Senda Ecológica del Tajo. Toledo

«Toledo, solar hispano, crisol de la raza íbera. Dichoso aquel que naciera español y toledano»

Miguel de Cervantes Saavedra

Toledo en verde

Toledo es una obra de arte que no te cansas de contemplar y nunca deja de sorprenderte.

Las formas de conocer Toledo son muchas: perdiéndose por sus calles, a través de sus monumentos, por medio de historias y leyendas, recorriendo el Toledo subterráneo por túneles y pasadizos…
Cualquier opción, te llenará de sensaciones y te llevará a descubrir una ciudad con una larga historia. Punto de encuentro de las culturas cristiana, musulmana y judía, y con un rico patrimonio de casi todos los estilos (árabe, románico, gótico, mudéjar, renacentista, barroco…).
Otra alternativa es conocer un Toledo más verde, más cercano a la naturaleza… es lo que ofrece la Senda Ecológica del Tajo.

Senda Ecológica del Tajo

Esta senda bordea la ciudad siguiendo el curso del río Tajo y nos permite contemplar Toledo desde otro ángulo.
Además de disfrutar de bonitos paisajes con una vegetación de ribera, animados por patos, gansos, cormoranes… También admirar construcciones como el Puente de S. Martín, el Puente de Alcántara, antiguas construcciones hidráulicas, la Casa del Diamantista

Cómo es la Senda Ecológica del Tajo

La senda discurre entre el puente de S. Martín y el de Alcántara, pudiendo iniciarla indistintamente desde uno u otro.

Son 5km. de ida y vuelta, con la posibilidad de volver por el paseo de la carretera de circunvalación, para recoger unas bonitas imágenes de la monumental ciudad sobre el meandro del río Tajo.

Es un recorrido de dificultad baja que cuenta con zonas acondicionadas para comer y descansar.

Recorrido recomendable para los meses de primavera y otoño.

Río Tajo por Toledo
Bordeando el río por La Senda del Tajo
Ánade Real en el río Tajo
Ánade real
Cormoranes en el río Tajo
Cormoranes
Aves en el río Tajo
Garceta

Qué ver por la senda ecológica del Tajo

1. Puente de S. Martín

De gran belleza tanto por el elemento constructivo en si, como por el entorno natural y el conjunto de monumentos cercanos.

Se construyó en el siglo XIV, sustituyendo a un puente de barcas, posteriormente se levantaron en los extremos los torreones defensivos.

El puente de S. Martín une la zona de Los Cigarrales con S. Juan de los Reyes.

Fue declarado Monumento Nacional en el año 1921.

Leyenda Puente de San Martín

Una placa en el torreón menciona la leyenda de la mujer del alarife.

Cuentan que el maestro constructor del puente se dio cuenta de que había realizado erróneamente los cálculos de pesos y estructuras cuando el puente se encontraba a medio construir.

El buen arquitecto había buscado todo tipo de soluciones al problema pues sabía que cuando quitaran las sujeciones del arco central se derrumbaría. Como no encontraba fórmula alguna para solventar el error, una noche su mujer incendió el puente poniendo así a salvo la honra de su marido.

Puente de San Martín en Toledo
 Puente de S. Martín  al fondo, en lo alto, S. Juan de los Reyes
Puente de San Martín y Los Cigarrales
Puente de S. Martín y Los Cigarrales
Torreón del puente de San Martín
Detalle del vano en el torreón del Puente de S. Martín
Puente de San Martín en Toledo
Fachada del torreón exterior. Puerta con arcos de herradura

2. Casa del diamantista
 

Siguiendo la Senda Ecológica del Tajo llegamos a la Casa del diamantista, residencia de Jose Navarro, uno de los mejores orfebres de España en el siglo XIX.

Leyenda de la Casa del diamantista

Cuenta la leyenda que este orfebre tuvo el encargo de hacer la corona de la futura reina de España Isabel II.
El pobre hombre se sentía muy presionado por la responsabilidad de tan real encargo y no acertaba a dibujar el boceto que tenía en mente. Pasaba las noches en vela y por la mañana era incapaz de trabajar.
Una noche, descubrió a unos duendecillos de colores que subían del río y dibujaban la corona tal y como el la había imaginado.
A la noche siguiente, los duendecillos volvieron a subir y empezaron a tallar las piedras. Y así noche tras noche. Hasta terminar la bella corona que luciría Isabel II, el día de su coronación como reina de España.
Casa del Diamantista en Toledo
Casa del Diamantista
Río Tajo en Toledo
Río Tajo. Al fondo el castillo de San Servando

3. Puente de Alcántara

De origen romano, aunque debido a las guerras, conquistas, reconquistas y al trasiego de gentes y carruajes (ya que durante siglos fue la entrada principal a la ciudad) sufrió muchos desperfectos por lo que tuvo que ser reconstruido en varias ocasiones.
En la reconstrucción del siglo X, el tercer arco del puente queda reducido a un portillo con arco de herradura.
Junto a este puente quedan los restos del acueducto romano.
El Puente de Alcántara fue declarado Monumento Nacional en 1921
Puente de Alcántara en Toledo
Puente de Alcántara y ruinas del acueducto romano
Alcázar y murallas de Toledo
Alcázar, murallas y restos del acueducto romano

Fin de la senda

Nuestro recorrido por la Senda Ecológica del Tajo finalizó en el Puente de Alcántara.

Se puede volver al inicio por el mismo recorrido o cruzar el puente y tomar el paseo de la carretera de circunvalación. Para llevarse de souvenir estas estupendas imágenes:

Vista de Toledo y el río Tajo
Toledo. Vistas desde la carretera de circunvalación
Panorámica del río Tajo y Toledo desde la carretera de circunvalación

Toledo, Patrimonio de la Humanidad

La Ciudad Histórica de Toledo se levanta sobre un peñón, que es abrazado por un amplio meandro del río Tajo.
Está inscrita desde 1986 en la Lista Oficial de Bienes Patrimonio de la Humanidad dentro de los «Bienes Culturales» por:
1. Su conjunto histórico considerado el más amplio de España.
2. Por conservar obras maestras de los S. XV y XVI
3. Por su influencia en la historia, tanto en la época visigótica como en el Renacimiento.
4. Por aportar un testimonio excepcional sobre varias civilizaciones desaparecidas: romana, visigótica, la civilización del Emirato de Córdoba, judía y de la Edad Media cristiana.