Qué ver y hacer por Sierra de Muela, Cabo Tiñoso y Roldán. Murcia

He venido a quererte, a que me digas
 tus palabras de mar y de palmeras;
 tus molinos de lienzo que salobres
 me refrescan la sed de tanto tiempo.

Ante ti. Carmen Conde

Un tesoro mediterráneo en la Región de Murcia

Si has llegado hasta este blog es porque estás buscando información sobre qué ver y hacer por la Sierra de la  Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, y alrededores.

Te cuento nuestra experiencia:

Empezaré diciendo que me sorprendió gratamente esta zona de la Región de Murcia. No esperaba encontrar un litoral tan virgen y espectacular.

Un enclave que no ha sufrido la invasión del ladrillo, lo que ha contribuido a mantener su estado salvaje casi intacto. Aspecto que se extiende hasta el mar, dando como resultado uno de los tramos costeros mejor conservados del Mediterráneo peninsular.

Y si te preguntas por qué no ha llegado la devastadora especulación hasta la sierra de Muela, cabo Tiñoso y Roldán, la respuesta está en su pasado militar.  

Cómo es el Espacio Natural Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán

Una extensión de 11.000 hectáreas con las siguientes características:

  • Paisaje abrupto formado por sierras, cortados con fuertes pendientes que se introducen en el mar, pequeñas calas de aguas cristalinas y ramblas.
  • Fondos marinos, considerados unos de los mejores de la costa levantina por la calidad de sus aguas y diversidad de especies. (Un paraíso para los buceadores). Las praderas de posidonias son las autoras del agua limpia y cristalina.
  • Alto valor ecológico y geomorfológico. Cuenta con especies de flora exclusivas de esta zona. En sus cortados rocosos anidan aves rapaces como: búho real, halcón peregrino y el águila perdicera. 
  • Patrimonio cultural y etnográfico: molinos de viento, torres de defensa y baterías militares. Declarados Bien de Interés Cultural.
  •  Declarado ZEPA (Zona de Especia Protección para las Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria)

Dónde está Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán

Se sitúa al sur de la Región de Murcia. Casi todo su territorio está dentro del término municipal de Cartagena, salvo una pequeña parte que se extiende por los municipios de Fuente Álamo y Mazarrón.

Qué ver por Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán   (y algo más)

  1. Espacio Natural de Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán
  2. La Azohía
  3. Isla Plana
  4. Cartagena
  5. Bolnuevo

ESPACIO NATURAL DE SIERRA DE LA MUELA, CABO TIÑOSO Y ROLDÁN


No parecía que una carretera tan deslucida nos iba a llevar hasta unos paisajes tan agraciados.

Con insuperables vistas a la bahía de Cartagena y otras zonas de la Costa Cálida fuimos descubriendo este  tesoro.

Carretera de Cabo Tiñoso en Murcia

Qué ver y qué hacer 

1. Calas vírgenes

Era verano y lo que más apetecía era ir de calas. Conocimos: Cala Abierta, cala Cerrada y cala Salitrona. Pero hay más.

Una opción perfecta para practicar senderismo, baños y snorkel

Cómo llegar a Cala Cerrada

a) Trayecto largo: desde la torre de Santa Elena, en la Azohía, tomando el sendero del GR 92. Unos 12 km de distancia.

b) Trayecto corto: en coche hasta un pequeño aparcamiento (3 ó 4 coches) que encontraremos a la izquierda de la carretera que lleva a la batería de Castillitos. 

Aquí tomamos un sendero, por la umbría de la montaña entre pinos, lentisco, cornicabra y tomillo.

Este sendero nos lleva hasta cala Abierta. Unos metros más y estaremos en la preciosa cala Cerrada.

Sus aguas cristalinas y bien oxigenadas es cobijo de peces de diferentes especies. Por lo que es una buena idea ir preparado para el buceo o snorkel.

Pudimos ver el pez verde, la castañuela, el caramel e incluso estrellas de mar.

El recorrido desde el aparcamiento hasta la cala es de unos 45-50 minutos (no sabría precisar los kilómetros de distancia).

Importante: 1. Respetar y cuidar el entorno. 2. Llevar suficiente agua. 

Cala Cerrada MurciaCala CerradaCala Abierta y Cala CerradaAguas cristalinas de Cala Cerrada

Cómo llegar a Cala Salitrona

La opción más cómoda para llegar a esta playa es dejando el coche en el aparcamiento de la Batería de Castillitos. 

Continuar por una antigua pista que sale de la base militar y baja a las calas.

Un atractivo recorrido de 45 minutos, y hemos llegado.

No olvidar: 1. Ser respetuosos con el entorno. 2. Llevar suficiente agua.

Cómo llegar a Cala Salitrona

2. Rutas  de senderismo

Es lo más idóneo para conocer este maravilloso enclave. Pero el verano no era la estación más adecuada por lo que las únicas rutas que realizamos fueron las ya mencionadas, las que llevan a las calas.

En primavera y otoño esta zona debe ser espectacular para practicar senderismo por sus diferentes rutas.

Senderismo por Cabo Tiñoso

3. Batería de Castillitos

Sorprende encontrar esta construcción abandonada entre tanta naturaleza salvaje.

Aunque cuando llegas no sabes a dónde dirigir la mirada, si a la base militar, al mar azul infinito o a la costa dentada de la bahía de Cartagena. Todo es un espectáculo.

Para los niños es como un parque de atracciones pues se pueden ver diferentes instalaciones dedicadas tanto a defensa como albergar al personal reclutado: garitas, almacenes de pólvora, pabellones, aljibe…

Breve historia de Castillitos

Esta fortificación costera se levantó entre los años 1930 y 1931 para proteger la Base Naval de Cartagena en una época de conflictos mundiales.

Se eligió este abrupto enclave por su estratégica situación: lugar de difícil acceso y con una amplia visibilidad a 250 m.s.n.m.

Fue construido imitando el estilo de los castillos medievales, incluso con torreones y almenas.

Cuenta con dos potentes cañones Vickers-Armstrong, capaces de disparar un proyectil de casi una tonelada a 35 km de distancia.

Estuvo en servicio hasta el año 1994. Ha sido declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C.)

Castillitos en Cabo Tiñoso

Vistas desde la batería de CastillitosCañones Vickers-Armstrong,Cañones Vickers-Armstrong,Pabellones de la batería de Castillitos

Batería de Jorel
Batería de Jorel desde el mirador de Castillitos

4. El Portús

A escasos 10 km de la ciudad de Cartagena se encuentra esta pequeña población atractiva por su ubicación, en una pequeña bahía, y por su bonita playa. 

Si las viviendas estuvieran pintadas en blanco y azul, como lo está la iglesia, sería un lugar de 10, Pero no es así. Aunque no por esto pierde el encanto.

Un promontorio separa la playa de El Portús de la playa la Morena, a la que se accede por la carretera del camping naturista.

Qué hacer por Sierra de Muela, cabo Tiñoso y Roldán


LA AZOHÍA


Pocos lugares quedan en las costas tan familiares y acogedores como La Azohía. Una pequeña población con muchos atractivos, tanto naturales como paisajisticos. 

Cobijado en un extremo de la bahía y a la sombra de la torre defensiva se encuentran sus orígenes: un pequeño barrio de pescadores con su reducido puerto y su blanca iglesia.

A lo largo de la bahía se extienden diferentes urbanizaciones de viviendas a dos alturas. Tan solo rompe la agradecida monotonía una horrible torre de apartamentos.

Qué hacer en La Azohía

Qué ver y qué hacer en La Azohía

1. Mar y playa

Es su mayor atractivo. Un mar de vivas tonalidades azules, de aguas cristalinas y bien oxigenadas donde la vida bulle entre praderas de posidonias, No en vano, está considerado el mejor fondo submarino de la región levantina.

Un auténtico paraíso para los amantes del buceo y, como nosotros, del snorkel. Es por esto que no faltan empresas de buceo y de alquiler de kayak y surf a remo.

Cuenta con varias playas: La Azohía, la Chapineta, San Ginés… Son de arena gruesa y grava. Muy familiares y tranquilas (por lo menos en las fechas que hemos estado, finales de junio).

Emocionantes las puestas de sol. Y es que el sol, el mar, las palmeras y los veleros dan mucho juego.

Playa de la AzohíaBuceo en La AzohíaPuestas de sol en La AzohíaQué ver y hacer en La AzohíaQué ver en La Azohía

2. Conocer una almadraba

La última almadraba del Mediterráneo se  conserva en La Azohía.

Y ¿qué es una almadraba?

Es un sistema de pesca muy antiguo utilizado en el Mediterráneo desde tiempos inmemorables.

Consiste en colocar un laberinto de redes en las zonas de paso de los peces que migran para el desove. 

Las redes pueden estar más de dos meses y son controladas a diario por los pescadores. Cuando estos estiman que es oportuno, hacen la «levantá»; rodean las redes con los barcos y las alzan.

Entonces, seleccionan los peces aptos para el consumo y venta. Concienciados con la conservación de los recursos pesqueros y el consumo responsable, los peces pequeños o especies protegidas vuelven al mar. 

No hay duda que es todo un arte que conjuga tradición milenaria, sostenibilidad, responsabilidad, compromiso y respeto.

Oficio trasmitido de padres a hijos, pues es ya la tercera generación de la familia Paredes que extiende sus redes en la almadraba de La Azohía.

Algunas de la especies que llegan al pequeño puerto tras «la levantá» y criba son: atún, pez limón, melva, caballa, bonito, emperador… Que se pueden adquirir en el mismo puerto (siempre que estés en el momento que llegan los barcos) o ya cocinado en los restaurante de la zona.

Cartel de la Almadraba en La AzohíaQué ver y hacer en La AzohíaPuesta de sol en el puerto de La Azohía

3. Subir a la Torre de Santa Elena

Desde el puerto de La Azohía tomamos una pista que nos llevó hasta la Punta de La Azohía donde se alza a 70 m.s.n.m la torre de Santa Elena.

Fue construida en el siglo XVII, durante el reinado de Felipe II, formando parte de la red de torres defensivas que protegían las costas ante el ataque de los piratas berberiscos.

Este enclave guarda otro atractivo: sus vistas a la pequeña bahía y a las redes de la almandraba. Por lo que es un buen mirador para contemplar la «levantá» de las redes, con las gaviotas revoloteando impacientes por «pescar» algo.

Torre de Santa Elena en La Azohía Vistas a La Azohía 

4. Ruta de iglesia a iglesia

Una atractiva ruta muy apropiada para el verano pues discurre por toda la costa, pudiendo hacer paradas en alguna de sus playas para refrescarse. 

Como su nombre indica, el trayecto une dos iglesias, las de La Azohía e Isla Plana

La zona donde desemboca la rambla del Cañar es muy bonita y exótica. Con mucha vegetación, palmeras e incluso mesas y bancos para hacer un picnic.

Realizar al atardecer tiene encanto añadido. 

Ruta de iglesia a iglesia en La AzohíaQué ver y qué hacer en La AzohíaQué ver y qué hacer en La Azohía

5. Ruta por la rambla del Cañar

Cuando organizamos el viaje no puse mucha atención en esta ruta. Un lugareño fue quien nos lo aconsejó. Hicimos caso y resultó un acierto.

La ruta discurre por la rambla del Cañar, entre los cortados de Cabezo Masajarte y Peñas Blancas. En las paredes de los cortados se abren cuevas y son nidos de diferentes especies de aves.

Su nombre ya nos indicaba que la vegetación dominante serían cañas, pero no imaginábamos que de tanta altura. Además, crecen: adelfas, pinos, eucaliptos, lentisco…

También nos encontramos con un antiguo molino de cubo. 

Y hay más, porque el protagonista principal de esta ruta es el agua: regatos, manantiales y hasta pequeña cascada.

Información de la ruta por la rambla del Cañar

Rambla del cañar en La AzohíaRuta por la rambla del Cañar en La AzohíaCascada de la rambla del Cañar en La Azohía


ISLA PLANA


Compartiendo bahía con La Azohía se encuentra esta pequeña población que tiene entre sus atractivos:

  • Playas
  • Pequeña isla que da nombre a la localidad: Isla Plana
  • Yacimiento arqueológico Los Tinteros
  • Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, con un bonito mirador
  • Baño de la Marrana. Aguas termales descubiertas por casualidad en el siglo XVIII. Según cuenta la tradición, fue una cerda con reúma la que puso sobre la pista la existencia de estas aguas cálidas. El animal iba todos los días a bañarse y se curó de la enfermedad.

Yacimiento romano de Isla Plana
Yacimiento

Baños termales de Isla Plana
Baños termales


CARTAGENA


Cinco colinas resguardan esta joya de la Región de Murcia. Una ciudad muy interesante y no valorada como merece. 

Su dilatada historia, 3.000 años, tiene como resultado una fusión de culturas todavía latente en sus entrañas. En las piedras que alzan la muralla púnica, el teatro romano o el castillo de la Concepción. 

Civilizaciones llegadas por mar, a uno de los puertos más antiguos de la península.

Teatro romano y moderno de Cartagena

Sus orígenes

Cartagena fue fundada hacia el año 227 a. de C. por el general cartaginés Asdrúbal. 

En el transcurso de la Segunda Guerra Púnica fue conquistada por el romano Publio Cornelio Escipión (año 209 a. de C.

La ciudad vivirá su mayor esplendor bajo el dominio romano, entre finales del siglo III a. de C. y principios del II d. C. 

Sus principales fuertes eran: su estratégica situación gracias a su singular topografía (una pequeña península entre el mar y la laguna) y la riqueza minera de su sierra.

Historia resumida de Cartagena
Historia resumida de Cartagena

Qué ver en Cartagena

En esta primera incursión (porque habrá otras) sólo tuvimos tiempo para conocer su pasado romano y poco más.

1. Ascensor Panorámico

Iniciamos nuestra visita ascendiendo al monte de la Concepción en el ascensor panorámico. Por sus cristales apreciamos las atractivas vistas al anfiteatro romano, al puerto…

El ascensor se encuentra en la C/Gisber, junto al punto de información de los monumentos que gestiona la empresa Cartegena Puerto de Culturas: muralla púnica, castillo, museo del teatro, museo-refugio Guerra Civil…

Ascensor panorámico de Cartagena
Vistas desde el ascensor panorámico

2. Anfiteatro romano

Data su construcción del año 70 d.C., probablemente sobre otro más modesto de épocas anteriores.

Siglos después fue aprovechado para levantar sobre él una plaza de toros.

De combates de gladiadores a corridas de toros. Parece que la sangre ha sido desde siempre su destino.

Anfiteatro de Cartagena
Ascensor panorámico y anfiteatro

3. Museo-Refugio de la Guerra Civil

También en la C/ Gisbert se conservan los restos de la historia más reciente: los refugios antiaéreos donde se protegía la población civil durante los bombardeos del bando sublevado.

Cartagena fue duramente atacada pues era base naval de la escuadra republicana. El mayor de los bombardeos se produjo en noviembre del 36, el conocido como «bombardeo de las 4 horas» llevado a cabo por la Legión Cóndor. 

En estas circunstancias hubo necesidad de construir un refugio para proteger a los ciudadanos. Tenia capacidad para cobijar a más de 5.000 personas.

En marzo de 1939 Cartagena es ocupada por el bando sublevado.

No es fácil gestionar las emociones en este lugar. El horror de un gran error.

Museo refugio de la Guerra Civil en Cartagena 

4. Castillo de la Concepción

Fue construido en el s. XIV durante el reinado de Enrique III, con el fin de vigilar el puerto de Cartagena.

Se asienta sobre unas cisternas romanas. En el mismo lugar donde estuvo la alcazaba árabe desde el siglo X al XII. De esta fortaleza árabe se conservan torreones y la literna del castillo que hacia las veces de faro.   

Destaca la torre del homenaje donde se aprecian los sillares y lápidas romanas reutilizadas. 

Además, el castillo acoge un museo para conocer toda la historia de la ciudad.

Maqueta Castillo de la Concepción de Cartagena
Maqueta del castillo de la Concepción

5. Museo del teatro romano

Este museo es un fascinante viaje en el tiempo que culmina en el teatro romano. Diseñado por Rafael Moneo, conduce al visitante desde la plaza del Ayuntamiento hasta las gradas de uno de los monumentos más antiguos de Cartagena.

La entrada se sitúa en el palacio Pascual de Riquelme.

Continúa la visita por el corredor con la Historia del Teatro, donde se exponen las diferentes «vidas» que ha tenido este espacio.

Desde el estado actual, vamos retrocediendo en el tiempo para llegar al barrio de pescadores del s. XVIII, al mercado del siglo V d.C … y finaliza en el teatro. Hemos llegado al siglo I de nuestra era.

Las siguientes salas están destinadas a la arquitectura del teatro y la sociedad  de la época.

Después se accede a un corredor arqueológico bajo la iglesia de Santa María la Vieja.

En este corredor se han integrado los restos arqueológicos de la vivienda romana del siglo II a. C., allí ubicada y oculta durante siglos. Admirable el mosaico en teselas blancas.

Museo teatro romano de Cartagena

Mosaico del teatro romano de Cartagena
Mosaico

6. Teatro romano 

Y concluye la visita al museo con uno de los teatros más grandes de la Hispania romana, con aforo para 7.000 espectadores.

Fue construido a finales del s. I a.C. y estuvo en uso hasta el siglo III, cuando pasó a ser utilizado como mercado.

Durante la dominación bizantina se levantan viviendas aprovechando los elementos constructivos y decorativos del teatro. Éste queda oculto hasta prácticamente nuestros días.

En el siglo XIII se levanta la catedral de Santa María la Vieja, donde también aprovecharon elementos del teatro para su construcción.

El teatro romano de Cartagena es descubierto por casualidad en 1988 con el inicio de unas obras para remodelar el casco histórico. Se derriban unas casas y se descubre esta joya. ¡Menuda sorpresa!

Declarado Bien de Interés Cultural en 1999.

Teatro romano de CartagenaTeatro romano de Cartagena

7. Catedral Vieja

Impresiona las fachadas de la iglesia vieja pues parece un decorado. No por eso, pierde el atractivo de su estilo constructivo. Pues aunque se empezó a construir en el s. XIII se erigió en estilo tardorománico. 

En el siglo XIX se reconstruyó dándole el aspecto neorrománico que actualmente puede apreciarse.

Catedral Vieja de CartagenaQué ver en Cartagena

8. Muralla púnica

De los orígenes cartagineses de la ciudad quedan los restos de esta construcción defensiva (siglo III a.C).

9. Foro romano

Uno de los mayores espacios arqueológicos urbanos de España.

Ha permanecido más de veinte siglos oculto bajo el cerro y el barrio del Molinete, hasta que las excavaciones del año 2008 y 2009 sacan a la luz una interesante parte de la Cartagena romana: un complejo termal (siglo I d.C.) y edificio del atrio (siglo I a.C). donde se celebraban banquetes de carácter religioso.

10. Puerto 

La simiente de Cartagena es su puerto. Desencadenante de la historia, desarrollo, fisonomía y carácter de la ciudad. Puerto de cultura y civilizaciones.

Uno de los mayores puertos comerciales e industriales de España. Y de los más importantes del Mediterráneo, ya desde tiempo de los romanos. 

Puerto de Cartagena       

Queda pendiente para próximas visitas: el Museo Arqueológico, el de Arqueología Subacuática, el Naval, la Casa de la Fortuna, el Fuerte de Navidad, edificios modernistas…


BOLNUEVO

Aunque el objetivo del viaje era el espacio natural Sierra de Muela, cabo Tiñoso y Roldán, avanzamos un poco más por la costa murciana por dos motivos: las calas y las erosiones de Bolnuevo.

1. Erosiones de Bolnuevo

Cuando la naturaleza se pone caprichosa crea parajes tan peculiares y fantásticos como el de las Erosiones o Gredas de Bolnuevo, conocida como «la ciudad encantada».

La gredas es un tipo de arcilla con un porcentaje alto de arena, lo que le proporciona ese color amarillo tan característico.

Este material ha sido esculpido por el viento y el agua, en un proceso lento, de millones de años. Y como resultado este singular Monumento Natural.

Gredas de Bolnuevo

2. Rutas por las calas de Bolnuevo

Dejamos el coche en el aparcamiento de las erosiones de Bolnuevo y continuamos la excursión por las calas de Bolnuevo. (Hay otro aparcamiento más pequeño en la playa de Punta Bela, que es donde se inicia la ruta).

Lo que encontramos fue un verdadero paraíso. Una franja de litoral salvaje, casi intacto que atesora riqueza botánica, geológica y paisajística.

  • Palmito, esparto, tomillo, siempreviva… salpican el terreno terrestre. En el marino son las posidonias, con su valioso aporte a la calidad del agua y cobijo de variadas especies.
  • De geología no entendemos pero sí quedamos fascinados con las formas y tonalidades del terreno.
  • La riqueza del paisaje se compone de calas, playas, cortados, ramblas y la sierra de las Moreras.

Existen diferentes recorridos (azul, amarillo, verde y rojo) para adaptarlo a las ganas y el tiempo que tengamos de andar.

Calas de Bolnuevo

Nosotros recorrimos la costa desde Punta Bela hasta Barranco Ancho. Haciendo paradas en estas bonitas playas: 

Cueva de los Lobos, la primera playa nudista declarada como tal en España, playa Amarilla, playa de la Grúa, cala Leño, cala Desnuda y playa del Barranco Ancho.

Calas de Bolnuevo
En ruta por las calas de Bolnuevo

Rutas por las Calas de Bolnuevo

Calas de Bolnuevo

Cala AmarillaRuta por las calas de Bolnuevo Playas de BolnuevoCala Leño en Bolnuevo Ruta por las calas de Bolnuevo

Y hasta aquí llegó nuestro viaje por esta zona tan atractiva de la Región de Murcia. Nos despedimos con la luna llena rielando el mar.

Playa con luna llena