Ruta por la Costa Brava del Alto Ampurdán (Gerona)

«»Quizás porque mi niñez
sigue jugando en tu playa.
Y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor
llevo tu luz y tu olor
por dondequiera que vaya…»

Mediterráneo. Joan Manuel Serrat

Alto Ampurdán, con sabor mediterráneo

La provincia de Gerona se compone de ocho comarcas, una de estas comarcas es el Alto Ampurdán.
Limita al norte con los Pirineos orientales y la región francesa de Languedoc-Rosellón (territorio de la antigua Cataluña Carolingia). Al este con el Mediterráneo y al sur con el Bajo Ampurdán, el Gironés, Pla de Estany y la Garrocha.
 
La costa de esta comarca está formada por largas playas de arena como las de Ampurias, Ampuriabrava y la bahía de Rosas
Por salvajes y coquetas calas. Sin llegar a ser tan abruptas, ni con tanta vegetación como las vecinas del Bajo Ampurdán, salvo las del Cabo de Creus.
En el interior, se alzan antiguos pueblos de agricultores, que han ido creciendo al abrigo de los Pirineos, rodeados de viñas y árboles frutales. Pueblos que ofrecen una tosca y a la vez seductora belleza.
Pueblos del Alto Ampurdán
Pueblos del Alto Ampurdán
Qué ver en la Costa Brava y el Alto Ampurdán

1. Ampurias

El primer pueblo costero del Alto Ampurdán es La Escala (L’Escala). La zona de pesca más importante de todo el litoral y con un pintoresco puerto.
El término municipal alberga el yacimiento arqueológico de Ampurias, enclavado en un bonito entorno a orillas del mar.
Podemos pasar un interesante día de playa rodeados de restos de antiguas civilizaciones greco-romanas. Y, entre baño y baño, visitar las ruinas y el museo.

Historia de Ampurias

Entre los siglos VII y II a. C. se construyeron en esta zona costera tres asentamientos: la ciudad vieja, la ciudad nueva y la ciudad romana.

La ciudad vieja 

Fue fundada por un grupo de griegos procedentes de Focea en el 600 a. C. como puerto comercial. Se construyó en lo que entonces era una pequeña  isla frente a la costa, donde hoy se asienta la minúscula aldea amurallada de San Martín de Ampurias.

Ciudad nueva 

Llamada por los griegos Emporion (lugar de comercio), fue una ampliación de la colonia hacia el 550 a. C.
Las excavaciones han encontrado varios templos, entre ellos el de Asclepeio (dios de la salud), restos del ágora y mosaicos.

Ciudad romana

Fue construida por los romanos en el S. II a. C. Desde aquí iniciaron la conquista de la península. Se hallaba en la colina, detrás de la ciudad griega y  las excavaciones dejan ver dos villas y un foro.

Ampurias cristiana

Ya en el siglo IV de nuestra era, surgió el primer poblado cristiano. En el siglo IX, estas tierras acogieron un asentamiento visigodo que sería destruido por piratas normandos. En la Edad Media el poblado fue abandonado, excepto San Martín de Ampurias.
Ágora de la ciudad griega-Ampurias
Ágora de la ciudad nueva griega. (Al fondo el edificio del museo)
La Stoa en la ciudad griega de Ampurias
La Stoá. Edificio porticado destinado a actividades comerciales y sociales
Muelle helenístico en la playa de Ampurias
Muelle helenístico del S. I a. C en la playa Moll Grec de Ampurias
Playas de Ampurias. La Escala-Gerona
Playas de Ampurias. Al fondo  La Escala

San Martín de Ampurias

El poblado medieval de S. Martín de Ampurias, donde se fundó la primera colonia griega, también merece una visita.
En él, podemos ver los restos del castillo y la iglesia de S. Martín.
La iglesia de S. Martín fue construida a principios del S. XVI sobre un templo del S. IX dedicado a Sant Martí de Tours. En su interior se conservan dos mesas de altar, una de finales del S.IV y otra prerrománica.

Iglesia de San Martín de Ampurias
Iglesia de San Martin de Ampurias ( S. XVI)
Iglesia de San Martín de Ampurias-Gerona
Iglesia S. Martin de Ampurias
Ruinas del castillo de Ampurias
Ruinas del castillo de S. Martín de Ampurias
Entrada al recinto fortificado de San Martín de Ampurias
Entrada del recinto amurallado de S. Martín de Ampurias

2. S. Pére Pescador

Continuando la ruta por la costa, hacia el norte, pasamos por  S. Pére Pescador.

Pueblo a orillas del río Fluviá, entre el mar y campos de cultivos.

Junto a este pueblo está el  Parque Natural de Aiguamolls, formado por estanques y prados inundables con abundante fauna sobre todo ornitológica.

3. Ampuriabrava

Rodeada por el Parque Natural de las Marismas del Ampurdán, es la marina residencial más grande de Europa, con 25 km. de canales navegables.
Uno de los destinos turísticos de primer orden de Europa, elegido por alemanes, franceses, holandeses y rusos. Los alemanes son el grupo más numerosos de propietarios en esta Venecia española.
Aunque para mí, no es uno de los sitios imprescindibles que haya que visitar en esta zona. Se queda en curioso.
Canales de Ampuriabrava-Gerona

4.Rosas

La bahía de Rosas tiene una de las playas más grandes de la Costa Brava. Un acogedor centro histórico donde se concentra el comercio en pequeñas tiendas de artesanía, ropa, recuerdos…
Y la interesante Ciudadella, antigua fortificación que encerraba el primitivo pueblo de Rosas.

La Ciudadella de Rosas

El origen de este recinto está unido al origen de la ciudad de Rosas.
Los primeros pobladores fueron los griegos en el S.IV a. C,.
Dos siglos después llegarían los romanos, que la convirtieron en uno de los puntos más importantes de comercio en el Mediterráneo.
A principios de la Edad Media fue ocupada por los visigodos. Poco después por los árabes, pasando finalmente a formar parte de la Corona de Aragón.
Es en el siglo XVI, cuando Carlos I manda construir la fortificación (ciudadella). El objetivo era defender la villa, que había tomado mucha importancia como centro comercial, del ataque de piratas sarracenos y franceses.
Tras finalizar la Guerra de la Independencia, el ejército francés deja la ciudadella inutilizable para fines militares.
Actualmente, el recinto alberga el Museo de la Ciudadela de Rosas y conserva ruinas de las diferentes civilizaciones que poblaron la villa.
Ciudadela de Rosas

Cabo de Creus

Saliendo del golfo de Rosas, podemos empezar a disfrutar del paisaje abrupto y rocoso del Cabo de Creus (Cap de Creus). Fuente de inspiración para escritores y pintores.
La primera cala a la que llegamos es Cala Canyelles, antes de doblar Punta Falconera y todavía en el municipio de Rosas.
Otra cala bonita es Cala Montjoi, con sus aguas tranquilas y abundante vegetación (más conocida por el restaurante de Ferrán Adriá, El Bulli).

Y entre Rosas y Cala Montjoi se encuentra el dolmen de la Creu d´en Cobertella, monumento megalítico más grande de Cataluña. Con una antigüedad de entre 3.500 y 3.000 años a.C.

5. Cadaqués

Entre los cabos de Norfeu y Creus, en un entorno de abundante vegetación mediterránea y con el mar de fondo, nos encontramos con  la inconfundible silueta que forman las casas blancas de pescadores coronadas por la bella iglesia de Sta. María.

La exquisita belleza de Cadaqués, con sus calles empedradas, el sabor marinero y sus coquetas calas, ha sido el motivo por el que muchos artistas y románticos han elegido este lugar como fuente de inspiración para sus obras.
Salvador Dalí, Pablo Picasso, Joan Miró, Marcel Duchamp y otros artistas han dejado sus huellas en Cadaqués.
Paseando por sus estrechas calles, podemos apreciar el carácter bohemio que continúa atrayendo a pintores y creadores de todo el mundo.
Cadaqués tuvo su origen en el medievo y estaba rodeado por una muralla de la que sólo se conserva un baluarte, actualmente integrado en el edificio del ayuntamiento.

Iglesia de Sta. María

Pero el edificio más representativo de Cadaqués es la iglesia de Sta. Maria.
Destruido el primitivo templo por el pirata turco Barbarroja, en el ataque a la villa de 1543, se inician las obras de reconstrucción con el dinero que los pescadores aportaban para este fin.
La iglesia de Sta. María es de un estilo gótico tardío. Aunque la nave más cercana al frontis es del siglo XVII y la llamada Capella Fonda es de los siglos XVII-XIX.
Cadaqués
   Cadaqués
Puesta de sol en Cadaqués
Cala de Cadaqués-Gerona
Cala de Cadaqués
Cadaqués, uno de los pueblos más bonitos de Cataluña, es la esencia del Mediterráneo.

6. Port-Lligat

«El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar escenas extraordinarias en medio de un desierto vacío. El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar pacientemente una pera rodeado de los tumultos de la historia».

Salvador Dalí

Barcas de pescadores
Barquitas de pescadores en Portlligat
Una de las calas del término municipal de Cadaqués que más turistas recibe es Port Lligat.
Port Lligat es un minúsculo pueblo de pescadores situado en una bahía. Al resguardo del mar Mediterráneo por una pequeña isla: la isla de Portlligat.
Esta orografía fue la apropiada para que pescadores lo utilizasen como puerto natural. Y levantaron barracas para vivir.

Casa-Museo de Salvador Dalí

La mágica belleza y la tranquilidad de esta bahía atrajo a Salvador Dalí. En los años 30 compró una de estas barracas y se instaló junto a su mujer Gala.
La luz, el sosegado mar, las sugerentes rocas y la soledad de esta cala inspiraban al artista. Era aquí donde más a gusto vivía y trabajaba.
Esta bahía ha quedado plasmada en numerosos cuadros, esculturas, escritos y grabaciones. «La Madonna de Port Lligat», «Port Lligat al atardecer», «La persistencia de la memoria», «Cristo de S.Juan de la Cruz»… son algunos de esos cuadros.
La pequeña vivienda inicial, se fue ampliando con otras casitas que el pintor fue adquiriendo y actualmente albergan la Casa-Museo de Salvador Dalí.
Isla de Port Lligat-Gerona
Isla de Port Lligat
Casa-Museo de Salvador Dalí-Gerona
Casa-Museo Salvador Dalí
Port Lligat-Gerona
Port Lligat

7. Monasterio-fortaleza de Sant Pere de Rodes

El monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes está situado sobre el golfo de Port de la Selva en la ladera de la montaña de Verdera, en la sierra de Rodes. 
Aparte de la belleza arquitectónica que guarda el Monasterio de Sant Pere de Rodes, merece la pena acercarse a este lugar, aunque sólo sea por contemplar las espectaculares vistas sobre el Cabo de Creus.

Leyenda

La leyenda cuenta que tres monjes romanos llegaron a este lugar buscando dónde esconder la cabeza y el brazo derecho de S. Pedro Apóstol.
Lo escondieron en una cueva y allí construirían la primera iglesia, dedicada a S. Pedro de la montaña de Rodes.
Realmente, el origen del Monasterio de Sant Pere de Rodes está lleno de misterios y leyendas.
Se cree que se pudo originar a partir de un grupo de monjes anacoretas que vivían repartidos por estos parajes llenos de cuevas de difícil acceso. Evolucionarían del eremitismo al cenobismo, levantarían una primera iglesia y el posterior monasterio.

Historia

Hay documentos que confirman su existencia desde el año 878.
Entre los siglos XV y XVII el Monasterio de Sant Pere de Rodes sufrió daños por causa de las guerras y saqueos de los piratas del Mediterráneo. Finalmente, tuvo que ser abandonado en 1798.
La construcción de su configuración principal se realiza entre los siglos X y XII, adoptando un estilo románico a partir del prerrománico.
Luego, a lo largo de los siglos, se irán ampliando y reformando hasta convertirse en el edificio actual.
De la primera etapa son: la iglesia, el refectorio y el hospital. Entre los siglos X y XI se levanta el claustro primitivo, el campanario y la torre de defensa. Ya en el S. XII, se construye el claustro superior.
A destacar del conjunto constructivo: la iglesia, el campanario y la extraordinaria decoración de sus capiteles.
Monasterio de San Pére de Rodas
Monasterio-fortaleza de San Pere de Rodas-Gerona
Monasterio-fortaleza de Sant Pere de Rodes
Vistas desde el monasterio de San Pere de Rodas
Vistas desde Sant Pere de Rodes.

Santa Helena de Rodes

Cerca del monasterio de Sant Pere de Rodes se encuentra la iglesia prerrománica de Sta. Helena de Rodes.
Es la única construcción que queda del poblado de Sta. Creu de Rodes, abandonado durante la Edad Media por los episodios de peste.
Los habitantes que abandonaron esta población, parece que fueron los fundadores del barrio de la Santa Creu de Mallorca. Donde también existe un templo dedicado a Santa Helena.
Santa Helena de Rodes
Sta. Helena de Rodes

8. Port de la Selva y Llançà

Entre el Port de la Selva y Llança el litoral es recortado pero no tan pronunciado como en el resto de la Costa Brava.
Hay playas de fina arena, playas de cantos rodados, coquetas y escondidas calas… todas ellas en el paisaje espectacular del Cabo de Creus.
Port de la Selva es un antiguo pueblo de pescadores que todavía conserva los encantos de villa marinera, aunque la actividad actual está relacionada con el turismo.
Llança está a 15km. de la frontera con Francia por lo que es un lugar con mucho turismo francés, también alemán y belga. Aunque no deja de ser una zona muy tranquila,
Entre sus bonitas playas y calas de aguas cristalinas están: playa Grifeu, playa del Cros, cala Borró
Port de la Selva-Gerona
Port de la Selva. Gerona
Port de la Selva-Gerona
Calas de Llança

Calas de Llança-Gerona

Calas de Llança-Gerona

Continuando la costa, llegaríamos al último núcleo urbano de la Costa Brava: Portbou.

Pasando la frontera, ya en Francia, el paisaje de Banyuls, Colliure (donde está enterrado Antonio Machado) y Port Vendrés es una continuación a las estampas de nuestra Costa Brava.

9. Peralada

Peralada se levanta sobre el primer poblado amurallado que construyó una tribu ibérica por el año 500 a.C..
A lo largo de la Edad Media es cuando la villa va forjando su carácter hasta convertirse en una importante capital del Alto Ampurdán.
De esta esplendorosa época, la villa de Peralada guarda bonitos detalles, rincones y edificios. Las calles llevan impregnadas este sabor a medievo mezclado con el encanto de los pueblos del Ampurdán.

Castillo de Peralada

El Castillo es una de las construcciones más emblemáticas de la villa. Fue levantado por los vizcondes de Rocaberti en el siglo XIV.
En el siglo XIX es reformado imitando a los castillos franceses.
Actualmente, tiene las funciones de casino.
Pero también hay otros edificios de la época medieval de gran belleza, como el Convento de Sant Doménec con un claustro románico, la iglesia de S. Martí o las murallas.
Peralada es mundialmente conocida por el Festival Internacional de Música del Castillo de Peralada, que se celebra en los meses de verano.
Castillo de Peralada-Gerona

10. Figueras

Teatro Museo Salvador Dalí y torre Galatea
Exterior del Teatro -Museo y la Torre Galatea decorado con panes, huevos y maniquíes.
Hay tres visitas imprescindibles que forman el triángulo Daliano en Gerona:
1. La Casa-Museo de Portlligat
2. El Teatro-Museo de Figueras
3. El Castillo de Gala en Púbol.
El castillo de Gala está en Púbol, un pueblo pequeño y tranquilo en el interior del Bajo Ampurdán. Es un castillo medieval que Dalí compró en estado de ruina. Y donde desfogó toda su creatividad para que su musa lo utilizase como lugar de refugio y descanso (cuentan que también era donde recibía las visitas de sus amantes).
En la comarca del Alt Ampurdán se encuentran la Casa Museo Port Lligat y el Teatro-Museo de Figueras.

Teatro-Museo de Salvador Dalí en Figueras

Considerado como el objeto surrealista más grande del mundo.
El Teatro-Museo de Figueras fue construido sobre un antiguo teatro del siglo XIX, que había sido destruido en la Guerra Civil Española.
En 1970, después de varios años de pleitos y trámites burocráticos, se empiezan las obras de restauración siguiendo las indicaciones de Salvador Dalí.
En el exterior se mantiene el estilo neoclásico del antiguo teatro, adornándolo con huevos, panes y maniquíes. También se agrega una cúpula de metal y látex (bajo esta cúpula, en una cripta, fue enterrado Dalí en 1989).
El Teatro-Museo de Figueras se inauguró en  1974, aunque las obras no habían finalizado. Con unos actos en los que las extravagancias del genio de Figueras no pasaron desapercibidos. Pues quería hacer su aparición bajando con una cuerda desde un helicóptero, pero no fue posible.
Carro naval Salvador Dalí-Teatro museo Figueras
«El carro- naval».
La gran Esther-Teatro Museo Salvador Dalí
La gran Esther, de Ernst Fuchs sobre el Cadillac lluvioso
Retrato Abraham Lincoln en el Teatro Museo de Salvador Dalí
Gala desnuda mirando al mar que a una distancia de 20 metros se convierte en el retrato de Abraham Lincoln (Homenaje a Rothko), 1976
Leda Atómica Salvador Dalí
«Leda Atómica»
Palacio del Viento. Teatro Museo de salvador Dalí
«Palacio del viento»
Salvador Dalí Pintando a Gala
Genio, loco, extravagante, narcisista… A unos nos gusta, a otros no. Pero lo que queda claro, es que fue único y que el legado que dejó es mundialmente conocido.
El Museo-Teatro de Figueras se encuentra entre los museos más visitados del mundo.
Para visitarlo, es recomendable sacar las entradas por internet.