Qué ver y hacer en Formentera

 Camino lento, no te apresures, que el único lugar a donde tienes que llegar es a ti mismo.

José Ortega y Gasset

Formentera, la isla inolvidable

Viajar en modo camino lento es posible en Formentera. Es más, es un imprescindible para ser participe de todas las bondades con las que la Madre Naturaleza ha dotado a la pequeña isla.

Formentera sin prisas. Para vivir un amanecer entre mares de sal, una ruta verde en bicicleta, una playa de agua cristalina, un guiso de pescado, un molino del siglo XVIII, un paraíso protegido como Parque Natural, un concierto al atardecer en un faro de película o una puesta de sol con Es Vedrá, el dragón dormido, de fondo.

Dónde está Formentera

En el archipiélago Balear, siendo la más meridional de las islas.

Junto con Ibiza, conforman las denominadas islas Pitiusas. Separada una de otra por el estrecho de Es Freus, con varios islotes entre ellas.

Entre la punta más meridional de Ibiza y la isla de Espalmador (Formentera) hay una distancia de 6 km aproximadamente.

Qué ver y hacer en Formentera

  1. La Savina
  2. Parque Natural de las Salinas: lago de Pudent y lago de Peix
  3. Es Pujols
  4. Sant Ferran de ses Roquetes
  5. Sant Francesc Xavier
  6. Es Caló de Sant Agustí
  7. El Pilar de la Mola


1. LA SAVINA

La Savina será el primer contacto que tengamos con Formentera, pues es en su puerto donde desembarca el ferry.

Antes de atracar, las vistas desde el barco serán un anticipo a las atractivas particularidades de la isla: las largas playas de arena blanca, las tonalidades celestes y turquesas del agua, los bosques de pinos y sabinas, las salinas…

En el mismo puerto de La Savina podemos alquilar el vehículo preferido para desplazarnos: coche, moto o bicicleta. También visitar la Oficina de Turismo donde solicitar información y algún mapa de la isla.

Nosotros embarcamos nuestro coche, además alquilamos unas bicicletas que nos permitieron recorrer parte de la isla por las rutas verdes y llegar a calas inaccesibles con otro medio.

Puerto

Evidentemente, el puerto marca el carácter de esta población.

Se creó a finales del siglo XIX con el fin de dar un cobijo alternativo a las embarcaciones del Estany de Peix. Con el tiempo fue clave para permitir la exportación de la sal.

La segunda mitad del siglo XX supone un periodo de grandes cambios. Formentera evoluciona de una economía de autosuficiencia a un avance del sector servicios, cuyo pilar principal será el turismo.

Así, el puerto de La Savina se convierte en el punto neurálgico de la isla, siendo la única puerta de entrada de pasajeros y mercancías, con los cambios económicos, sociales y culturales que esto supone.

Otros

El hostal La Savina es una muestra de esta transformación hacia el sector turístico. Puede presumir de ser uno de los primeros alojamientos que tuvo la isla.

Lo encontraremos en la avenida Mediterránea junto al restaurante Café del Mar, otro establecimiento con encanto y muy apropiado para ver las puestas de sol.

Qué ver y hacer en Formentera

Playa de Ses Illetes
Playa de Ses Illetes desde el ferry
Faro de isla de Espardell
Faro de Pou. Llegando al puerto de La Savina


2. PARQUE NATURAL DE LAS SALINAS

El Parque Natural de las Salinas se extiende por el sur de la isla Ibiza y norte de Formentera ocupando también el espacio marítimo. Un total de 16.000 hectáreas, de las cuales 13.000 son marinas.

Abarca los dos humedales: Estany del Peix y Estany Pudent. Así como la península d´es Trucadors donde se encuentran las paradisíacas playas de ses Illetes y Llevant.

El espacio marino incluye el estrecho de Es Freus, con sus islotes. Entre ellos el de Espalmador con su faro, torre y laguna interior.

Para conocer con más detalle el Parque Natural de las Salinas, es recomendable visitar el Centro de Interpretación Can Marroig. 

Flora

Destacan las praderas de Posidonia Oceánica, una planta marina que cumple la función de oxigenar y filtrar el agua, (a ellas se les debe esos colores turquesas y la transparencia). Además, son refugio de numerosas especies marinas.

En tierra predominan los pinos mediterráneos y las sabinas junto a la vegetación característica de los sistemas dunares y lagunar.

Fauna

Han sido censadas unas 210 especies de aves, dominando las poblaciones de aves acuáticas y marinas: flamenco, garza  real, garcetas, cigüeñuelas, chorlitejo partinegro, gaviota de Audouin…

Según la temporada, coincidiendo con la migración de las aves, será posible avistar unas u otras. Si es seguro, que veamos a la lagartija endémica de las Pitiusas (Podarcis pityusensis) en cualquier momento del año.

Playas

Están consideradas como las playas más paradisíacas del archipiélago Balear. Llamadas también el «Caribe español». Son las playas de: ses Illetes, Levante y Cavall d’en Borras.

Al estar en un espacio protegido, su acceso es limitado. En épocas estivales se aconseja no llegar más tarde de las 11 horas.

La entrada está regulada, siendo gratuita para residentes, personas con movilidad reducida, vehículos eléctricos, peatones y bicicletas.

Imprescindible en la visita a la isla son las puestas de sol desde la playas de ses Illetes y Cavall d’en Borràs; el sol se esconde junto al dragón dormido de Es Vedrá.

Es Trucadors
Es Trucadors
Playa de Ses Illetes. Formentera
Playa de Ses Illetes
Playa de Ses Illetes
Ses Illetes
Playa de Levante en Formentera
Playa de Levante
Cigüeñuela en Formentera
Cigüeñuela
Garceta en Formentera
Garceta
Garceta pescando
Atrapando la presa
Águila pescadora en el Parque Natural de las Sabinas
Águila Pescadora
Garza Real en Formentera
Garza Real

Estany Pudent

Entre las poblaciones de La Savina y Es Pujols se extiende esta atractiva laguna. Interesante por su valor paisajístico, por ser hábitat de numerosas especies de aves y por el valor histórico-cultural de las salinas.

Las Salinas de Formentera fueron explotadas desde la antigüedad. Probablemente, la actividad se iniciara en época de los fenicios (como en Ibiza). Fue continuada y mejorada por las siguientes civilizaciones: cartagineses, romanos y musulmanes. Las que hoy contemplamos corresponden a la etapa comprendida entre los siglos XVIII y XX.

Un paseo a pie o en bicicleta por la ruta verde que recorre el estany, es la mejor opción para apreciar estas particularidades. Si es posible al amanecer, pues a esas horas los rayos del sol dejan unos tonos cálidos y rosáceos sobre las salinas.

En la ruta vimos garzas, cigüeñuelas, cormoranes, chorlitejos patinegros, ánade azulón, lavanderas…

Por supuesto, no está permitido el baño en esta laguna.

Amanecer en las salinas de Formentera
Amanecer en el estany Pudent

Amanecer en el estany PudentAmanecer en el estany de PudentAmanecer en el estany PudentAmanecer en las salinas de Formentera

En bicicleta por Formentera
En bicicleta por la laguna de Pudent
Laguna de Pudent en Formentera
Estany de Pudent
Antigua construcción de la actividad salinera
Vestigio de la actividad salinera
Salinas de Formentera
Mares de sal

Mares de sal en Formentera

Estany des Peix

Su nombre «laguna de peces» ya nos advertía de la característica principal de este lago y por los embarcaderos intuimos su aprovechamiento para pesca y fondeo.

Efectivamente. Nos confirmaron que antes de la llegada del turismo, el Estany de Peix tuvo un papel importante en la economía de autoabastecimiento de la isla.

Otra característica de esta laguna es que se comunica con el mar. Lo hace por un estrecho llamado Sa Boca. En la zona más occidental del estrecho se encuentra la Punta de Sa Pedrera y calo de s´Oli con sus pintorescos varaderos de madera.

En este estanque vimos un aguilucho lagunero, además de gaviotas, garzas, cormoranes.

Y está permitido el baño.

Estany de Peix
Varadero en el estany de Peix
En bicicleta por el estany de Peix
En bicicleta por el Estany de Peix

Qué ver en el estany de Peix en Formentera

Caló de s'Oli en Formentera
Caló de s’ Oli
Embarcaderos en caló de s'Oli. Formentera
Embarcaderos en caló de s’Oli


3. ES PUJOLS

La pequeña población de Es Pujols fue creciendo con el turismo hasta convertirse en el principal centro turístico de la isla. Aquí encontraremos la mayor oferta en alojamientos, restaurantes, bares de copas, tiendas…

En las proximidades podemos visitar: torre de Sa Punta Prima y sepulcro megalítico de Ca na Costa.

Torre de Sa Punta Prima

Con esta visita nos llevamos dos en uno: paisaje y patrimonio histórico. Pues esta torre defensiva (la mejor conservada de las cinco que tiene la isla) se sitúa en un impresionante paisaje de acantilados, con cortados paralelos y escalonados.

Las torres defensivas de Formentera se levantaron en el siglo XVIII, en un intento de repoblar la isla.

Ubicadas en los puntos más estratégicos, su principal función era vigilar la costa para proteger a la población de las incursiones piratas.

Torre Sa Punta Prima en Formentera
Torre Sa Punta Prima
Acantilados de Punta Prima Formentera
Acantilados de Punta Prima

Sepulcro megalítico de Ca na Costa

En un hermoso paraje, con el estany Pudent de fondo, quedan los restos de esta construcción megalítica de uso funerario.

Data de la edad del Bronce. Probablemente, utilizado entre el 2000 y el 1600 a.C. En el panel de información indican que es el conjunto funerario más antiguo de las islas baleares.

Conjunto megalítico Ca na Costa en Formentera

Playas

En Es Pujols se puede disfrutar de su playa urbana de aguas claras y limpias. Además cuenta con los característicos varaderos.

Más alejada del centro urbano está la playa de sa Roqueta.


4. SANT FERRAN DE SES ROQUES

A Sant Ferran de ses Roques no se le da gran valor turístico cuando en realidad tiene su encanto.

Un paseo por el centro histórico nos acercará al pasado hippie de la isla.

Junto a la iglesia, se mantiene activa la Fonda Pepe, alojamiento elegido por bohemios y artistas que visitaban la isla en los años setenta.

Los mercados artesanales y la música en las noches de verano rememoran el carácter libre y festivo de la localidad en épocas pasadas.

La sencilla iglesia, construida en el siglo XIX, está declarada Bien de Interés Cultural.

En las proximidades podemos visitar: la cala en Baster con sus pintorescos varaderos, situada en un recodo entre acantilados y con vistas hasta la punta de sa Creu.

Iglesia de Sant Ferran de Ses Roques en Formentera


5. SANT FRANCESC XAVIER

Sant Francesc Xavier es la capital de Formentera, por lo tanto aquí se localizan los principales servicios y administraciones públicas.

Patrimonio histórico, monumental y cultural tampoco falta. Además en un ambiente tranquilo y agradable que invita a degustar con calma tan bella población, donde se palpa la esencia de los pueblos mediterráneos.

Podemos visitar de su patrimonio:

  • Iglesia dedicada a Sant Francesc Xavier. Fue construida en el siglo XVIII con doble finalidad: templo cristiano y fortaleza defensiva. Con el objetivo de proteger el alma y el cuerpo de los formenteranos. Sus elementos arquitectónicos son los propios de las fortalezas, entre ellos los muros gruesos y ciegos.
  • Fossar Vell. Cementerio viejo con una interesante restauración.
  • Capilla de sa Tanca Vella. Pequeño templo construido en los siglo XIII-XIV. Se deja de utilizar en el siglo XVIII, pues tras la repoblación se traslada el culto a la iglesia de Sant Francesc.
  • Museo Etnográfico. Un paseo por la historia de la isla a través de vestuario, útiles, mobiliario, fotografías…
  • Una antigua panadería, históricas fondas, simpáticos cafés, tiendas, boutiques… en el centro histórico, marcan el carácter de esta localidad.

En las proximidades podemos visitar: molins de Sa Miranda, Centro de Interpretación Can Marroig, torre la Gavina, cala Pedrera, cala Saona, Faro de Barbaria y torre des Garroveret.

Iglesia de San Francisco Javier en Formentera
Iglesia-fortaleza de Sant Francesc Xavier
Capilla de Sa Tanca Vella en Formentera
Capilla de sa Tanca Vella
Museo Etnográfico de Formentera
Museo Etnográfico
Casas bonitas en Formentera
Paz y amor
Casas bonitas en Formentera
Alojamientos con solera

Centro de Interpretación del Parque Natural de las Salinas. Can Marroig

Se ubica en un paisaje agreste y solitario, al que llegamos en bicicleta desde la Savina, rodeando el estany de Peix.

El centro cuenta con varias salas destinadas a informar de la extensión, fauna, flora y recursos del Parque. Una de estas salas simula un descenso al fondo del mar.

Concienciar sobre la conservación del valioso patrimonio natural y cultural.del Parque Natural de las Salinas es el objetivo principal de este espacio.

Can Marroig en Formentera

Torre la Gavina

Continuamos en bicicleta hasta llegar a otra de las torres defensivas que defendían la costa.

Una vez más, nos sorprendió el paraje por sus abruptos cortados y sus vistas.

Torre la Gavina

Calas de Sa Pedrera

Pero antes de llegar a torre Gavina hicimos una parada para disfrutar de las preciosas y solitarias calas que hay entre la punta de sa Pedrera y cala Saona.

Una costa escarpada, extraña y curiosa por los cortes rectos en las rocas, producto de la cantera que aquí hubo en su día.

Su espectacular fondo marino, con una enorme riqueza y extensas praderas de posidonias, es muy apropiado para la práctica snorkel.

Cala Sa Pedrera en Formentera

Cala Saona

Tras los baños y la práctica de snorkel, continuamos la ruta en bicicleta hasta Cala Saona. La única playa de arena de la costa occidental de Formentera.

Una cala muy frecuentada en verano, pero que no impide apreciar sus encantos: aguas turquesas que contrastan con las paredes rojizas de los acantilados, entorno cubierto de pinos y sabinas, varaderos…

En este escenario, es un extra el momento de la puesta de sol.

Puesta de sol en cala Saona
Puesta de sol en Cala Saona
En bicicleta a Cala Saona
En bicicleta a Cala Saona

Faro de Barbaria

El colofón al recorrido por la costa occidental fue el cabo de Barbaria.

Uno de los lugares más sensacionales de la isla, pues al paisaje lunar se le une la panorámica infinita de mar, el faro homónimo y el boquete en el suelo que lleva a la Cova Forada. 

Situado sobre un acantilado a 100 m s.n.m., en el punto más meridional de las islas baleares, es el enclave mágico donde contemplar tanto el sol naciendo como escondiéndose en el mar.

Y tras la puesta de sol, cuando todo el mundo sale en estampida hacia los coches, viene lo mejor: la noche. Sin más extras que el cielo estrellado y el haz de luz del faro. Un momento especial, de película.

Faro de Barbaria en Formentera

Faro de Barbaria con estrellas


6. ES CALÓ DE SANT AGUSTÍ

Esta pequeña y tranquila localidad tiene como atractivo su costa, con sus aguas cristalinas y sus tradicionales varaderos, quizá los más destacados de la isla.

Una costa exquisita con el nombre de Ses Platgetes, donde una sucesión de pequeñas calas de arena fina y blanca se cobijan entre zonas rocosas.

En las proximidades podemos visitar: las ruinas del castillo romano de Can Blai y la calzada romana, en un espectacular paraje.

A poco más de un kilómetro están las playas del otro lado del itsmo: des Arenals, des Copinar y la famosa caló des Morts. En la misma linea costera queda otra paradisíaca playa: Migjorn.

Varaderos de es Caló
Varaderos en es Caló

Varaderos de es Caló

Calzada romana de Formentera
Calzada romana
Aguas cristalinas en las playas de Formentera
Agua cristalina en la playa de Migjorn
Playa des Arenals en la puesta de sol
Playa des Arenals con la puesta de sol

7. EL PILAR DE LA MOLA

La meseta de la Mola, denominado por muchos «una isla dentro de una isla», cuenta con una única población: El Pilar de la Mola.

Llegar hasta este enclave tiene sus alicientes.

  • Lo primero que nos encontraremos será el mirador, (en la misma carretera) donde contemplar la lengua de tierra y las dos costas.
  • Continuamos con los paisajes que alternan bosques de pinos y sabinas con campos de viñedos.
  • Ya  en la localidad nos espera la iglesia del Pilar del siglo XVIII.

Pero esto no es todo.

En las proximidades se puede visitar un molino harinero del siglo XVIII y el faro de la Mola.

El molin Vell de la Mola es uno de los más antiguos, de los siete que tuvo Formentera. Y probablemente el mejor conservado, pues su interior conserva la maquinaria completa.

Faro de la Mola

Como punto final, la guinda del pastel: el faro de la Mola.

Si adoro los faros, éste me gusta especialmente. Los motivos son varios: 1. el edificio del faro con su sensacional balcón. 2. Los espectaculares acantilados donde está ubicado. 3. Las inmensas vistas.  4. El museo que acoge.

Interesante y muy recomendable la visita al museo del faro para que el viaje a la isla no quede en una visión actual y nos vayamos conociendo más de su historia, cultura, tradiciones, economía, forma de vida…

Y sobre todo, escuchar los valiosos testimonios de los habitantes de Formentera que vivieron la trasformación de la isla con la llegada del turismo.

Conocer su historia es el primer paso para amar a tan afortunada isla.

Mirador de la Mola
Mirador de la Mola
Molino Vejo de la Mola en Formentera
Molin Vell de la Mola
Faro de la Mola en Formentera
Museo del faro de la Mola
Faro de la Mola
Faro de la Mola

Cómo es Formentera

La isla habitada más pequeña del archipiélago Balear tiene una superficie total de 83,20 km cuadrados.

Un relieve prácticamente plano, con dos elevaciones: una al suroeste, en el cabo de Barbaria, y otra al este, en la meseta de La Mola. Formando unos acantilados de más de 100m de altura.

Estos dos promontorios están unidos por un itsmo, cuya parte más estrecha sólo tiene 1,5 km de ancho.

Cuenta con un monumento natural: el Parque Natural de las Salinas. Donde se extienden sus dos grandes lagunas de agua salada: el Estany de Peix y el Estany Pudent.

Completan su admirable apariencia los bosques mediterráneos, donde predominan los pinos y sabinas; los sistemas dunares; las largas playas de arena; los acantilados con sus calas rocosas… Sin olvidar los vestigios que relatan su historia, tradiciones y cultura.

Cómo llegar a Formentera

Sólo es posible por mar. Bien en barco privado o en ferry.

Los ferris parten de diferentes puntos de Ibiza. También del puerto de Dénia, en los meses de verano.


   Dónde comer en Formentera

En este viaje a Formentera, una formenterana nos elaboró una lista con los mejores restaurantes de la isla, según su opinión.

No dudamos en utilizarla y resultó un acierto. Quedamos muy agradecidos por su excelente recomendación.

Estos fueron:

En La Savina: Café del Mar y Hostal-restaurante La Savina.

Es Pujols: Restaurante Capri.

Es Caló de Sant Agustí: Restaurante Can Rafalet y restaurante Caló de Sant Agustí.

Sant Francesc Xavier: Restaurante Can Simonet.

Sant Ferran de ses Roques: Restaurante Can Forn.

Playa Migjorn: Restaurante Vogamarí.

Recomiendan reservar, por lo menos en los meses estivales.

Mis platos favoritos fueron: los arroces, el pescado salvaje y el calamar a la bruta. Los postres: la greixonera y el flaó.

Dónde comer en Formentera
Calamar a la bruta
Greixonera en Formentera
Greixonera

Puesta de sol en ses Illetes Formentera

Nos despedimos con un

¡Hasta pronto Formentera!


Otras entradas de las islas Pitiusas:

Qué ver en Ibiza

Qué ver en la Dalt Vila (Ibiza)