Port Lligat (Gerona)

«El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar escenas extraordinarias en medio de un desierto vacío. El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar pacientemente una pera rodeado de los tumultos de la historia».

Salvador Dalí

Port Lligat, refugio daliano

Una de las calas del término municipal de Cadaqués que más turistas recibe es Port Lligat.
Port Lligat es un minúsculo pueblo de pescadores situado en una bahía resguardada del mar Mediterráneo por una pequeña isla (Isla de Portlligat).
Esta orografía fue la apropiada para que pescadores lo utilizasen como puerto natural y construyeran en su costa barracas para vivir.

Salvador Dalí

La mágica belleza y la tranquilidad de esta bahía atrajo a Salvador Dalí. En los años 30 compró una de estas barracas y se instaló junto a su mujer Gala.
La luz, el sosegado mar, las sugerentes rocas y la soledad de esta cala inspiraban al artista. Era aquí donde más a gusto vivía y trabajaba.
Esta bahía ha quedado plasmada en numerosos cuadros, esculturas, escritos y grabaciones.
«La Madonna de Port Lligat», «Port Lligat al atardecer», «La persistencia de la memoria», «Cristo de S.Juan de la Cruz»… son algunos de esos cuadros.
La pequeña vivienda inicial se fue ampliando con otras casitas que el pintor fue adquiriendo. Actualmente albergan la Casa-Museo de Salvador Dalí.
Isla de Port Lligat
Casa museo de Salvador Dalí en Port-Lligat
Casa-Museo Salvador Dalí
Museo de Dalí en Port-Lligat
Port Lligat
Esculturas de cabezas y huevos en el museo de Dalí
Esculturas de huevos y cabezas en los tejados de la casa de Salvador Dalí
Estuve en Port Lligat hace muchos años, (cuando todavía no era muy conocido y en una fecha de poco turismo) y me pareció un lugar mágico.
No sé si por la tranquilidad de sus aguas y del entorno, su ubicación alejada de otras poblaciones, la forma de la bahía con la isla en el centro, las cuatro casitas de pescadores, sus barquitas… no sé, imagino que sería por todas y cada una de estas cosas.
Me encantó.
He vuelto, ahora que recibe más turistas, y aunque ya no es la misma percepción, me sigue pareciendo un lugar con mucho encanto.