El Pozo de los Humos. Arribes del Duero (Salamanca)

«Es una de las más hermosas caídas de agua que pueden verse entre aquellos tajos adustos. Divídese la cascada mayor en dos cuerpos debido a un saliente de la roca, y va a perderse en un remanso de donde surge el vapor que ha valido al paraje el nombre de los Humos
Miguel de Unamuno

Cuando el agua se hace Humo

En nuestro viaje por los Arribes del Duero quisimos conocer el Pozo de los Humos. El accidente fluvial que D. Miguel de Unamuno describió como una de las más hermosas caídas de agua.
Descubrimos que realmente estábamos ante uno de los espacios más sensacionales de los Arribes del Duero. Donde el río Uces se precipita por una pared de granito de 50mts. de altura, para terminar en una poza, de la que surge una nube de humo que se extiende por todo el entorno.
El espectáculo del salto del agua viene acompañado de banda sonora. El suave rugido del torrente, en su caída se convierte en un ensordecedor bramido. Choca primero con un saliente de la roca y metros abajo con el remanso de agua.

Dónde está el Pozo de los Humos

Esta espectacular cascada se sitúa en el curso del río Uces (uno de los afluentes del Duero), a su paso por los municipios de Masueco y de Pereña de la Ribera, en el noroeste de la.provincia de Salamanca. En estos dos municipios existen miradores para contemplar el Pozo de los Humos; cada uno en un margen del río por lo que las perspectivas son diferentes aunque  igual de impresionantes.

Mirador de Masueco

En Masueco, una vereda llamada La Roblea nos condujo hasta la parte más alta de la cascada. Allí, unas pasarelas colgantes nos permitieron observar a vista de pájaro, suspendidos en el aire, el vertiginoso descenso del torrente de agua, desde el primer salto hasta el final del cañón.
Vereda la Roblea
Vereda La Roblea
Mirador de Masueco
Visitantes en las pasarelas de madera del mirador de Masueco
Pasarela sobre el Pozo de los Humos
Vertiginosa pasarela sobre el Pozo de los Humos
Mirador del Pozo de los Humos
En vilo…
Salto de agua desde el mirador del Pozo de los Humos
Salto de agua desde la pasarela colgante.
Río Uces en el Pozo de los Humos
Río Uces
Mirador de Masueco. Cascada efecto seda
Cascada del Pozo de los Humos desde el mirador de Masueco

Mirador de Pereña de la Ribera

En Pereña de la Ribera tomamos una senda que nos llevó a otro mirador. Este más natural, sin pasarelas de madera. Nos ofreció unas panorámicas más completas del Pozo de los Humos,  aunque  menos emocionantes.
Salto de agua del Pozo de los Humos
Pozo de los Humos
Mirador de Pereña de la Ribera
Desde el mirador de Pereña de la Ribera
Mirador de Pereña de la Ribera. Impresionante salto de agua del Pozo de los Humos
Pozo de los Humos desde Pereña de la Ribera

Fauna y flora en el Pozo de los Humos

La gran riqueza y diversidad avifaunística de los Arribes del Duero, habitat de muchas especies protegidas, ha llevado a declarar este espacio como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).
La inaccesibilidad a los cortados de los Arribes, proporciona refugio a diversas especies de aves amenazadas y sensible a la presencia humana, es el caso de la cigüeña negra, el águila perdicera, el buitre leonado o el alimoche.
La vida vegetal en este espacio está dominada por encinas y robles acompañados por otras especies como jara pringosa, cantueso, enebros, castaños, olivos, endrinos, escoba rubia y florecillas silvestres. El resultado es un frondoso manto que en primavera mostraba todo su esplendor.
Paisajes del Pozo de los Humos
Paisajes bañados por el río Uces, en el Pozo de los Humos

Abandonamos el Pozo de los Humos recordando las impresiones  de D. Miguel de Unamuno:

«Estaríase uno las horas muertas contemplándola fluir, dejándose ganar el espíritu por la sensación purísima que su constante curso nos produce…»