinión.

Son muchos los elementos constructivos y detalles admirables de esta obra en estilo gótico-isabelino, tanto del exterior como del interior.

En el interior, la decoración es desbordante, delicada y elegante. La balaustrada de piedra calada del crucero es prueba de ello.

Sorprendente el claustro de dos plantas, por los artesonados, las bellas arquearías y la rica decoración con motivos vegetales, animales y  fantasías.

Monasterio de San Juan de Reyes

Monasterio de San Juan de los reyes

20. Hospital de Tavera

En el siglo XVI, se extiende por España un estilo de origen italiano denominado Renacimiento.

Los reyes Carlos I y Felipe II se servirán de este estilo que trasmite la idea imperial y católica. Resultando obras imponentes, austeras y armoniosas.

Entre los edificios más emblemáticos de este periodo están el palacio de Carlos I en la Alhambra y el palacio de El Escorial, de Felipe II.

Aquí, en Toledo: el Hospital de Tavera, el Alcázar y las puertas de Bisagra y del Cambrón.

El Hospital de Tavera es una visita imprescindible.

Fue mandado construir por el Cardenal de Tavera en 1541. Su exterior, con fachada almohadillada, tiene aspecto de palacio italiano.

Las joyas del interior son: sus patios gemelos, la iglesia, la farmacia y las obras del Greco, Zurbarán, Rivera...

Hospital de Tavera

Obras del Greco en el hospital de Tavera
La Sagrada Familia con Santa Ana. El Greco
Bautismo de Cristo. El Greco
Bautismo de Cristo. El Greco

21. Puerta de Bisagras

La entrada más monumental de Toledo da la bienvenida con su arco de triunfo almohadillado, los torreones gemelos y el escudo imperial del águila bicéfala, otorgado por Carlos V.

Es de origen musulmán, aunque fue totalmente reconstruida bajo los reinados de Carlos V y Felipe II.

Puerta de Bisagras con niebla

Interior puerta de Bisagras en Toledo

22. Alcázar

Si hay un edificio que domina visualmente la imagen del casco histórico de Toledo, es el Alcázar. Tanto por su ubicación como por su aspecto de mole rectangular.

Su estratégica situación, en la colina más elevada de la ciudad con el Tajo a sus pies, fue lo que motivo a ser el lugar elegido como fortificación desde las primeras civilizaciones.

En este mismo enclave se ubicó tanto el pretorio romano como la alcazaba musulmana.

La construcción que hoy vemos corresponde a tiempos de Carlos V, aunque conserva estructuras almenadas que delatan épocas anteriores.

Alcázar de Toledo

Traslado de la Corte a la Villa de Madrid. Decadencia Toledo

A estas alturas de la visita, ya sabemos que Toledo ostento el título de capital en diferentes periodos:

  1. Con los visigodos es la capital del Reino de España.
  2.  Alfonso VI la conquista en 1085 y establece en ella la Corte de su  imperio.
  3. Carlos V reafirma Toledo como capital del imperio español. Incluso le concederá su propio escudo imperial con el águila bicéfala. 

En 1561, Felipe II traslada a Madrid las oficinas centrales del gobierno y ordena que los Consejos se celebren en el Palacio Real.

La Corte se traslada a Madrid y Toledo pierde para siempre la capitalidad. Aunque se mantendría como centro del poder eclesiástico.

Esto hecho, junto con crisis económicas en diferentes sectores, desencadenan la progresiva decadencia de la ciudad.

23. Iglesia de San Ildefonso

El viaje en el tiempo nos lleva hasta el siglo XVIII, en concreto a la iglesia de San Idelfonso, donde admirar el estilo barroco, propio de la época.

Y desde su torre, una de las vistas más excepcionales de la ciudad.

Iglesia de San Ildefonso

Vistas de Toledo desde la iglesia de San Ildefonso
Toledo desde el campanario de la iglesia de S. Ildefonso

TOLEDO CONTEMPORÁNEO


La situación desfavorable para Toledo se alarga hasta el S. XIX.

Es con la llegada del ferrocarril cuando la ciudad empieza a crecer a extramuros.

24. Estación de tren

La ciudad de Toledo es joyero de alhajas de diferentes estilos, No podía faltar el estilo neomudéjar, presente en la estación de tren.

Una romántica construcción con gran riqueza ornamental, por lo que ostenta un merecido titulo de Bien de Interés Cultural desde el año 1991.

Es obra del arquitecto Narciso Clavería. Utiliza para su creación: hierro, ladrillo, piedra y cemento. Además, de bellas muestras de artesanía toledana como celosías, azulejos, forja…

Ponen la nota más extraordinaria la Torre del Reloj y los arcos polilobulados de la fachada.

El ferrocarril llegó a Toledo en 1858 y la estación se inauguró en el año 1919.

Estación de Toledo

estación modernista de Toledo

25. Museo del Greco

El pintor cretense Doménikos Theotokópoulos, El Greco, llega a Toledo en 1577 (pocos años después de que Felipe II trasladará la Corte a Madrid).

Pronto recibe los primeros encargos para decorar los templos de la ciudad : el retablo de Santo Domingo el Antiguo, el «Expolio» para la sacristía de la catedral, «El entierro del Señor de Orgaz» para la iglesia de Santo Tomé…

La casa-museo del Greco se construye a principios del siglo XX sobre los cimientos de una vivienda del siglo XVI.

Se trata de una recreación de lo que pudo haber sido la casa del pintor. Su promotor fue el marqués de Vega-Inclán, interesado por reconstruir los ambientes históricos en los que habían surgido obras de arte.

El museo del Greco tiene entre sus objetivos: difundir la vida y obra del pintor manierista; enfatizar en la influencia del Greco en los pintores contemporáneos; poner en valor los restos de una casa de los siglos XVI-XVII en la antigua judería.

Otros monumentos de Toledo

Finaliza la visita propuesta «Qué ver en Toledo a través de su historia«.

Algunos de los monumentos que no han tenido cabida en este artículo pero que merecen conocer son:  el puente de S. Martín, las puertas (del Cambrón, de Alfonso VI, de Alcántara, del Sol) y sus plazas (Zocodover, del Ayuntamiento…)

Puente de San Martín
Puente de San Martín
Puerta de Alfonso VI
Puerta de Alfonso VI

Enlaces a otros lugares interesantes de Toledo

Patios de Toledo

Virgen de los Alfileritos. Leyenda