Parque Nacional del Teide. Qué ver

Llegamos ante él en nuestra primera tarde y en el mismo instante empezamos a rendirle culto, con la veneración de los guanches. Pues además, alzando la vista por encima de su verde copa, allá entre las nubes, se erguía sobre el mundo el Padre Teide.

La senda del drago. José Luis Sampedro

El Teide, el coloso dormido

Es difícil llegar hasta el Parque Nacional de las Cañadas del Teide y no rendirle culto al volcán dormido.

Tal es la magia de los paisajes magmáticos, dominados por la imponente silueta del volcán, que estremece caminar por sus faldas de lava.

Conmueve pensar que tenemos a nuestros pies toda la vida geológica del Padre Teide, culto de los guanches y guardián de todos los rincones tinerfeños.

El volcán del Teide, con una altura de 3718 m. sobre el nivel del mar, es el pico más alto de España. Y ocupa el puesto número 3 entre los volcanes más altos del mundo.

Parque Nacional de las Cañadas del Teide

El volcán se encuentra en la parte más alta de la isla de Tenerife, dentro del Parque Nacional de las Cañadas el Teide.

El parque obtuvo este reconocimiento en 1954, para proteger su singularidad volcánica y biológica. Tiene una extensión es de casi 19.000 hectáreas.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2007.

Motivos para sustentar tales títulos no faltan. Pues, además de contar con el pico más alto de España, es considerado uno de los lugares del mundo con los paisajes volcánicos más ricos, diversos y espectaculares.

A esto hay que añadirle su riqueza en fauna y flora, con una gran cantidad de endemismos canarios y exclusivos del parque.

Sin olvidar el valor histórico de este paraje, venerado y admirado desde la época de los aborígenes guanches.

Origen de las Cañadas del Teide

Existen muchas controversias sobre el origen.

Parece ser que la hipótesis que cobra más fuerza es la del deslizamiento geológico desde el norte de la isla hacia el mar. Esto dio lugar a la depresión de las Cañadas del Teide, de las que surgieron los volcanes del Teide (3718 metros) y Pico Viejo (3.135 metros).

El desplazamiento sucedió hace 160.000 años. El volcán se empezó a formar hace 120.000

En 1798 se produjo la que fuera última gran erupción dentro de los límites del Parque.

El pico del Teide
Teide
Volcán Pico Viejo
Pico Viejo

Leyenda del Teide

Cuenta la leyenda que Guayota secuestró al dios Sol y lo encerró en el interior del volcán. Quedando la isla en un total oscuridad.

Los guanches pidieron ayuda a Achamán, dios supremo. Éste consiguió derrotar a Guayota y poner fin al cautiverio del Sol. Guayota fue encerrado en el volcán que quedó completamente sellado.

Qué ver en el Parque Nacional del Teide

La visita puede comenzar en el Centro de Visitantes el Portillo, donde tomar información del parque: origen, formación, historia, fauna, flora, rutas….

1. Paisajes del Teide

De camino hacía la estación del teleférico, que nos subiría a la falda del Teide, fuimos admirando los diferentes y singulares paisajes del Parque.

Este acceso a Las Cañadas del Teide es un auténtico paseo geológico, por paisajes que hacen dudar si estás en Marte o en la luna.

Empezamos con mares de pinos y nubes traídos por los vientos alisios. Continuamos por un terreno de pequeñas rocas en color ocre.

Después, la imágenes se tornaron en color ceniza. Para pasar al escenario de rojos y granates, cerca del volcán del Teide.

Los colores de la lava indican su antigüedad. Así las rojas son las que más tiempo han tenido para oxidarse. Por el contrario, las oscuras son las más recientes.

Mares de nubes y pinos en Tenerife

Mares de nubes y pinos en el TeidePaisajes del TeidePaisajes volcánicos en TenerifeCarretera del TeidePaisajes del Teide

2. Subida al Teide

Se puede hace a pie o en el teleférico. Nosotros elegimos esta segunda opción. Subimos en teleférico hasta la estación de la Rambleta, ubicada a una altura de 3558 m.s.n.m. A tan sólo 160 m. de la cima del volcán.

Una vez en la Rambleta, salen dos rutas libres y una tercera (la que sube a la cima) con reserva previa.

Enlace compra entradas teleférico del Teide

Rutas por la falda del Teide

  • Mirador Pico Viejo.

Una sencilla ruta (700 m. de longitud) que parte desde la Rambleta y lleva hasta el mirador del volcán Pico Viejo. Si el tiempo lo permite, se pueden divisar las islas de La Gomera, La Palma y el Hierro. También pudimos ver fumarolas, que nos recordaron que el volcán no está muerto.

  • Mirador la Fortaleza.

Otra ruta fácil (400 m. de longitud) que también se inicia en la Rambleta. Con vista a los risco de la Fortaleza y el norte de la isla.

  • Telesforo Bravo.

Para realizar esta ruta es necesario permiso especial. Es un sendero que asciende hasta la cima del volcán. Dificultad alta.

Cráter Pico Viejo
Cráter del volcán Pico Viejo
Teleférico del Teide
Sombra del teleférico y paisajes del Teide

Yoga en el TeideVolcán del Teide

Rutas por el volcán del Teide

3. Roques de García

Si el Teide es el emblema de Tenerife, los Roques de García son la estampa más veces impresa. apreciada y depreciada.

Durante años, la imagen de estos roques con el Teide de fondo formó parte del reverso del billete de mil pesetas.

Los Roques de García son unas enormes formaciones rocosas formadas por la acumulación de diferentes capas de materiales, que antes de erosionarse formaban el muro de separación de dos calderas.

La erosión ha dado lugar unos roques de caprichosas formas: el Roque Cinchado, La Catedral, la Cascada, el Burro…

El más llamativo es el Roque Cinchado, por su aspecto, como si estuviese encintado (de ahí el nombre), y por sus capas de diferentes colores. Desde la antigüedad se le ha considerado un monumento natural singular y ha sido muy preciado.

La puesta del sol sobre el llano de Ucanca y con el roque de la Catedral fue mágica.

Roques de Garcia al atardecer

Billete de mil pesetas con los Roques de GarcíaRoque Cinchado

Puesta de sol en el Roque la Catedral del Teide
La Catedral y llanos de Ucanca
Llanos de Ucanca
Llanos de Ucanca

.