Barcelona. Diagonal y Pedralbes

» El milagro de existir, el instinto de buscar, la fortuna de encontrar, el gusto de conocer…»

Joan Manuel Serrat

Barcelona y sus emblemáticos barrios

Entre 1970 y 1990, la ciudad de Barcelona se fue extendiendo y como resultado fueron apareciendo nuevos barrios.
Al oeste de Barcelona se levantó la zona residencial de Pedralbes.
Un barrio que crece junto a la Avenida Diagonal, donde modernas viviendas, hoteles, centros comerciales, elegantes tiendas y la Ciudad Universitaria conviven con otros edificios más clásicos como el Palacio Real  y el Monasterio de Sta. María de Pedralbes.

Palacio Real de Pedralbes

El Palacio Real era el palacete del conde Eusebi Güell, que en 1919 se lo cedió a la familia real para alojarse en sus visitas a Barcelona.
Después de algunas reformas, la primera visita real que recibe fue la de Alfonso XIII en 1926.
Fue declarado Monumento Nacional en 1931. En 1937 se abrió al público con un Museo de Artes Decorativas y actualmente también alberga el Museo de la Cerámica.
Tiene unos bonitos jardines, fuentes, estanques y un pequeño bosque de bambú.
Detrás de los jardines, en la Avenida de Pedralbes, se encuentra la entrada original a la finca. Cerrada por tres originales puertas de hierro decoradas con un dragón, diseño de Gaudí. En esta entrada, también se encuentran los Pabellones Güell.
Los Pabellones Güell eran la casa de los porteros y los establos. Fueron construidos entre 1884 y 1887 por el protegido del conde Güell, Antonio Gaudí. Tienen estilo oriental con tejados decorados con azulejos que recuerdan el arte mudéjar.
Palacio Real de Pedralbes
palacio Real de Pedralbes
Palacio de Real
Palacio de Pedralbes en Barcelona
Dragón en la puerta de la entrada original a la finca Güell. Diseño de Gaudí

Monasterio de Sta. María de Pedralbes
Cuando cruzas el arco de acceso al conjunto monumental, parece que entras en otra época.
Dejas atrás el asfalto del barrio señorial de Pedrables para pisar sobre una calzada de piedra, y adentrarte en un pequeño espacio de edificios góticos que se mantienen intactos desde su construcción.
Este monasterio fue fundado en 1326 por la reina Elisenda de Montcada para albergar a las monjas clarisas.
Su tumba se encuentra en el muro divisorio entre la iglesia y el claustro; por el lado de la iglesia aparece la escultura yacente de la reina vestida con ropas reales y por el claustro con hábito.
El monasterio fue utilizado por las monjas clarisas desde su fundación en 1326 hasta 1983, que se abre al público.
Lo que permite conocer las dependencias de esta comunidad de religiosas tal y como fueron desde hace siglos.

Lo más sobresaliente del monasterio

Destacan en este bello monasterio, la iglesia, el claustro, la capilla de Sant Miquel, el edificio conocido como «El Conventet» y el museo que contiene numerosas obras de arte y objetos litúrgicos reunidos por las monjas clarisas durante siglos.

El monasterio de Sta. María de Pedralbes estuvo protegido por una muralla de la que sólo se conservan los restos de una de las puertas.
Monasterio de Pedralbes
El Conventet, residencia de los frailes encargados de asistir espiritualmente a las clarisas de Pedralbes

Iglesia del monasterio de Pedralbes

Ábside  de la iglesia de Santa María de Pedralbes
Ábside poligonal con rosetones y vidrieras
Detalles de Santa María de Pedralbes
Puerta de acceso a una vivienda particular en el monasterio

Al otro lado de la Diagonal se encuentra el Camp Nou y el Museo del Fútbol Club Barcelona.

Las Torres Trade, ejemplo del urbanismo más vanguardista de los años 60, también se encuentran a este lado de la Diagonal.

Otros post de Barcelona

Barcelona. Ciutat Vella

Mi Barcelona Favorita

Barcelona Modernista. El Eixample